20°SAN LUIS - Miércoles 23 de Septiembre de 2020

20°SAN LUIS - Miércoles 23 de Septiembre de 2020

EN VIVO

En el colegio del Tibiletti ahora se podrá terminar el secundario

El establecimiento tenía hasta tercer año. Los chicos debían buscar otra escuela y la mayoría no completaba sus estudios. 

Por redacción
| 05 de junio de 2018
Los primeros. Micaela, Saya, Lucía, Yanina, Nicolás, Matías y Matías Brayan estrenarán el cuarto año. Foto: Martín Gómez.

En la Escuela N° 66 "Monseñor Tibiletti", de cada veinte alumnos que concluían el 3° año del secundario (hasta ahí llegaba la formación educativa en ese colegio), apenas tres podían completar sus estudios, pero en otros establecimientos. La causa, según las autoridades, se debe a la estigmatización que sufren por venir de ese barrio conflictivo en cuanto a la inseguridad. Esa cifra alarmante de deserción escolar ya es combatida, porque en la escuela abrieron su 4° año (a medida que avancen los alumnos, inaugurarán los siguientes cursos), y siete chicos iniciaron el ciclo lectivo ayer.

 

Pasadas las 11 de la mañana, se realizó el acto en la "Monseñor Tibiletti", para conmemorar lo que sus docentes y autoridades, consideran un "día histórico". Con el Himno Nacional y discursos, tuvo su parte protocolar. Pero también estuvo el momento afectivo. Muchos chicos iniciaron juntos desde el jardín, pero luego se vieron obligados a separarse y buscar otros rumbos. Ayer se reencontraron, y por eso las maestras del jardín regalaron una foto enmarcada a cada uno de los alumnos, que muestra su primera etapa escolar.

 

"Tengo 15 años y voy a empezar el 4° año en la escuela. Nosotros nos tuvimos que dividir para seguir en otras escuelas, pero ahora que abrieron acá nos vinimos. Estamos más tranquilos por suerte, porque empezamos en esta escuela desde chicos. Nosotros venimos desde el jardín con todos los compañeros", dice Saya Garay. Ella junto a sus compañeros, Matías Brayan Lucero, Matías Lucero, Yanina Lucero, Nicolás Vázquez, Lucía Rosales, y Micaela Ávila estuvieron a la espera durante el primer semestre, para iniciar el año escolar en "su casa".

 

"Hoy es un día histórico para la escuela, soñado por todos. La mayoría de los docentes tenemos más de 20 años en este establecimiento y hacemos un trabajo muy específico, de forma personalizada con las personas y es algo que no se valora, porque quizás hay chicos que salen del 3° año acá, y son abanderados en otras escuelas. Si en esos colegios conocieran cómo iniciaron estos niños en nuestra escuela, las cosas que nosotros hicimos para ayudar a formarlos y moldearlos", indicó Graciela Gatica, la directora de la escuela. Sin embargo, esa situación es para los menos, porque, en general, los chicos quedaban a la deriva.

 

Gatica continuó: "El alumno que salía del 3° año de la escuela, cargaba con el 'apellido' del barrio. Eran estigmatizados, entonces les resultaba muy difícil encontrar lugar en otros colegios. Aparte tenían el problema de la sobreedad, porque por este modo de trabajo de contención que hacemos, los chicos sobrepasaban los años, y no los recibían en ningún lado. El porcentaje de los que salían de tercer año y podían terminar el secundario, era bajísimo, de apenas un 15%".

 

Esta apertura de cursos, no sólo es importante para la escuela, sino también para el barrio Tibiletti, porque ahora todos los niños tendrán la contención necesaria para su formación educativa, y podrán cursar desde el nivel inicial hasta el 6° año del secundario.

 

Esta situación también generó un efecto contagio entre los vecinos, según afirmó la directora del establecimiento. "Por ahora tenemos este grupo de chicos que van a arrancar el 4° año, pero también tenemos a un montón de interesados, que se han alejado hace mucho tiempo, y consultan para ponerse al día con materias que quedaron debiendo. Además tenemos a mucha gente que preguntó para terminar la primaria, muchas mamás incluso".

 

Obviamente que esta situación, también significó una gran alegría para Santiago Blazek, Juan Gómez, Federico Gatica, Andrea Arnau, Carolina Pellegrino, y Karen Momlik, que se incorporaron como docentes. "Tenemos un equipo ideal para trabajar, y deseamos que los que se incorporen, también tengan las mismas condiciones. Nosotros lo hablamos con ellos en varias reuniones, porque sabemos que tampoco es tan sencillo venir aquí, así que tenemos las mejores expectativas. Nuestra orientación es agro y ambiente, y principalmente queremos que nuestros chicos aprendan a cuidar el mundo en el que viven, ya sea como sujetos o transmisores. En ese sentido se incorporan una ingeniera agrónoma, una psicóloga, un periodista, un arquitecto, una profesora de inglés. Son perfiles muy ricos y valiosos", concluyó la autoridad máxima del establecimiento .

 

Comentá vos tambien...