Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Córdoba: 29 víctimas de explotación laboral recibirán una reparación económica

Cobrarán salarios por el tiempo que fueron explotadas en una ladrillera.

Las 29 personas que trabajaban en una ladrillera de la provincia de Córdoba, cuyo dueño fue condenado a ocho años de prisión por trata de personas, recibirán salarios por el tiempo que fueron explotadas laboralmente.

Se trata de una reparación económica equivalente a la multiplicación de salarios mínimo vital y móvil por el tiempo que las víctimas fueron explotadas sin acceso a una registración ni derecho a enfermarse, a la obra social, a vacaciones ni a ningún reclamo.

Además, y según la investigación realizada, se determinó que las víctimas trabajaban a destajo durante largas jornadas laborales; con salarios fluctuantes y escasos; y viviendo en el mismo predio, y en condiciones precarias.

 

 

"El abuso de la situación de vulnerabilidad los colocó en la situación de servidumbre", señaló la la jueza de Cámara María Noel Costa que condenó al dueño de la ladrillera.

 Al analizar el caso, la magistrada sostuvo que "resulta evidente la asimetría entre víctimas y victimario, por lo que corresponde al Estado equiparar la desigualdad y procurarle una solución viable para obtener una reparación económica".

Durante la inspección del lugar se encontró a medio centenar de personas trabajando "en condiciones deplorables", entre ellas, cuatro menores de entre 10 y 12 años.

Alrededor de la mitad de los liberados son ciudadanos de Bolivia. Todos laboraban en "negro", sin un horario determinado y por unos 150 pesos por día.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Córdoba: 29 víctimas de explotación laboral recibirán una reparación económica

Cobrarán salarios por el tiempo que fueron explotadas en una ladrillera.

Foto: La Voz.

Las 29 personas que trabajaban en una ladrillera de la provincia de Córdoba, cuyo dueño fue condenado a ocho años de prisión por trata de personas, recibirán salarios por el tiempo que fueron explotadas laboralmente.

Se trata de una reparación económica equivalente a la multiplicación de salarios mínimo vital y móvil por el tiempo que las víctimas fueron explotadas sin acceso a una registración ni derecho a enfermarse, a la obra social, a vacaciones ni a ningún reclamo.

Además, y según la investigación realizada, se determinó que las víctimas trabajaban a destajo durante largas jornadas laborales; con salarios fluctuantes y escasos; y viviendo en el mismo predio, y en condiciones precarias.

 

 

"El abuso de la situación de vulnerabilidad los colocó en la situación de servidumbre", señaló la la jueza de Cámara María Noel Costa que condenó al dueño de la ladrillera.

 Al analizar el caso, la magistrada sostuvo que "resulta evidente la asimetría entre víctimas y victimario, por lo que corresponde al Estado equiparar la desigualdad y procurarle una solución viable para obtener una reparación económica".

Durante la inspección del lugar se encontró a medio centenar de personas trabajando "en condiciones deplorables", entre ellas, cuatro menores de entre 10 y 12 años.

Alrededor de la mitad de los liberados son ciudadanos de Bolivia. Todos laboraban en "negro", sin un horario determinado y por unos 150 pesos por día.

Logín