20°SAN LUIS - Miércoles 23 de Septiembre de 2020

20°SAN LUIS - Miércoles 23 de Septiembre de 2020

EN VIVO

El mundo habla de Greta Thunberg y el cambio climático

Por redacción
| 12 de diciembre de 2019

Conocer de lo que se habla en el mundo, de los intereses que se expresan, las ideas que se debaten y los escenarios futuros que se vislumbran, es entender por dónde pasan las grandes discusiones hoy. Y durante 2019, el mundo habló mucho (y lo sigue haciendo) del cambio climático, y de Greta Thunberg.

 

A tal punto que la revista Time la distinguió con el premio Persona del Año, por su influencia en la lucha contra el cambio climático a lo largo de 2019. La joven activista sueca de 16 años se convirtió así en la mujer más joven de la historia en recibir esta distinción.

 

En poco más de un año, concretamente en agosto de 2018, Thunberg movilizó a todo el mundo en reclamo por el cambio climático y fue cuestionada por empresarios y mandatarios: en las últimas horas reaccionó en su contra el presidente del Brasil, Jair Bolsonaro, quien la tildó de “mocosa”.

 

La activista se convirtió en un fenómeno mundial y así lo demostró en su llegada a Madrid, en la que miles de personas la esperaban, tanto en la estación de Chamartín como en la COP o en la manifestación por el clima del pasado viernes.

 

Time recordó una afirmación del presidente francés Emmanuel Macron, quien afirmó que las actuaciones de Thunberg y de los jóvenes lo ayudaron a “cambiar”.

 

Thunberg, en tanto, continúa hablándole a los líderes del mundo, sobre el cambio climático, e indicó que los países ricos son “los primeros” que tienen que hacer “su parte” en la lucha contra la emergencia climática.

 

La joven sostuvo que la necesidad resulta “ineludible” para que, posteriormente, puedan hacerlo los pobres, ya que en la cuestión del cambio climático “no existe una equidad” entre todas las naciones.

 

“No hay un sentimiento de emergencia entre nuestros líderes, porque si lo hubiera tendrían un cambio su conducta”, subrayó.

 

A la vez, aseveró que en tan solo tres semanas comienza una nueva década que definirá el futuro y afirmó: “Hay esperanza, pero no viene de los gobiernos y de las empresas, viene de la sociedad y de las personas que comienzan a despertar”.

 

“No se trata solo de reducir las emisiones de gases, algo importante, el mayor peligro viene de la inacción de los políticos y de los directivos que pretenden actuar y no hacen nada”, insistió.

 

“Mi mensaje es que los estaremos vigilando. Esto está todo mal, yo no debería estar aquí, debería estar en la escuela al otro lado del océano. Los ojos de todas las generaciones futuras están sobre ustedes. Y si eligen fallarnos, les digo: nunca los perdonaremos”, fueron algunas de las frases de Thunberg a funcionarios de distintos países.

 

Uno que rápidamente recogió el guante fue el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien trató de “mocosa” a Thunberg, molesto porque ella denunció el asesinato de dos indígenas en la Amazonia y lo vinculara a la deforestación ilegal.

 

“Greta ya dijo que los indígenas murieron porque estaban defendiendo la Amazonia. Es impresionante que la prensa le dé espacio a una mocosa como ella, una mocosa”, se indignó el controvertido mandatario brasileño.

 

Thunberg, de 16 años, reaccionó ante la declaración y en la descripción de su perfil de Twitter se identificó como “Pirralha” (“mocosa” en portugués), tal como la calificó Bolsonaro.

 

Es una voz que se eleva en medio de la mediocridad, es una voz que tiene la energía extraordinaria de las nuevas generaciones. Es una voz que puede cambiar conductas, como en el caso de Macron, o exaltar el patoterismo conservador de Bolsonaro.

 

Es la voz de la persona del año. Que habla del cambio climático y que constituye una enorme reserve de esperanza y conciencia para lo que viene. Es una voz que hay que escuchar.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...