eldiariodelarepublica.com
Buscan capacitar a dos mil alumnos en seguridad vial

Escuchá acá la 90.9
X

Buscan capacitar a dos mil alumnos en seguridad vial

En la explanada de Turismo instalaron simuladores de manejo y repartieron folletos. 

Para conmemorar el Día de la Seguridad Vial, el Ministerio de Seguridad decidió realizar distintas acciones de concientización en diferentes lugares de la ciudad y del interior provincial. Ayer integrantes del Programa Seguridad Vial de la Provincia instalaron una carpa en el ingreso de la oficina de Turismo con simuladores de manejo y reparto de folletería con consejos útiles y recomendaciones para viajar seguros, cómo hacer una salida con niños en el auto, la documentación necesaria para salir a la ruta y la lista de elementos de seguridad que se deben llevar siempre en el vehículo.

Lucas Ros, actual jefe del programa, destacó que “esta semana estaremos también en la plaza Pringles, en la peatonal Rivadavia y en la ex estación de trenes. También vamos a continuar con las capacitaciones en las escuelas porque queremos llegar a informarle a unos dos mil chicos sobre la importancia de respetar las leyes de tránsito. Desde hace un mes que empezamos esta gestión ya sumamos mil en escuelas del interior provincial”. 

 

 

El funcionario señaló además que “todavía nos falta como sociedad conocer y aplicar más la seguridad vial. Pero no solamente en San Luis sino en todo el país, porque la Argentina tiene un problema grave de seguridad vial. Las estadísticas muestran que tenemos los índices de muertes por accidentes de tránsito como de siniestros viales más altos de Sudamérica”. Aunque aclaró que “a partir de las campañas de prevención la gente va tomando conciencia. Es cierto que es un trabajo durísimo y a cuentagotas, por eso nosotros empezamos desde los más chicos y hacemos mucho hincapié en las escuelas porque de esa manera estamos educando a los futuros conductores”. Y también dijo que “en esta tarea incluimos la conducta de los peatones porque todos tenemos que aprender a hacer buenos conductores tanto de bicicletas, motos, autos como vehículos de transporte”.

Sobre la prevalencia de los siniestros viales, indicó que “en las ciudades es donde más se producen. Lo que pasa es que los que suceden en las rutas tienen mayor impacto y enseguida se convierten en noticia. Pero la mayoría se producen en los cascos urbanos y es ahí donde debemos hacer un trabajo más fuerte. Y además están involucrados todos: ciclistas, motociclistas, peatones y conductores”. Ros aprovechó para aclarar las diferencias que todos los años se producen con las estadísticas que publica la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que depende del Ministerio de Seguridad de la Nación: “El problema es que ellos aplican un coeficiente en virtud del seguimiento de las personas accidentadas en cada siniestro, que es de un 30 por ciento más. Pero como nosotros desde el programa sí lo realizamos normalmente tenemos diferencias con el informe nacional. Esperemos que este año no lo apliquen porque si no terminan siendo datos que no corresponden con los que nosotros tenemos. Pero entiendo que es solo un problema de comunicación, nada más”.

 

 

Además recordó que dentro del programa “está el área de contención de los familiares de víctimas de siniestros viales que lo lleva adelante el licenciado en psicología, Javier Sáez, quien apenas le informan de un siniestro con personas fallecidas, automáticamente él se comunica con sus familiares. Y lo hace de forma muy profesional”. 
 

Un área que está al lado de las víctimas

Javier Sáez es el psicólogo que está a cargo del Área de Atención Integral de Víctimas y Familiares de Siniestros Viales desde 2017 y comentó que “están las víctimas de segundo grado que son aquellas personas que se ven afectadas por ese familiar que fue hospitalizado o quizá perdió la vida en ese accidente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que por cada persona que sufre un siniestro vial, hay otras cinco que se ven afectadas por ese hecho. Estamos hablando de hijos, padres, madres, amigos, hermanos y hasta vecinos”. 

 

 

Sáez explicó que "un jefe de familia que al volver de su trabajo sufre una colisión y queda internado varios meses, lo primero que se afectan son los ingresos de esa familia y después la rutina diaria porque la madre debe ocuparse de asistirlo". 
Además confirmó que “en la mayoría de los siniestros viales, podríamos decir que hasta un 85 por ciento, el factor humano es lo que los provocan. La responsabilidad siempre es del ser humano. Ya sea por negligencia, por omisión de las normativas, por exceso de velocidad o por consumo de algún tipo de sustancias tóxicas, que en nuestra sociedad lo más común es el abuso de alcohol”. 

También señaló que “las personas que generalmente provocan un siniestro en un alto porcentaje circulaban a alta velocidad, habían realizado una mala maniobra por inobservancia de las normas viales; que en general se da en los ejidos urbanos y también por personas bajo algún tipo de sustancia”. Y aunque aclaró que cuesta, “siempre se puede superar el trauma de un accidente vial. La persona afectada puede recuperarse con un tratamiento adecuado y de manera gradual, y es lo que nuestra área les brinda”.        
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Buscan capacitar a dos mil alumnos en seguridad vial

En la explanada de Turismo instalaron simuladores de manejo y repartieron folletos. 

Simulador. Los chicos que pasaron por la carpa pudieron probar el dispositivo de manejo seguro. Fotos: Martín Gómez y prensa Seguridad Vial.

Para conmemorar el Día de la Seguridad Vial, el Ministerio de Seguridad decidió realizar distintas acciones de concientización en diferentes lugares de la ciudad y del interior provincial. Ayer integrantes del Programa Seguridad Vial de la Provincia instalaron una carpa en el ingreso de la oficina de Turismo con simuladores de manejo y reparto de folletería con consejos útiles y recomendaciones para viajar seguros, cómo hacer una salida con niños en el auto, la documentación necesaria para salir a la ruta y la lista de elementos de seguridad que se deben llevar siempre en el vehículo.

Lucas Ros, actual jefe del programa, destacó que “esta semana estaremos también en la plaza Pringles, en la peatonal Rivadavia y en la ex estación de trenes. También vamos a continuar con las capacitaciones en las escuelas porque queremos llegar a informarle a unos dos mil chicos sobre la importancia de respetar las leyes de tránsito. Desde hace un mes que empezamos esta gestión ya sumamos mil en escuelas del interior provincial”. 

 

 

El funcionario señaló además que “todavía nos falta como sociedad conocer y aplicar más la seguridad vial. Pero no solamente en San Luis sino en todo el país, porque la Argentina tiene un problema grave de seguridad vial. Las estadísticas muestran que tenemos los índices de muertes por accidentes de tránsito como de siniestros viales más altos de Sudamérica”. Aunque aclaró que “a partir de las campañas de prevención la gente va tomando conciencia. Es cierto que es un trabajo durísimo y a cuentagotas, por eso nosotros empezamos desde los más chicos y hacemos mucho hincapié en las escuelas porque de esa manera estamos educando a los futuros conductores”. Y también dijo que “en esta tarea incluimos la conducta de los peatones porque todos tenemos que aprender a hacer buenos conductores tanto de bicicletas, motos, autos como vehículos de transporte”.

Sobre la prevalencia de los siniestros viales, indicó que “en las ciudades es donde más se producen. Lo que pasa es que los que suceden en las rutas tienen mayor impacto y enseguida se convierten en noticia. Pero la mayoría se producen en los cascos urbanos y es ahí donde debemos hacer un trabajo más fuerte. Y además están involucrados todos: ciclistas, motociclistas, peatones y conductores”. Ros aprovechó para aclarar las diferencias que todos los años se producen con las estadísticas que publica la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que depende del Ministerio de Seguridad de la Nación: “El problema es que ellos aplican un coeficiente en virtud del seguimiento de las personas accidentadas en cada siniestro, que es de un 30 por ciento más. Pero como nosotros desde el programa sí lo realizamos normalmente tenemos diferencias con el informe nacional. Esperemos que este año no lo apliquen porque si no terminan siendo datos que no corresponden con los que nosotros tenemos. Pero entiendo que es solo un problema de comunicación, nada más”.

 

 

Además recordó que dentro del programa “está el área de contención de los familiares de víctimas de siniestros viales que lo lleva adelante el licenciado en psicología, Javier Sáez, quien apenas le informan de un siniestro con personas fallecidas, automáticamente él se comunica con sus familiares. Y lo hace de forma muy profesional”. 
 

Un área que está al lado de las víctimas

Javier Sáez es el psicólogo que está a cargo del Área de Atención Integral de Víctimas y Familiares de Siniestros Viales desde 2017 y comentó que “están las víctimas de segundo grado que son aquellas personas que se ven afectadas por ese familiar que fue hospitalizado o quizá perdió la vida en ese accidente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que por cada persona que sufre un siniestro vial, hay otras cinco que se ven afectadas por ese hecho. Estamos hablando de hijos, padres, madres, amigos, hermanos y hasta vecinos”. 

 

 

Sáez explicó que "un jefe de familia que al volver de su trabajo sufre una colisión y queda internado varios meses, lo primero que se afectan son los ingresos de esa familia y después la rutina diaria porque la madre debe ocuparse de asistirlo". 
Además confirmó que “en la mayoría de los siniestros viales, podríamos decir que hasta un 85 por ciento, el factor humano es lo que los provocan. La responsabilidad siempre es del ser humano. Ya sea por negligencia, por omisión de las normativas, por exceso de velocidad o por consumo de algún tipo de sustancias tóxicas, que en nuestra sociedad lo más común es el abuso de alcohol”. 

También señaló que “las personas que generalmente provocan un siniestro en un alto porcentaje circulaban a alta velocidad, habían realizado una mala maniobra por inobservancia de las normas viales; que en general se da en los ejidos urbanos y también por personas bajo algún tipo de sustancia”. Y aunque aclaró que cuesta, “siempre se puede superar el trauma de un accidente vial. La persona afectada puede recuperarse con un tratamiento adecuado y de manera gradual, y es lo que nuestra área les brinda”.        
 

Logín