eldiariodelarepublica.com
Invasión de aves: la poda de árboles no dio buen resultado

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Invasión de aves: la poda de árboles no dio buen resultado

Ahora apuestan a la colocación de repelente. Los comerciantes de la calle Lavalle aseguran que los tordos y golondrinas siguen apareciendo.

Dos días después de que el Municipio realice una especie de poda de los plátanos que costean la vereda este de la calle Lavalle, entre Hipólito Yrigoyen y León Guillet, los comerciantes de la cuadra y vecinos aseguran que el calvario continúa de la misma manera. Los responsables de Medio Ambiente aclararon que hicieron una "reducción del follaje", para que entre más luz al centro del árbol, y el efecto se va a notar la próxima semana. Además, adelantaron que comenzaron a colgar las bases para instalar luces Led y ya solicitaron la compra de un líquido repelente para colocar sobre los espacios invadidos.

“Notamos que el problema cada vez es más grave y preocupante. Las distintas especies que van invadiendo la zona se siguen reproduciendo y ya nada las ahuyenta”, comentó uno de los comerciantes de la cuadra, que prefirió reservar su identidad. El hombre aseguró que pese al desrame, los pájaros se amontonaron y siguen causando el mismo ruido y suciedad como cualquier día. “No hubo cambios, la gente aún pasa con la nariz tapada, el olor es terrible y es desagradable la presencia de moscas que tenemos hasta adentro del local”, lamentó.

Néstor Bologna, propietario del comercio 24 HS, consideró que la Comuna debe seguir agotando las instancias hasta encontrar una solución final, para no tener que sufrir este problema en todas las épocas. “Esta temporada ya está perdida, la gente no quiere ni pasar por acá y alrededor de las 19 se frenan las ventas, que clásicamente era nuestra hora pico, pero no hay que parar hasta terminar de una vez con esta pesadilla”, manifestó.

Los encargados del área de Espacios Verdes aseguraron que de un día para el otro es imposible que haya algún cambio, sin embargo creen que se va a reducir gran parte de esa población. “Cuando a las aves les sacas las ramas no se van en el primer momento. De esta forma les empezamos a quitar confort, ya que les va a entrar más luz y van a circular más las corrientes de aire, que hace que las incomode y se vayan”, explicó Igor Ziganowsky, el jefe de Programa de Medio Ambiente de la Municipalidad.

Para seguir con los métodos para espantar las plagas, el responsable adelantó que el siguiente sistema es la instalación de luces Led. “Ya estamos poniendo las bases para los reflectores, que van a iluminar los árboles y ver si de esa forma no habitan en ese lugar”, declaró, que luego destacó la pronta utilización de un repelente líquido. “Ese es el próximo paso que tenemos preparado. El producto es muy utilizado por las empresas de saneamiento”, detalló. 

A su vez, los comerciantes y vecinos solicitaron al Municipio que tome una medida más compleja en cuando a la limpieza de las veredas de la plaza Pedernera, ya que el desecho de agua y excremento que queda almacenado en el borde de la calle genera olores desagradables.

“Todos los días baldeamos el piso con lavandina y desinfectante, pero el olor llega igual. Eso hace que la gente no se quiera sentar afuera a consumir el producto, que para nosotros es una pérdida importante en lo económico y en la reducción de personal, pero hay que reconocer que es imposible estar afuera con la baranda que hay”, lamentó Daniel Redital, dueño de la Heladería Itatí.

El responsable de Medio Ambiente aseguró que presentaron en el Concejo una propuesta para hacer una limpieza diferenciada en ese sector. “Ya se hizo el llamado a licitación sobre ese proyecto, la idea es que además del baldeado habitual, levanten todo ese barro que queda en la cuadra para evitar los malos olores”, aclaró.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Invasión de aves: la poda de árboles no dio buen resultado

Ahora apuestan a la colocación de repelente. Los comerciantes de la calle Lavalle aseguran que los tordos y golondrinas siguen apareciendo.

Dueños de todo. Por la caída de excremento, la gente evita pasar u ocupar los bancos de la plaza. Foto: Juan Andrés Galli.

Dos días después de que el Municipio realice una especie de poda de los plátanos que costean la vereda este de la calle Lavalle, entre Hipólito Yrigoyen y León Guillet, los comerciantes de la cuadra y vecinos aseguran que el calvario continúa de la misma manera. Los responsables de Medio Ambiente aclararon que hicieron una "reducción del follaje", para que entre más luz al centro del árbol, y el efecto se va a notar la próxima semana. Además, adelantaron que comenzaron a colgar las bases para instalar luces Led y ya solicitaron la compra de un líquido repelente para colocar sobre los espacios invadidos.

“Notamos que el problema cada vez es más grave y preocupante. Las distintas especies que van invadiendo la zona se siguen reproduciendo y ya nada las ahuyenta”, comentó uno de los comerciantes de la cuadra, que prefirió reservar su identidad. El hombre aseguró que pese al desrame, los pájaros se amontonaron y siguen causando el mismo ruido y suciedad como cualquier día. “No hubo cambios, la gente aún pasa con la nariz tapada, el olor es terrible y es desagradable la presencia de moscas que tenemos hasta adentro del local”, lamentó.

Néstor Bologna, propietario del comercio 24 HS, consideró que la Comuna debe seguir agotando las instancias hasta encontrar una solución final, para no tener que sufrir este problema en todas las épocas. “Esta temporada ya está perdida, la gente no quiere ni pasar por acá y alrededor de las 19 se frenan las ventas, que clásicamente era nuestra hora pico, pero no hay que parar hasta terminar de una vez con esta pesadilla”, manifestó.

Los encargados del área de Espacios Verdes aseguraron que de un día para el otro es imposible que haya algún cambio, sin embargo creen que se va a reducir gran parte de esa población. “Cuando a las aves les sacas las ramas no se van en el primer momento. De esta forma les empezamos a quitar confort, ya que les va a entrar más luz y van a circular más las corrientes de aire, que hace que las incomode y se vayan”, explicó Igor Ziganowsky, el jefe de Programa de Medio Ambiente de la Municipalidad.

Para seguir con los métodos para espantar las plagas, el responsable adelantó que el siguiente sistema es la instalación de luces Led. “Ya estamos poniendo las bases para los reflectores, que van a iluminar los árboles y ver si de esa forma no habitan en ese lugar”, declaró, que luego destacó la pronta utilización de un repelente líquido. “Ese es el próximo paso que tenemos preparado. El producto es muy utilizado por las empresas de saneamiento”, detalló. 

A su vez, los comerciantes y vecinos solicitaron al Municipio que tome una medida más compleja en cuando a la limpieza de las veredas de la plaza Pedernera, ya que el desecho de agua y excremento que queda almacenado en el borde de la calle genera olores desagradables.

“Todos los días baldeamos el piso con lavandina y desinfectante, pero el olor llega igual. Eso hace que la gente no se quiera sentar afuera a consumir el producto, que para nosotros es una pérdida importante en lo económico y en la reducción de personal, pero hay que reconocer que es imposible estar afuera con la baranda que hay”, lamentó Daniel Redital, dueño de la Heladería Itatí.

El responsable de Medio Ambiente aseguró que presentaron en el Concejo una propuesta para hacer una limpieza diferenciada en ese sector. “Ya se hizo el llamado a licitación sobre ese proyecto, la idea es que además del baldeado habitual, levanten todo ese barro que queda en la cuadra para evitar los malos olores”, aclaró.
 

Logín