15°SAN LUIS - Martes 18 de Enero de 2022

15°SAN LUIS - Martes 18 de Enero de 2022

EN VIVO

Encarcelaron a un hombre por maltratar a su hijastra de 2 años

A Jorge Acevedo también lo procesaron por morder y golpear a un policía para resistir el arresto.

Por redacción
| 09 de abril de 2018
Esa noche. La casa de Acevedo el día del procedimiento, que se dio gracias a un llamado anónimo. Foto: Relaciones Policiales.

"Quién mier… son ustedes para pedirme ver a mi familia, milicos culiad…”, le dijo Jorge Alberto Acevedo a los efectivos que el pasado viernes 23 de marzo fueron a su casa, en Río Gallegos al 50, en la zona oeste de San Luis, a corroborar si allí había algún problema, tal como aseguró la vecina que había llamado a la Policía, alarmada por el griterío. Pero esas palabras, con nulo espíritu de bienvenida, fueron sólo el inicio de un altercado con los uniformados, que finalmente lograron reducirlo y lo llevaron detenido. Días atrás, la jueza Penal 3, Virginia Palacios, lo procesó y ordenó que lo lleven al Penal, por atentado a la autoridad agravado y por lesionar gravemente a su hijastra de dos años y ocho meses. Es que, después de que lo arrestaron, a la criatura le descubrieron moretones en todo el cuerpo. Los investigadores suponen que él la maltrataba y que su pareja, la mamá de la nena, no hacía lo necesario para impedirlo.

 

El llamado que permitió poner a la niña al resguardo fue realizado entre la hora cero y la una de la madrugada de ese viernes. Lo hizo una vecina que escuchó los gritos de dos adultos que discutían y de una criatura que sollozaba.

 

Esta mujer pidió que fuera cuanto antes una patrulla al inquilinato, ya que un hombre –Acevedo– “estaría golpeando a su hijastra de dos años, y en este momento, ella está llorando y pide ayuda”,  según quedó registrado en la carta de llamada al 911.

 

Los agentes fueron y golpearon la puerta. Los atendió Acevedo, quien les confirmó que estaba con su mujer y con sus dos hijastras. De la nada, según declararon los efectivos, el hombre se exaltó, comenzó a vociferar y a increparlos.

 

LEE LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA.

 

Comentá vos tambien...