Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Revisarán filmaciones en busca de pistas sobre un robo violento

La Policía tratará de individualizar a dos motochorros que asaltaron y golpearon a un hombre. el asalto ocurrió la mañana del 29 de septiembre en la plaza independencia

La Comisaría 1ª, dependencia que investiga el robo de dos motochorros a un hombre en la plaza Independencia, consiguió los registros de tres cámaras de seguridad de la zona. Según contó la jefa de la dependencia, subcomisario Roxana Correa, las filmaciones serán analizadas por el instructor del sumario para tratar de individualizar a los delincuentes que el 29 de septiembre asaltaron y golpearon con un casco a un hombre causándole lesiones que lo dejaron internado en la terapia intensiva del Hospital San Luis.

Según denunció Rafael Quiroga, su hermano Roberto Luis Quiroga, de 51 años, fue asaltado entre las 7:45 y las 8:30, en la parada de colectivos de la plaza, por calle 9 de Julio, cuando esperaba el transporte para ir hacia su casa.

Rafael señaló que como su hermano se resistió a que le robaran su celular, le pegaron con un casco, primero en la cara y después en la cabeza, por atrás, cuando intentaba escapar. 

Ayer se cumplió una semana de que la víctima está internada en terapia intensiva, con respirador artificial y alimentándose por sonda. 

“Mis hijas entraron a visitarlo y lo vieron bien. Los médicos le han sacado los apósitos que tenía en la garganta y le colocaron una platina para que una arteria no toque el hueso, que era lo que le generaba sangrados. También quieren sacarle el respirador, la sonda y bajarle la medicación; lo bueno es que está estable y no ha levantado fiebre. Si responde bien a esos cambios va a estar en terapia hasta el martes”, contó Rafael. 

La víctima trabaja en el área de Distribución de Payné, la empresa a la cual pertenece El Diario. Según su hermano, los agresores eran dos y al parecer transitaban por 9 de Julio. Piensa que Roberto no se dio cuenta de que iban a asaltarlo porque estaba con los auriculares puestos. Uno de los dos ladrones le exigió que le entregara el celular y como se resistió le golpeó el rostro con un casco. Luego ambos huyeron con el teléfono.

Ensangrentado, Roberto intentó tomarse un taxi pero ninguno paró. Finalmente se tomó un colectivo de la línea A para ir hasta su casa, en el barrio 544 Viviendas. Cuando subió, el chofer le preguntó qué le había pasado y él le contó. Ahora Rafael y la Policía tratan de localizar a ese conductor para ver qué detalles puede aportar a la investigación. 

La víctima llegó a su casa, se limpió y se recostó. Luego fue a lo de una vecina y le contó lo que le había pasado. La hija de la mujer lo acompañó al Hospital del Sur, donde, según su hermano, solo le hicieron una radiografía y lo enviaron de nuevo a su casa.

Al otro día fue a trabajar y lo mismo hizo el resto de la semana. A los días comenzó con malestares y hemorragias en la nariz. El 4 de octubre, cinco días después del asalto, un amigo lo encontró en su casa desvanecido y perdiendo sangre. 

Lo trasladaron de nuevo al Hospital del Sur. Según Rafael, por los tapones que le colocaron allí para detener el sangrado, le quebraron el tabique, que ya estaba muy frágil por el golpe que le había dado el delincuente. 

De allí lo derivaron al Hospital San Luis. Según su hermano, lo atendieron y le colocaron otros tapones en la nariz por la hemorragia y le dijeron que se podía ir a pesar de que Roberto se sentía mal. Se desmayó dos veces y comenzaron a realizarle estudios. Lo internaron en observación y le dieron el alta. 

A los dos días el sangrado volvió y Roberto regresó al hospital, donde primero fue internado en una sala común y luego en terapia intensiva, donde permanece hasta hoy.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Revisarán filmaciones en busca de pistas sobre un robo violento

La Policía tratará de individualizar a dos motochorros que asaltaron y golpearon a un hombre. el asalto ocurrió la mañana del 29 de septiembre en la plaza independencia

Hospital San Luis. La víctima está conectada a un respirador artificial. Foto:Archivo.

La Comisaría 1ª, dependencia que investiga el robo de dos motochorros a un hombre en la plaza Independencia, consiguió los registros de tres cámaras de seguridad de la zona. Según contó la jefa de la dependencia, subcomisario Roxana Correa, las filmaciones serán analizadas por el instructor del sumario para tratar de individualizar a los delincuentes que el 29 de septiembre asaltaron y golpearon con un casco a un hombre causándole lesiones que lo dejaron internado en la terapia intensiva del Hospital San Luis.

Según denunció Rafael Quiroga, su hermano Roberto Luis Quiroga, de 51 años, fue asaltado entre las 7:45 y las 8:30, en la parada de colectivos de la plaza, por calle 9 de Julio, cuando esperaba el transporte para ir hacia su casa.

Rafael señaló que como su hermano se resistió a que le robaran su celular, le pegaron con un casco, primero en la cara y después en la cabeza, por atrás, cuando intentaba escapar. 

Ayer se cumplió una semana de que la víctima está internada en terapia intensiva, con respirador artificial y alimentándose por sonda. 

“Mis hijas entraron a visitarlo y lo vieron bien. Los médicos le han sacado los apósitos que tenía en la garganta y le colocaron una platina para que una arteria no toque el hueso, que era lo que le generaba sangrados. También quieren sacarle el respirador, la sonda y bajarle la medicación; lo bueno es que está estable y no ha levantado fiebre. Si responde bien a esos cambios va a estar en terapia hasta el martes”, contó Rafael. 

La víctima trabaja en el área de Distribución de Payné, la empresa a la cual pertenece El Diario. Según su hermano, los agresores eran dos y al parecer transitaban por 9 de Julio. Piensa que Roberto no se dio cuenta de que iban a asaltarlo porque estaba con los auriculares puestos. Uno de los dos ladrones le exigió que le entregara el celular y como se resistió le golpeó el rostro con un casco. Luego ambos huyeron con el teléfono.

Ensangrentado, Roberto intentó tomarse un taxi pero ninguno paró. Finalmente se tomó un colectivo de la línea A para ir hasta su casa, en el barrio 544 Viviendas. Cuando subió, el chofer le preguntó qué le había pasado y él le contó. Ahora Rafael y la Policía tratan de localizar a ese conductor para ver qué detalles puede aportar a la investigación. 

La víctima llegó a su casa, se limpió y se recostó. Luego fue a lo de una vecina y le contó lo que le había pasado. La hija de la mujer lo acompañó al Hospital del Sur, donde, según su hermano, solo le hicieron una radiografía y lo enviaron de nuevo a su casa.

Al otro día fue a trabajar y lo mismo hizo el resto de la semana. A los días comenzó con malestares y hemorragias en la nariz. El 4 de octubre, cinco días después del asalto, un amigo lo encontró en su casa desvanecido y perdiendo sangre. 

Lo trasladaron de nuevo al Hospital del Sur. Según Rafael, por los tapones que le colocaron allí para detener el sangrado, le quebraron el tabique, que ya estaba muy frágil por el golpe que le había dado el delincuente. 

De allí lo derivaron al Hospital San Luis. Según su hermano, lo atendieron y le colocaron otros tapones en la nariz por la hemorragia y le dijeron que se podía ir a pesar de que Roberto se sentía mal. Se desmayó dos veces y comenzaron a realizarle estudios. Lo internaron en observación y le dieron el alta. 

A los dos días el sangrado volvió y Roberto regresó al hospital, donde primero fue internado en una sala común y luego en terapia intensiva, donde permanece hasta hoy.
 

Logín