eldiariodelarepublica.com
Acosta volvió encendido en GEPU

Escuchá acá la 90.9
X

Acosta volvió encendido en GEPU

Maximiliano Molina

Tras una lesión en su pie izquierdo que lo marginó del equipo al cierre de 2018, el pivote arrancó el año con todo: sumó 61 puntos en los 3 primeros juegos.

El viernes 16 de noviembre  de 2018 había alegría en el "Emilio Perazzo". GEPU le ganó 74-70 a uno de los candidatos de la Región Cuyo: 9 de Julio de Río Tercero. Pero su pivote, Gustavo Acosta (29 años), terminó esa noche con un sabor agridulce en la boca. Feliz por el éxito grupal y porque había convertido 25 puntos pero sumamente preocupado por un dolor en su pie izquierdo.

El propio protagonista así lo recordó, "había arrancado muy bien la temporada. Y en ese partido se me cayó sentado un rival encima del pie. Una semana después jugué un partido más, ante Junín, pero lo hice rengo. No podía. Tenía una pequeña fisura en el cuboides del pie izquierdo".

Esa lesión lo obligó a perderse los últimos cuatro juegos de 2018 (un triunfo como local y tres derrotas en condición de visitante). "Fue lo más inteligente haberme parado para recuperarme bien. Fue fundamental para arrancar bien este año. Hice una buena pretemporada y hoy estoy al 100%", acotó Gustavo, de extensa trayectoria en el ascenso del básquetbol argentino. 

Antes de volver a San Luis para jugar en el "Lobo" esta temporada, vistió las camisetas de 9 de Julio de Río Tercero, Brown de San Vicente (Santa Fe), El Chorrillero, San Isidro de San Francisco, Fusión GEPU-Sociedad Española, Banda Norte de Río Cuarto, Argentino de Pergamino y Huracán de Trelew.

 

— Empezaste muy bien el 2019 en lo personal y además el equipo ganó dos de los tres partidos disputados hasta el momento. 

— Siempre es importante que el equipo gane porque eso da confianza. Se genera otro ambiente para trabajar en la semana. Estás más tranquilo. Y en lo personal, es lindo tener buenos números y aportar en lo grupal.

 

— Se vienen cuatro partidos en La Pampa. ¿Cuántos triunfos harían falta para sacar un balance satisfactorio de esta doble gira?

— Todos los partidos de visitante son durísimos. Cuando falta mucho para la gira, como nos pasó este último fin de semana que no tuvimos partidos, hacés un análisis más global y decís 'estaría bueno traerse tres o dos triunfos'. Pero a medida que te acercas al primer partido, solo pensás en ese juego. Te olvidás del resto, solo hay que estar metido en el compromiso del viernes ante All Boys. Después se verá.

 

— Aún no enfrentaron a All Boys en este torneo, ¿qué saben? 

— Hace años atrás era más difícil porque no había tantas referencias. Ahora hay videos, muchas cosas que te permiten tener una idea general con respecto al próximo rival. Será difícil, como cada equipo de la Región.

 

— ¿Sos de mirar la tabla de posiciones y sacar cuentas?

— No soy de mirar la tabla hasta fines de febrero, principios de marzo en donde se define la fase regular. Creo que estamos bien y tener la posibilidad de pelear el tercer o cuarto puesto es una motivación especial. El torneo nos costó al principio porque era un grupo nuevo y costó ensamblarse. En el básquet necesitas saber de memoria que hace tu compañero. Pero poco a poco lo vamos logrando. Tenemos buenas expectativas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Acosta volvió encendido en GEPU

Tras una lesión en su pie izquierdo que lo marginó del equipo al cierre de 2018, el pivote arrancó el año con todo: sumó 61 puntos en los 3 primeros juegos.

Acosta encara hacia adelante con convicción. Foto: Leandro Cruciani.

El viernes 16 de noviembre  de 2018 había alegría en el "Emilio Perazzo". GEPU le ganó 74-70 a uno de los candidatos de la Región Cuyo: 9 de Julio de Río Tercero. Pero su pivote, Gustavo Acosta (29 años), terminó esa noche con un sabor agridulce en la boca. Feliz por el éxito grupal y porque había convertido 25 puntos pero sumamente preocupado por un dolor en su pie izquierdo.

El propio protagonista así lo recordó, "había arrancado muy bien la temporada. Y en ese partido se me cayó sentado un rival encima del pie. Una semana después jugué un partido más, ante Junín, pero lo hice rengo. No podía. Tenía una pequeña fisura en el cuboides del pie izquierdo".

Esa lesión lo obligó a perderse los últimos cuatro juegos de 2018 (un triunfo como local y tres derrotas en condición de visitante). "Fue lo más inteligente haberme parado para recuperarme bien. Fue fundamental para arrancar bien este año. Hice una buena pretemporada y hoy estoy al 100%", acotó Gustavo, de extensa trayectoria en el ascenso del básquetbol argentino. 

Antes de volver a San Luis para jugar en el "Lobo" esta temporada, vistió las camisetas de 9 de Julio de Río Tercero, Brown de San Vicente (Santa Fe), El Chorrillero, San Isidro de San Francisco, Fusión GEPU-Sociedad Española, Banda Norte de Río Cuarto, Argentino de Pergamino y Huracán de Trelew.

 

— Empezaste muy bien el 2019 en lo personal y además el equipo ganó dos de los tres partidos disputados hasta el momento. 

— Siempre es importante que el equipo gane porque eso da confianza. Se genera otro ambiente para trabajar en la semana. Estás más tranquilo. Y en lo personal, es lindo tener buenos números y aportar en lo grupal.

 

— Se vienen cuatro partidos en La Pampa. ¿Cuántos triunfos harían falta para sacar un balance satisfactorio de esta doble gira?

— Todos los partidos de visitante son durísimos. Cuando falta mucho para la gira, como nos pasó este último fin de semana que no tuvimos partidos, hacés un análisis más global y decís 'estaría bueno traerse tres o dos triunfos'. Pero a medida que te acercas al primer partido, solo pensás en ese juego. Te olvidás del resto, solo hay que estar metido en el compromiso del viernes ante All Boys. Después se verá.

 

— Aún no enfrentaron a All Boys en este torneo, ¿qué saben? 

— Hace años atrás era más difícil porque no había tantas referencias. Ahora hay videos, muchas cosas que te permiten tener una idea general con respecto al próximo rival. Será difícil, como cada equipo de la Región.

 

— ¿Sos de mirar la tabla de posiciones y sacar cuentas?

— No soy de mirar la tabla hasta fines de febrero, principios de marzo en donde se define la fase regular. Creo que estamos bien y tener la posibilidad de pelear el tercer o cuarto puesto es una motivación especial. El torneo nos costó al principio porque era un grupo nuevo y costó ensamblarse. En el básquet necesitas saber de memoria que hace tu compañero. Pero poco a poco lo vamos logrando. Tenemos buenas expectativas.

Logín