eldiariodelarepublica.com
Nueva Galia: tres menores que hicieron pintadas en un colegio repararon los daños

Escuchá acá la 90.9
X

Nueva Galia: tres menores que hicieron pintadas en un colegio repararon los daños

Realizaron grafitis obscenos y un patrullero los encontró. Les avisaron a sus padres quienes debieron pagar los gastos de pintura y dejar la fachada de la institución en condiciones.

Este miércoles tres adolescentes debieron pintar las paredes del Colegio Nº 438 “Bernardino Rivadavia”, ubicado en Nueva Galia, tras haber realizados grafitis obscenos.

Ocurrió el martes, pero recién se supo este viernes, los tres menores realizaban, con aerosol rojo, pintadas en el patio de la escuela de jornada completa cuando un móvil policial los encontró. Inmediatamente se llamó a los padres para que se llevaran a sus hijos.

Una vez informado el director del colegio, Juan Mallea, decidió llamar a los padres de los adolescentes para discutir sobre lo ocurrido y llegaron a un acuerdo de que juntos, con sus hijos, limpien y pinten el daño causado como lección para los menores.

Ese mismo miércoles realizaron las reparaciones y el colegio volvió a tener sus paredes limpias.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Nueva Galia: tres menores que hicieron pintadas en un colegio repararon los daños

Realizaron grafitis obscenos y un patrullero los encontró. Les avisaron a sus padres quienes debieron pagar los gastos de pintura y dejar la fachada de la institución en condiciones.

Foto: Gentileza Policía de la provincia 

Este miércoles tres adolescentes debieron pintar las paredes del Colegio Nº 438 “Bernardino Rivadavia”, ubicado en Nueva Galia, tras haber realizados grafitis obscenos.

Ocurrió el martes, pero recién se supo este viernes, los tres menores realizaban, con aerosol rojo, pintadas en el patio de la escuela de jornada completa cuando un móvil policial los encontró. Inmediatamente se llamó a los padres para que se llevaran a sus hijos.

Una vez informado el director del colegio, Juan Mallea, decidió llamar a los padres de los adolescentes para discutir sobre lo ocurrido y llegaron a un acuerdo de que juntos, con sus hijos, limpien y pinten el daño causado como lección para los menores.

Ese mismo miércoles realizaron las reparaciones y el colegio volvió a tener sus paredes limpias.

Logín