eldiariodelarepublica.com
La Justicia dictó medidas inéditas para que dos fábricas sigan en pie

Escuchá acá la 90.9
X

La Justicia dictó medidas inéditas para que dos fábricas sigan en pie

El juzgado Civil y Comercial Nº 4 ordenó que no se cierren las cuentas bancarias de una empresa e impidió un corte programado de electricidad en la otra. 

En un fallo inédito en la provincia, el Juzgado Civil y Comercial Nº 4 dictó medidas cautelares para asegurar la continuidad de dos fábricas de San Luis en crisis, Varkem y Tecnocom. Ambas empresas iniciaron un concurso preventivo de acreedores para saldar sus deudas en un cronograma de pagos establecido por la Justicia. Para asegurar que esto se cumpla, el juez Agustín Ruta ordenó en el caso de Varkem, que los bancos con los que opere no cierren sus cuentas, mientras que en Tecnocom dispuso inhabilitar el corte programado del servicio de electricidad de su  empresa garante que funciona en Buenos Aires y que si así sucediera afectaría a la producción de la sede en la provincia. 

"En el caso de Varkem, es para que los bancos no le suspendan las cadenas de pago y puedan operar los cheques que fueron librados con anterioridad al concurso", explicó el juez Ruta a El Diario de la República. La fábrica produce resina para pinturas y cuenta con 85 empleados.

En cuanto a Tecnocom, con sede en San Luis, tiene como garante a PVC Tecnocom, que opera en Pablo Podestá, provincia de Buenos Aires. Según la Ley de Concursos y Quiebras (24.512), en su artículo 68 pueden nombrar un garante. Lo que dictamine un juez en lo civil en cualquiera de sus jurisdicciones tiene efecto también sobre ese garante, explicó Ruta. En este caso ordenó la suspensión del corte programado de electricidad de esa planta para mañana por parte de Cammesa. 

"La ley establece que no se le pueden suspender los servicios públicos que le prestan al deudor, por deudas anteriores al concurso. Luz, agua, barrido y limpieza", detalló. La empresa tiene 100 empleados en la provincia bonaerense y 50 en San Luis capital; en la primera produce PVC mientras que en tierras puntanas mangueras y caños corrugados para la construcción. "Acá no tenía problemas de provisión de electricidad, pero los iba a tener. Si les cortaban allá no iba a poder funcionar y se iba a cortar la cadena de pagos", aclaró. 

Las medidas durarán hasta que termine el concurso preventivo o se decrete la quiebra de las empresas y son inapelables. "Si apelan no suspende el efecto de la cautelar, la deben cumplir sí o sí", remarcó el juez. A su vez, indicó que "en otros casos en que las empresas estén en la misma situación la pueden solicitar". Además aseguró que hay otra compañía que está en el mismo proceso, Fibrafil. 

En la medida cautelar de Varkem, a la que pudo acceder El Diario, el juez se basa en el "peligro en la demora" y el "principalismo". "Si nos demorábamos en otorgar estas medidas, las empresas tienen que cerrar y despedir a los empleados. Son empresas que pueden pagar sus deudas, pero el daño que le producirían sería irreparable. Si no funcionan porque se le corta la luz o les cierran las cuentas, no pueden producir y no pueden pagarle ni a empleados ni acreedores", justificó. "Los principios jurídicos en materia concursal, a favor de la empresa son los de preservar la continuidad y las fuentes de trabajo, que la Justicia sea una especie de motor de las empresas en proceso de crisis", agregó. 

Ruta marcó tanto en el documento como en diálogo con este matutino el contexto económico que vive el país, con la devaluación del peso y la ascendente inflación. "Ni el gobierno federal, ni las empresas de energía eléctrica, ni los bancos están resguardando las fuentes de trabajo. Pareciera incluso que apuestan a que las empresas cierren. Los aumentos y las políticas económicas repercuten en empresas que le dan trabajo a cientos de familias en San Luis. Inclusive el gobierno provincial las ha promocionado, les ha dado exenciones tributarias, pero pese a eso, no pueden seguir funcionando porque se les corta el chorro por parte de entidades públicas nacionales", criticó. 

Con las cautelares establecidas el concurso preventivo de acreedores sigue en pie. Por sorteo público, se seleccionará a un Contador Público Nacional, que actuará como "síndico" y que se encargará de publicar edictos, recepcionar a todos los acreedores, tomar documentos y dictar la sentencia de verificación para que las empresas inicien los pagos. 

Ambas compañías se radicaron en San Luis hace 30 años, en los albores de la promoción industrial puntana. "Si el concurso seguía y los bancos podían bloquear las cuentas, se iba a poner muy complicado. Para una empresa con muchos proveedores y clientes es difícil operar sin ellos. Los bancos no van a dar créditos, pero sí permitir el uso de las cuentas corrientes para que la empresa tenga la facultad de moverse financiera y económicamente", opinó Waldo Almanza, abogado representante de Varkem.

"Hicimos la presentación para la medida el día viernes. Hoy (por ayer) salió un fallo favorable. No es solamente no cortar la luz, sino que también garantizar que sigamos trabajando. Es la única manera de que con el tiempo podemos levantar el concurso. La idea no es la quiebra, es mantener la fuente de trabajo tanto aquí como en Buenos Aires", apuntó Lucas Cerioni, uno de los letrados representantes de Tecnocom y su garante. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La Justicia dictó medidas inéditas para que dos fábricas sigan en pie

El juzgado Civil y Comercial Nº 4 ordenó que no se cierren las cuentas bancarias de una empresa e impidió un corte programado de electricidad en la otra. 

Tecnocom. Iniciaron un concurso preventivo de acreedores para saldar sus deudas. Foto: Marianela Sánchez.

En un fallo inédito en la provincia, el Juzgado Civil y Comercial Nº 4 dictó medidas cautelares para asegurar la continuidad de dos fábricas de San Luis en crisis, Varkem y Tecnocom. Ambas empresas iniciaron un concurso preventivo de acreedores para saldar sus deudas en un cronograma de pagos establecido por la Justicia. Para asegurar que esto se cumpla, el juez Agustín Ruta ordenó en el caso de Varkem, que los bancos con los que opere no cierren sus cuentas, mientras que en Tecnocom dispuso inhabilitar el corte programado del servicio de electricidad de su  empresa garante que funciona en Buenos Aires y que si así sucediera afectaría a la producción de la sede en la provincia. 

"En el caso de Varkem, es para que los bancos no le suspendan las cadenas de pago y puedan operar los cheques que fueron librados con anterioridad al concurso", explicó el juez Ruta a El Diario de la República. La fábrica produce resina para pinturas y cuenta con 85 empleados.

En cuanto a Tecnocom, con sede en San Luis, tiene como garante a PVC Tecnocom, que opera en Pablo Podestá, provincia de Buenos Aires. Según la Ley de Concursos y Quiebras (24.512), en su artículo 68 pueden nombrar un garante. Lo que dictamine un juez en lo civil en cualquiera de sus jurisdicciones tiene efecto también sobre ese garante, explicó Ruta. En este caso ordenó la suspensión del corte programado de electricidad de esa planta para mañana por parte de Cammesa. 

"La ley establece que no se le pueden suspender los servicios públicos que le prestan al deudor, por deudas anteriores al concurso. Luz, agua, barrido y limpieza", detalló. La empresa tiene 100 empleados en la provincia bonaerense y 50 en San Luis capital; en la primera produce PVC mientras que en tierras puntanas mangueras y caños corrugados para la construcción. "Acá no tenía problemas de provisión de electricidad, pero los iba a tener. Si les cortaban allá no iba a poder funcionar y se iba a cortar la cadena de pagos", aclaró. 

Las medidas durarán hasta que termine el concurso preventivo o se decrete la quiebra de las empresas y son inapelables. "Si apelan no suspende el efecto de la cautelar, la deben cumplir sí o sí", remarcó el juez. A su vez, indicó que "en otros casos en que las empresas estén en la misma situación la pueden solicitar". Además aseguró que hay otra compañía que está en el mismo proceso, Fibrafil. 

En la medida cautelar de Varkem, a la que pudo acceder El Diario, el juez se basa en el "peligro en la demora" y el "principalismo". "Si nos demorábamos en otorgar estas medidas, las empresas tienen que cerrar y despedir a los empleados. Son empresas que pueden pagar sus deudas, pero el daño que le producirían sería irreparable. Si no funcionan porque se le corta la luz o les cierran las cuentas, no pueden producir y no pueden pagarle ni a empleados ni acreedores", justificó. "Los principios jurídicos en materia concursal, a favor de la empresa son los de preservar la continuidad y las fuentes de trabajo, que la Justicia sea una especie de motor de las empresas en proceso de crisis", agregó. 

Ruta marcó tanto en el documento como en diálogo con este matutino el contexto económico que vive el país, con la devaluación del peso y la ascendente inflación. "Ni el gobierno federal, ni las empresas de energía eléctrica, ni los bancos están resguardando las fuentes de trabajo. Pareciera incluso que apuestan a que las empresas cierren. Los aumentos y las políticas económicas repercuten en empresas que le dan trabajo a cientos de familias en San Luis. Inclusive el gobierno provincial las ha promocionado, les ha dado exenciones tributarias, pero pese a eso, no pueden seguir funcionando porque se les corta el chorro por parte de entidades públicas nacionales", criticó. 

Con las cautelares establecidas el concurso preventivo de acreedores sigue en pie. Por sorteo público, se seleccionará a un Contador Público Nacional, que actuará como "síndico" y que se encargará de publicar edictos, recepcionar a todos los acreedores, tomar documentos y dictar la sentencia de verificación para que las empresas inicien los pagos. 

Ambas compañías se radicaron en San Luis hace 30 años, en los albores de la promoción industrial puntana. "Si el concurso seguía y los bancos podían bloquear las cuentas, se iba a poner muy complicado. Para una empresa con muchos proveedores y clientes es difícil operar sin ellos. Los bancos no van a dar créditos, pero sí permitir el uso de las cuentas corrientes para que la empresa tenga la facultad de moverse financiera y económicamente", opinó Waldo Almanza, abogado representante de Varkem.

"Hicimos la presentación para la medida el día viernes. Hoy (por ayer) salió un fallo favorable. No es solamente no cortar la luz, sino que también garantizar que sigamos trabajando. Es la única manera de que con el tiempo podemos levantar el concurso. La idea no es la quiebra, es mantener la fuente de trabajo tanto aquí como en Buenos Aires", apuntó Lucas Cerioni, uno de los letrados representantes de Tecnocom y su garante. 

Logín