18.4°SAN LUIS - Martes 11 de Mayo de 2021

18.4°SAN LUIS - Martes 11 de Mayo de 2021

EN VIVO

En tan solo dos meses, la carne aumentó un 50 por ciento

 Pequeños negocios del rubro aseguran que las ventas disminuyeron. Y, en algunos casos, tuvieron que despedir empleados.

Por redacción
| 22 de febrero de 2019
Ajustes. Los puntanos cambian el hábito de consumo y compran cortes mucho más económicos, como hígado o carne molida. Foto: El Diario.

 

Los puntanos, a la hora de ir a la carnicería, llevan lo justo y necesario, ya que en los últimos dos meses los productos aumentaron hasta un 50 por ciento. Los trabajadores del rubro aseguran que las ventas han disminuido notablemente y remarcaron que todos los días deben cambiar los precios de la cartelera. Además, confirmaron que para la semana que viene esperan otra suba. El incremento no solo se produce en San Luis, sino que también se replica a nivel nacional. 
El comienzo de año para las carnicerías, sin dudas, no fue el mejor. Según Enrique Di Genaro, encargado de "Pascual Súper", el consumo en su local —entre enero y febrero— bajó cerca del 50 por ciento. Asimismo, destacó que el kilo de la mayoría de los cortes pasó a costar más de 280 pesos. "La gente trata de arreglárselas porque no le alcanza. Hoy eligen los más económicos, por ejemplo, carne molida, paleta o aguja parrillera, que oscilan en 190 pesos", expresó preocupado e indicó que la mercadería en dos meses subió un 50 por ciento. 
Resaltó que la conducta de los consumidores a la hora de comprar cambió. "Algunos piden 50 pesos, dos bifes o una costeleta. Vienen con el dinero justo; ni pensar en el asado del domingo. Antes, por 500 pesos podías comer, hoy necesitas 1.200 pesos como mínimo", manifestó Di Genaro, quien precisó que una media res les cuesta alrededor de 15 mil pesos. 
"Se nos hace difícil juntar el dinero para poder abastecernos de mercadería. Todo se paga de contado. Tenemos algunas cuentas corrientes y también se complica, porque en dos meses tuvimos aumentos del 25 por ciento y nos vemos obligados a aguantar 30 días para cobrar. Se hace imposible", expresó el encargado. 
Según Di Genaro, no colocan los precios en las pizarras porque todos los días los deben cambiar. "Permanentemente los borramos y colocamos nuevos. Aumenta el dólar, sube la nafta, flete e impuestos. Esperamos que la situación se estabilice", manifestó.
Algo no muy distinto sucede en el "Frigorífico Lafinur"; su dueño, Martín Jaime, contó que se vio obligado a despedir a un empleado debido a la mala situación económica que atraviesa. "Mi hijo trabaja en la caja y mi suegra me ayuda. No lo pude tener más", dijo. Además, indicó que el aumento de la carne ha sido paulatino. "Desde el 1º de enero hasta hoy, subió un 50 por ciento. No sabemos qué pasara mañana. Vivimos el día a día", destacó.
"La mayoría de las venta son de 50, 60 o 70 pesos. La gente paga con los justo. Con el comienzo de las clases, salen los cortes económicos, como el hígado o alitas de pollo. Hace dos años tengo el negocio, trabajo también con restaurantes que es lo que me permite poder seguir en carrera", expresó Jaime, quien anticipó que mañana (por este viernes) aumenta el pollo. "Hoy pagué el cajón a 1.250 pesos y mañana saldrá 1.300. No se puede consumir nada", manifestó.
Asimismo, acentuó que al proveedor le pide menos mercadería. "Antes compraba ocho media res por semana, hasta el momento solo he dejado dos. Una sola sale 18 mil pesos. A eso le tenemos que sumar los 20 mil del alquiler y 15 mil pesos de luz. La situación es muy delicada y la mayoría de las carnicerías tienen que cerrar. Yo aguantaré lo que más pueda. Parece que estamos en el 2001", detalló el encargado. 
"En una semana tuvimos tres aumentos", manifestó afligido Gustavo Calabresi, dueño del autoservicio "Guadalupe". Precisó, también, que el incremento en tan solo dos meses fue del 50 por ciento. 
Agregó que la gente se restringe a la hora de comprar y que las ventas bajaron. "El pollo también aumentó cerca del 20 por ciento", remarcó Calabresi. "No puede ser que en un país ganadero paguemos la carne a precio dólar", resaltó. 
"Los negocios chicos estamos complicados. Es muy crítica la situación que atravesamos. El 80 por ciento de los que vienen son clientes fijos y todos los días se encuentran con precios nuevos. El que llevaba un kilo, ahora pide medio o menos cantidad. No sé cómo todavía subsistimos, pero seguimos luchando día a día", dijo el dueño del autoservicio. 

 

Comentá vos tambien...