eldiariodelarepublica.com
Por irregularidades, decomisaron 11 garrafas y 2 tubos en un local

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Por irregularidades, decomisaron 11 garrafas y 2 tubos en un local

Fue en un comercio ubicado en avenida Centenario. Había envases vencidos o que no cumplían con las normas básicas de seguridad.

Defensa del Consumidor comenzó este jueves una serie de controles por el estado de las garrafas que se comercializan en los locales de la ciudad. Iniciaron con una inspección en un negocio ubicado en avenida Centenario y Víctor Tula, que vende a través de la empresa Extra Gas (una distribuidora no oficial, según afirmaron en el programa). Decomisaron once garrafas de diez kilos y dos tubos de 45 kilos que estaban vencidos o que no cumplían con los protocolos de seguridad. En el programa advirtieron que realizarán controles todas las semanas.

Alrededor de las 11, seis inspectores del área que depende del Ministerio de Desarrollo Social arribaron al pequeño local ante la sorpresa de su dueña. Explicaron el procedimiento, pidieron la habilitación municipal (que sí tenían), y empezaron a ver en detalle el estado de los envases de gas.

Los inspectores informaron que en el local había 196 garrafas, además de cuatro tubos de gas. Entre productos vacíos y llenos, superaron los mil kilos que la habilitación municipal permite tener en un negocio como límite máximo. Si se excede, tiene que haber un segundo permiso otorgado por la Secretaría de Energía de la Nación.

"Además detectamos once garrafas de diez kilos que ya habían superado la fecha de expiración, o que estaban sin la chapa en algunos casos. También dos tubos de 45 kilos que están vencidos", afirmó Alberto Montiel Díaz, titular de Defensa del Consumidor, que explicó que los productos decomisados fueron enviados al depósito oficial de YPF.

A pesar de que el funcionario, por su cargo, ve procesos irregulares todos los días, no pudo evitar sentirse sorprendido por la gran cantidad de artículos en falta que había. "Me llamó la atención, pero sobre todo porque es un local que ya lleva diez años. Entonces me sorprende que no cumplan o no hagan cumplir los protocolos de seguridad, porque tienen que tener muy en cuenta que el producto que comercializan, es combustible. Si llega a haber un accidente, puede poner en riesgo a toda una cuadra", indicó el funcionario.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Por irregularidades, decomisaron 11 garrafas y 2 tubos en un local

El primer control. Los inspectores sacaron los productos en falta del local para llevarlos a un depósito. Foto: Alejandro Lorda.

Fue en un comercio ubicado en avenida Centenario. Había envases vencidos o que no cumplían con las normas básicas de seguridad.

Defensa del Consumidor comenzó este jueves una serie de controles por el estado de las garrafas que se comercializan en los locales de la ciudad. Iniciaron con una inspección en un negocio ubicado en avenida Centenario y Víctor Tula, que vende a través de la empresa Extra Gas (una distribuidora no oficial, según afirmaron en el programa). Decomisaron once garrafas de diez kilos y dos tubos de 45 kilos que estaban vencidos o que no cumplían con los protocolos de seguridad. En el programa advirtieron que realizarán controles todas las semanas.

Alrededor de las 11, seis inspectores del área que depende del Ministerio de Desarrollo Social arribaron al pequeño local ante la sorpresa de su dueña. Explicaron el procedimiento, pidieron la habilitación municipal (que sí tenían), y empezaron a ver en detalle el estado de los envases de gas.

Los inspectores informaron que en el local había 196 garrafas, además de cuatro tubos de gas. Entre productos vacíos y llenos, superaron los mil kilos que la habilitación municipal permite tener en un negocio como límite máximo. Si se excede, tiene que haber un segundo permiso otorgado por la Secretaría de Energía de la Nación.

"Además detectamos once garrafas de diez kilos que ya habían superado la fecha de expiración, o que estaban sin la chapa en algunos casos. También dos tubos de 45 kilos que están vencidos", afirmó Alberto Montiel Díaz, titular de Defensa del Consumidor, que explicó que los productos decomisados fueron enviados al depósito oficial de YPF.

A pesar de que el funcionario, por su cargo, ve procesos irregulares todos los días, no pudo evitar sentirse sorprendido por la gran cantidad de artículos en falta que había. "Me llamó la atención, pero sobre todo porque es un local que ya lleva diez años. Entonces me sorprende que no cumplan o no hagan cumplir los protocolos de seguridad, porque tienen que tener muy en cuenta que el producto que comercializan, es combustible. Si llega a haber un accidente, puede poner en riesgo a toda una cuadra", indicó el funcionario.

Logín