9.5°SAN LUIS - Jueves 09 de Julio de 2020

9.5°SAN LUIS - Jueves 09 de Julio de 2020

EN VIVO

El remisero que conducía ebrio deberá pagar más de $60.000

Además quedó inhabilitado para manejar durante sesenta días. El auto fue secuestrado.

Por redacción
| 07 de abril de 2018
Venía pisteando como un campeón. El merlino manejaba un Volkswagen que no era de su propiedad. Foto: Chiche Herrera.

Conducir en contra mano por la venida Mitre y con 4,93 de alcohol en sangre, le salió bastante caro a Daniel Sapino, el remisero merlino que sacudió las calles mercedinas el jueves a la mañana. El Tribunal de Faltas estableció que deberá pagar $63.350 por ambas infracciones y estará inhabilitado por sesenta días para manejar.

 

Después del mal momento que Sapino le hizo pasar a los transeúntes y al dueño del auto que manejaba, ya que él no es el propietario del Volkswagen Voyage que funciona como remis en Merlo, ahora tendrá que afrontar las consecuencias.

 

La juez de Faltas, Mónica Fernández, contó que el acta que le realizaron los inspectores al merlino, ingresó al organismo municipal ayer a la mañana, y que el propietario del auto ya fue notificado. “Le dimos a conocer el valor de la multa, que equivale a 8.600 multas (cada una tiene un valor de $7,25). Se hizo un expediente de inmediato y el lunes será enviado al fiscal”, señaló.

 

Fernández comentó que el propietario puede realizar un pago voluntario, en caso contrario, deberán iniciar un proceso comunal para determinar cómo resolverlo. “Lo que sí, el infractor está inhabilitado para conducir”, recalcó. “En cuanto a la multa –explicó- según el artículo diez del Código Municipal de Faltas, el dueño del vehículo es el responsable solidario de abonarla, pero no sabemos si lo hará él o su empleado”, dijo y señaló que el Volkswagen Voyage, continúa secuestrado.

 

Sapino rompió el récord en el alcoholímetro en una ciudad que tiene como norma la tolerancia cero. Aun así, la juez recalcó que a pesar de ser una cifra sumamente alta, “hay muchos conductores que reciben infracciones por tener altos niveles de alcohol. No es la primera vez que se sanciona a una persona porque arrojar más de cuatro puntos en el alcoholímetro”.

 

La funcionaria añadió: “En estos casos, los infractores no reinciden porque toman conciencia, no solo por la cantidad de dinero que deben pagar, sino porque no pueden salir a manejar durante varios días”.

 

Además de desembolsar una gran suma de billetes y quedarse sin poder manejar, los infractores tienen que realizar un curso de capacitación sobre las normas de tránsito. “Deben hacer al menos tres clases de dos horas por semana, durante la mañana. Esta iniciativa se puso en marcha hace muy poco tiempo y ya hay quienes están asistiendo a las clases. Estas herramientas, más los operativos y controles que se realizan permanentemente, son necesarios para lograr una mayor educación”, consideró Fernández.

 

 

Una conducta que se repite

 

Los inspectores deben lidiar con conductores ebrios cada fin de semana. La responsable de Tránsito Municipal, Carolina Anitori, indicó que al menos el diez por ciento de los automovilistas y motociclistas que pasan por los controles, arrojan un test positivo en las pruebas de alcoholemia. Esto se ve reflejado en las informes que comparten semanalmente los integrantes de Control Urbano. En los últimos dos meses, al menos cien personas no pasaron el test. De hecho, en el control que realizaron el fin de semana pasado, hubo 63 infractores.

 

Uno de los casos más difundidos fue el de dos vecinos que, al igual que Sapino, circulaban en contramano por la avenida Mitre con un registro que superaba los 4,50 puntos. Hace dos semanas, un joven también se recibió un acta por conducir con 4,77 de alcohol en sangre.

 

Comentá vos tambien...