eldiariodelarepublica.com
La ciudad eligió la Costanera para recibir a la estación más esperada

Escuchá acá la 90.9
X

La ciudad eligió la Costanera para recibir a la estación más esperada

No solo los estudiantes disfrutaron de la primavera, familias enteras coparon el predio recreativo.

La primavera se sintió fuerte en las inmediaciones del Parque Provincial Costanera, y no fue solo por los 31 grados que acompañaron a los estudiantes en su día: los asadores no tuvieron respiro y entre juegos, bailes y picaditos, los chicos pasaron una tarde calurosa que cerró al ritmo de bandas locales y los parlantes que estallaron de cumbia y rock.

Si bien la mañana estuvo un poco tranquila, después del mediodía los mercedinos comenzaron a adueñarse de los pocos rincones que quedaban al resguarde de los árboles. Candela, Denís, Gimena y Antonella, un grupo de universitarias, contaron que optaron por el parque por la cercanía y la comodidad que ofrecen las instalaciones. "Es la primera vez que venimos todas juntas. Nos gusta la Costanera porque es muy familiar y tranquilo", sostuvo Gimena. Las estudiantes de Obstetricia de la Universidad Nacional de Villa Mercedes (UNViMe), prefirieron llevar platos fríos para el mediodía y unas gaseosas para combatir el calor. "A la noche seguro salimos a bailar", contaron entre risas y miradas cómplices.

Pero los estudiantes no fueron los únicos que se acercaron a celebrar, familias enteras de todos los barrios aprovecharon el sol y rompieron la rutina para descansar, mientras los más pequeños sólo se ocupaban de jugar.

 Julieta y Cintia, dos amigas del complejo 1.000 Viviendas, llegaron con Selena, Joseline y Sergio, tres niños dispuestos a divertirse a lo grande. "Siempre venimos. Este año el parque está re lindo y esperamos tener una linda jornada", dijo Julieta, luego de extender un mantel en el piso, antes de arrancar con el picnic.

Mientras los que buscaban todo lo necesario para prender el fuego, otros hacían tiempo y se prendieron a las competencias deportivas y recreativas que organizó la Subsecretaría Municipal de Deportes. En el playón estuvieron concentradas todas las propuestas: hubo básquet, fútbol-tenis y vóley. "Pensamos actividades para que puedan participar todos, sin distinción de edades. Estamos muy contentos de que la gente pueda pasarla bien", dijo Javier Miranda, jefe del Programa Deporte Recreativo.

 Los más chiquitos también tuvieron protagonismo. La organización montó cuatro grandes peloteros inflables, uno de ellos era una cancha de fútbol-tenis.

 A lo largo del predio, los emprendedores de la ciudad extendieron sus puestos con una variedad de productos alimenticios que iban desde panes rellenos hasta pastelitos, pizzetas, sándwiches, jugos, platos para celíacos y choripanes.

Uno de los aspectos que destacaron los vecinos fue la seguridad. Durante todo el día participaron más de cien efectivos policiales que se encargaron de que la sana diversión estuviera asegurada. El principal Cristian Sobejano, uno de los encargados de cuidar los ingresos al parque, contó que -hasta la siesta- no habían registrado ningún inconveniente. Los policías acompañaron al público hasta el cierre que se extendió un poco más de las 18. 

A su vez, la jefa del Suprograma Gestión de Parques del Departamento Pedernera, Flavia Coria, añadió que también participó personal de la Costanera que se encargó de la seguridad en los portones y los bloques sanitarios. Por otro lado, la Comuna se ocupó de cuidar que todos los puestos de comida, cumplieran con las normas de higiene y bromatología.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La ciudad eligió la Costanera para recibir a la estación más esperada

No solo los estudiantes disfrutaron de la primavera, familias enteras coparon el predio recreativo.

No pararon. La tarde se llenó de ritmo con clases de zumba y competencias en el playón central. Foto: Héctor Portela.

La primavera se sintió fuerte en las inmediaciones del Parque Provincial Costanera, y no fue solo por los 31 grados que acompañaron a los estudiantes en su día: los asadores no tuvieron respiro y entre juegos, bailes y picaditos, los chicos pasaron una tarde calurosa que cerró al ritmo de bandas locales y los parlantes que estallaron de cumbia y rock.

Si bien la mañana estuvo un poco tranquila, después del mediodía los mercedinos comenzaron a adueñarse de los pocos rincones que quedaban al resguarde de los árboles. Candela, Denís, Gimena y Antonella, un grupo de universitarias, contaron que optaron por el parque por la cercanía y la comodidad que ofrecen las instalaciones. "Es la primera vez que venimos todas juntas. Nos gusta la Costanera porque es muy familiar y tranquilo", sostuvo Gimena. Las estudiantes de Obstetricia de la Universidad Nacional de Villa Mercedes (UNViMe), prefirieron llevar platos fríos para el mediodía y unas gaseosas para combatir el calor. "A la noche seguro salimos a bailar", contaron entre risas y miradas cómplices.

Pero los estudiantes no fueron los únicos que se acercaron a celebrar, familias enteras de todos los barrios aprovecharon el sol y rompieron la rutina para descansar, mientras los más pequeños sólo se ocupaban de jugar.

 Julieta y Cintia, dos amigas del complejo 1.000 Viviendas, llegaron con Selena, Joseline y Sergio, tres niños dispuestos a divertirse a lo grande. "Siempre venimos. Este año el parque está re lindo y esperamos tener una linda jornada", dijo Julieta, luego de extender un mantel en el piso, antes de arrancar con el picnic.

Mientras los que buscaban todo lo necesario para prender el fuego, otros hacían tiempo y se prendieron a las competencias deportivas y recreativas que organizó la Subsecretaría Municipal de Deportes. En el playón estuvieron concentradas todas las propuestas: hubo básquet, fútbol-tenis y vóley. "Pensamos actividades para que puedan participar todos, sin distinción de edades. Estamos muy contentos de que la gente pueda pasarla bien", dijo Javier Miranda, jefe del Programa Deporte Recreativo.

 Los más chiquitos también tuvieron protagonismo. La organización montó cuatro grandes peloteros inflables, uno de ellos era una cancha de fútbol-tenis.

 A lo largo del predio, los emprendedores de la ciudad extendieron sus puestos con una variedad de productos alimenticios que iban desde panes rellenos hasta pastelitos, pizzetas, sándwiches, jugos, platos para celíacos y choripanes.

Uno de los aspectos que destacaron los vecinos fue la seguridad. Durante todo el día participaron más de cien efectivos policiales que se encargaron de que la sana diversión estuviera asegurada. El principal Cristian Sobejano, uno de los encargados de cuidar los ingresos al parque, contó que -hasta la siesta- no habían registrado ningún inconveniente. Los policías acompañaron al público hasta el cierre que se extendió un poco más de las 18. 

A su vez, la jefa del Suprograma Gestión de Parques del Departamento Pedernera, Flavia Coria, añadió que también participó personal de la Costanera que se encargó de la seguridad en los portones y los bloques sanitarios. Por otro lado, la Comuna se ocupó de cuidar que todos los puestos de comida, cumplieran con las normas de higiene y bromatología.

Logín