eldiariodelarepublica.com
Monotributistas reclaman que una obra social dejó de prestarles el servicio

Escuchá acá la 90.9
X

Monotributistas reclaman que una obra social dejó de prestarles el servicio

Se manifestaron frente a las oficinas. Algunos de los damnificados iniciaron acciones legales. 

Incertidumbre y angustia son dos palabras que describen lo que sienten decenas de monotributistas afiliados a Ospia. Aseguran que hace varias semanas, la Obra Social del Personal de la Industria de la Alimentación,  los dejó sin prestación, sin explicación alguna. Ayer a la tarde, más de veinte personas se manifestaron frente al sindicato donde funciona una de las oficinas para pedir que les restablezcan el servicio. Además, un grupo de los damnificados, inició acciones legales contra la empresa.  

"Muchos nos enteramos por las redes sociales y otros en la misma Clínica de la Alimentación, que es la que usamos todos porque es donde atienden todos los médicos. Yo soy paciente oncológico y me quedé sin atención. Vamos a ir hasta las últimas consecuencias. No nos pueden dejar así como si nada, porque ni siquiera nos explicaron por qué sucedió. Queremos que nos vuelvan a atender", reclamó Javier González, uno de los vecinos afectados. 

Raquel Gurruchaga, periodista de la ciudad y afiliada de Ospia, señaló que los únicos afectados son los monotributistas y empleadas domésticas y añadió: "Cortar los servicios de la clínica para la obra social, fue una decisión artibitraria del Sindicato de Alimentación (STIA), ya que Villa Mercedes es la única ciudad donde no podemos atendernos. Esto no pasa ni en San Luis, ni en Río Cuarto o en otro lugar donde funcione la obra social. Encima nos siguen cobrando", dijo. 

En las oficinas de la calle Chacabuco 122 los recibieron integrantes de STIA. Fabrizio Bianchi, secretario general del gremio, aclaró que la mutual no tiene una comisión en la provincia y que trabajan desde Buenos Aires. También les explicó a los usuarios que decidieron dejar de prestarle el servicio de la clínica STIA a Ospia, porque la obra social le debe al sindicato más de 80 millones de pesos. "En su momento, la empresa tomó y afilió a todos los monotributistas por ley nacional. Hoy no es culpa de ustedes ni de nosotros. Tenemos 5 mil monotributistas que dejan un ingreso total que no supera los tres millones de pesos. Solo dos de ellos están internados en una clínica especializada y gastan más que el ingreso de todos. No podemos afrontar más esos gastos. Nosotros tenemos que velar por lo que nos toca, que son los trabajadores de la alimentación", les dijo. A su vez señaló que "solo pasa en Mercedes porque solo le debe al gremio". 

Después de casi una hora, los afiliados se retiraron sin la respuesta que buscaban y se manifestaron en la casa central de la obra social, que está ubicada en la calle Madre Cabrini entre Mitre y General Paz. Pero aseguraron que, no solo seguirán con el reclamo, sino que además ya presentaron una carta documento y planean pedir una medida cautelar para que les devuelvan el servicio. También anticiparon que volverán a concentrarse el viernes a las 18, aunque aún no confirmaron el lugar. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Monotributistas reclaman que una obra social dejó de prestarles el servicio

Se manifestaron frente a las oficinas. Algunos de los damnificados iniciaron acciones legales. 

Más de veinte personas se concentraron para pedir que le devuelvan el servicio. Foto: Juan Andrés Galli. 

Incertidumbre y angustia son dos palabras que describen lo que sienten decenas de monotributistas afiliados a Ospia. Aseguran que hace varias semanas, la Obra Social del Personal de la Industria de la Alimentación,  los dejó sin prestación, sin explicación alguna. Ayer a la tarde, más de veinte personas se manifestaron frente al sindicato donde funciona una de las oficinas para pedir que les restablezcan el servicio. Además, un grupo de los damnificados, inició acciones legales contra la empresa.  

"Muchos nos enteramos por las redes sociales y otros en la misma Clínica de la Alimentación, que es la que usamos todos porque es donde atienden todos los médicos. Yo soy paciente oncológico y me quedé sin atención. Vamos a ir hasta las últimas consecuencias. No nos pueden dejar así como si nada, porque ni siquiera nos explicaron por qué sucedió. Queremos que nos vuelvan a atender", reclamó Javier González, uno de los vecinos afectados. 

Raquel Gurruchaga, periodista de la ciudad y afiliada de Ospia, señaló que los únicos afectados son los monotributistas y empleadas domésticas y añadió: "Cortar los servicios de la clínica para la obra social, fue una decisión artibitraria del Sindicato de Alimentación (STIA), ya que Villa Mercedes es la única ciudad donde no podemos atendernos. Esto no pasa ni en San Luis, ni en Río Cuarto o en otro lugar donde funcione la obra social. Encima nos siguen cobrando", dijo. 

En las oficinas de la calle Chacabuco 122 los recibieron integrantes de STIA. Fabrizio Bianchi, secretario general del gremio, aclaró que la mutual no tiene una comisión en la provincia y que trabajan desde Buenos Aires. También les explicó a los usuarios que decidieron dejar de prestarle el servicio de la clínica STIA a Ospia, porque la obra social le debe al sindicato más de 80 millones de pesos. "En su momento, la empresa tomó y afilió a todos los monotributistas por ley nacional. Hoy no es culpa de ustedes ni de nosotros. Tenemos 5 mil monotributistas que dejan un ingreso total que no supera los tres millones de pesos. Solo dos de ellos están internados en una clínica especializada y gastan más que el ingreso de todos. No podemos afrontar más esos gastos. Nosotros tenemos que velar por lo que nos toca, que son los trabajadores de la alimentación", les dijo. A su vez señaló que "solo pasa en Mercedes porque solo le debe al gremio". 

Después de casi una hora, los afiliados se retiraron sin la respuesta que buscaban y se manifestaron en la casa central de la obra social, que está ubicada en la calle Madre Cabrini entre Mitre y General Paz. Pero aseguraron que, no solo seguirán con el reclamo, sino que además ya presentaron una carta documento y planean pedir una medida cautelar para que les devuelvan el servicio. También anticiparon que volverán a concentrarse el viernes a las 18, aunque aún no confirmaron el lugar. 

Logín