eldiariodelarepublica.com
Pidieron por el aborto legal y gratuito con un "pañuelazo"

Escuchá acá la 90.9
X

Pidieron por el aborto legal y gratuito con un "pañuelazo"

Al cumplirse ayer un año de la aprobación en la Cámara de Diputados de la Nación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), el movimiento por el derecho al Aborto Legal y Gratuito de San Luis organizó un "pañuelazo" en la plaza Pringles. A pesar del frío, un grupo de jóvenes colgaron sus pañuelos verdes en las rejas que rodean el monumento a Juan Pascual Pringles y dejaron a disposición una urna "verde" para que todas aquellas personas que atravesaron un aborto clandestino o que lo vivieron de cerca con una amiga o familiar pudieran expresar los que sintieron escrito en un papel y depositarlo en la urna para luego convertir esas expresiones en arte. En Buenos Aires estaba programado un festival, pero fue suspendido debido a las malas condiciones climáticas.

Desde que se fundó la campaña en San Luis el movimiento por el aborto legal organiza pañuelazos.  "La única lucha que se pierde es la que se abandona", expresó Susana Fernández, integrante del movimiento, recordando la famosa frase atribuida a Ernesto "Che" Guevara y haciendo alusión al aniversario de la batalla ganada en el Congreso, cuando la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley. 

"Aunque no se aprobó, por ahí porque el Senado no estaba preparado para esta demanda social, fue muy importante porque puso el tema en boca de todos. No solo la IVE, sino también la ley de Educación Sexual Integral (ESI) y la de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que está en el Código Penal.

El movimiento que se generó en las redes, en la calle, las casas y en las escuelas, el cambio social que está pasando es un terreno que estamos ganando", manifestó con orgullo.

Fernández advirtió que a pesar de que ya fue presentado nuevamente el proyecto con algunas modificaciones, este año no se tratará en las cámaras porque es electoral. "Los legisladores están pendientes de las campañas y lo que va a pasar. Tienen toda su energía en eso, según nos comentaron, entonces no iban a tener tiempo de tratarlo. Eso lo único que hace es demostrar una vez más lo arraigado que está el patriarcado", lanzó. Igual expresó el deseo de que haya un recambio en el Congreso que dé un aire renovador. "Tenemos compañeras que  se ocupan de detectar los candidatos que comulguen con el proyecto y además con los derechos de las mujeres y de la comunidad Lgbtq", comentó. 

"Los cambios que hicimos en la ley son superadores, porque siempre lo que se pide y se hace hincapié es en que la mujer pueda decidir, que sea su derecho, no se obliga a nadie a abortar, sino que es una decisión", remarcó.

Otra de las consignas fue hacer un "perejilazo", esto es "una reacción en rechazo a los abortos con estas plantas medicinales como la ruda y el perejil que no solo sirven para cocinar, sino también que son abortivas. 
La idea es despedirnos del perejil y de la clandestinidad".

"Queremos que las personas tomen conciencia de que abortar no es como sacarse una muela, es un proceso que no es fácil para la mujer y mucho menos lo será si tiene que hacerlo a escondidas, pedir plata para ir a una clínica privada o recurrir a internet y sus 'técnicas'  caseras. Es necesario que sea ley porque eso contiene a la mujer. No podemos seguir estando en el Código Penal como asesinas porque no nos pueden obligar a quien no quiere a hacer algo para lo que no está preparada ya sea por motivos sociales, de edad o económicos", subrayó. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Pidieron por el aborto legal y gratuito con un "pañuelazo"

El movimiento a favor del aborto legal, seguro y gratuito trabaja desde que fue fundada la campaña.  Foto: Leandro Cruciani.

Al cumplirse ayer un año de la aprobación en la Cámara de Diputados de la Nación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), el movimiento por el derecho al Aborto Legal y Gratuito de San Luis organizó un "pañuelazo" en la plaza Pringles. A pesar del frío, un grupo de jóvenes colgaron sus pañuelos verdes en las rejas que rodean el monumento a Juan Pascual Pringles y dejaron a disposición una urna "verde" para que todas aquellas personas que atravesaron un aborto clandestino o que lo vivieron de cerca con una amiga o familiar pudieran expresar los que sintieron escrito en un papel y depositarlo en la urna para luego convertir esas expresiones en arte. En Buenos Aires estaba programado un festival, pero fue suspendido debido a las malas condiciones climáticas.

Desde que se fundó la campaña en San Luis el movimiento por el aborto legal organiza pañuelazos.  "La única lucha que se pierde es la que se abandona", expresó Susana Fernández, integrante del movimiento, recordando la famosa frase atribuida a Ernesto "Che" Guevara y haciendo alusión al aniversario de la batalla ganada en el Congreso, cuando la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley. 

"Aunque no se aprobó, por ahí porque el Senado no estaba preparado para esta demanda social, fue muy importante porque puso el tema en boca de todos. No solo la IVE, sino también la ley de Educación Sexual Integral (ESI) y la de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que está en el Código Penal.

El movimiento que se generó en las redes, en la calle, las casas y en las escuelas, el cambio social que está pasando es un terreno que estamos ganando", manifestó con orgullo.

Fernández advirtió que a pesar de que ya fue presentado nuevamente el proyecto con algunas modificaciones, este año no se tratará en las cámaras porque es electoral. "Los legisladores están pendientes de las campañas y lo que va a pasar. Tienen toda su energía en eso, según nos comentaron, entonces no iban a tener tiempo de tratarlo. Eso lo único que hace es demostrar una vez más lo arraigado que está el patriarcado", lanzó. Igual expresó el deseo de que haya un recambio en el Congreso que dé un aire renovador. "Tenemos compañeras que  se ocupan de detectar los candidatos que comulguen con el proyecto y además con los derechos de las mujeres y de la comunidad Lgbtq", comentó. 

"Los cambios que hicimos en la ley son superadores, porque siempre lo que se pide y se hace hincapié es en que la mujer pueda decidir, que sea su derecho, no se obliga a nadie a abortar, sino que es una decisión", remarcó.

Otra de las consignas fue hacer un "perejilazo", esto es "una reacción en rechazo a los abortos con estas plantas medicinales como la ruda y el perejil que no solo sirven para cocinar, sino también que son abortivas. 
La idea es despedirnos del perejil y de la clandestinidad".

"Queremos que las personas tomen conciencia de que abortar no es como sacarse una muela, es un proceso que no es fácil para la mujer y mucho menos lo será si tiene que hacerlo a escondidas, pedir plata para ir a una clínica privada o recurrir a internet y sus 'técnicas'  caseras. Es necesario que sea ley porque eso contiene a la mujer. No podemos seguir estando en el Código Penal como asesinas porque no nos pueden obligar a quien no quiere a hacer algo para lo que no está preparada ya sea por motivos sociales, de edad o económicos", subrayó. 
 

Logín