SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

EN VIVO

Aplicaron perspectiva de género para mujer que apuñaló a su papá

La acusaban de intento de homicidio, pero cambiaron la carátula a una más leve. Está libre pero seguirá imputada.

Por Tomás Quiroga Tereschuk
| 17 de diciembre de 2022
Estrada. El exjuez está al frente de la fiscalía de Instrucción 4 de Villa Mercedes. Foto: Gentileza.

Sus hermanos y algunos allegados dieron cuenta ante la Justicia de que su papá la maltrató prácticamente toda su vida, "una historia de vida de agresiones". Y hace dos semanas, como siempre, volvió a ocurrir: el hombre discutió con ella, echó a su novio y luego la golpeó. Bronca, recelo, rencor, impotencia, cansancio. Pudo ser cualquiera, pero Carolina del Valle Olariaga no aguantó más, tomó un cuchillo tipo carnicero de la cocina y apuñaló a su padre mientras él tomaba una ducha. Esta semana, el juez de Garantía 4 de Villa Mercedes, Santiago Ortiz, decidió enmarcar la causa bajo la carátula de "legítima defensa con exceso", imputarla pero dejarla libre. Fue a pedido del fiscal de Instrucción 4, Leandro Estrada, quien explicó que abordaron la causa con perspectiva de género cumpliendo con las convenciones internacionales bajo los estándares de protección de derechos de las mujeres, la Ley de Protección Integral a las Mujeres y la Ley Micaela.

 

"Es muy fácil hablar de violencia de género cuándo la víctima es la mujer, aunque esto también hay que adecuarlo cuando la presunta autora (del delito) es la mujer; en este caso ella tuvo una reacción a años de violencia", opinó Estrada consultado por El Diario.

 

Olariaga tiene 28 años y fue detenida el domingo 4 de diciembre, en Suipacha y Paraguay de la ciudad de Villa Mercedes, con el cuchillo tipo carnicero aún en su mano. Agentes de la Policía la buscaban porque minutos antes, en Europa al 1400, domicilio en el que reside con su padre, el hombre fue hallado malherido en la bañera.

 

Estaba bañado en sangre en la parte baja del abdomen, a la altura de los intestinos. Lo trasladaron de urgencia al Policlínico “Juan Domingo Perón”, donde descubrieron que tenía dos lesiones punzo cortantes: una en el abdomen y otra en la espalda, que le produjo un "neumotórax derecho, una evisceración en la zona abdominal, la perforación del intestino delgado, un hemoperitoneo, es decir, la presencia libre de sangre en la cavidad peritoneal", detallaron los profesionales.

 

Su estado era grave y, tras ser estabilizado, entró derecho a terapia intensiva.

 

A los efectivos de la Comisaría 9ª, Carolina les dijo sin tapujos que estaba cansada de la violencia de género a la que la sometía Olariaga, su padre, por lo que tomó el cuchillo, entró al baño mientras él se bañaba y lo atacó. Eso fue entre las 18 y las 18:40.

 

Paralelamente, las averiguaciones de la fiscalía dieron cuenta de que un rato antes, al momento del almuerzo, después de comer y beber, el hombre comenzó a discutir con su hija y, en eso, echó de la casa al novio de ella.

 

El joven se fue, pero eso no calmó el clima. La pelea entre padre e hija continuó y, en un feroz cruce de palabras, también salió a flote la violencia que la mujer padecía en la convivencia diaria. "Esa bronca quedó y apenas entró a bañarse, su hija fue y lo acuchilló", comentó una fuente de la investigación.

 

Estrada dijo que tras recolectar varias entrevistas pudo acreditar que "ese mismo día el hombre había comenzado una agresión en la que le pegó a su hija, a su pareja y al novio de la acusada. Además, le dijo a su hija que le iba a hacer algo que le iba a doler para toda la vida; la chica naturalmente entendió que haría algo contra su hijo o su madre", detalló el fiscal.

 

Con el correr de los días al expediente se sumó un informe con los resultados de una prueba pericial psiquiátrica a Carolina, que también dio cuenta de un trauma producido por hechos de violencia sistemáticos.

 

Fue entonces que el Ministerio Público Fiscal retiró la acusación inicial, caratulada como "Tentativa de homicidio", y la cambió por la de "Legítima defensa con exceso", una imputación considerablemente más laxa en la escala penal.

 

La defensora Oficial en lo Penal 2, Eliana Carla Pradel, que representó a la acusada en la audiencia en la que se definió su situación procesal, le planteó al juez Ortiz que la carátula cambiara a una legítima defensa lisa y llana, pero el magistrado, finalmente, optó por la planteada por Estrada.

 

Por las graves heridas que sufrió, Olariaga, que tiene 60 años, tuvo una abundante pérdida de sangre que hizo pender su vida de un hilo y que demandó una intervención quirúrgica el mismo día que ingresó al policlínico. Hasta ayer continuaba en terapia pero con un pronóstico positivo, por lo que los médicos evalúan pasarlo a una sala común en los próximos días, confió una fuente.

 

Carolina fue liberada el miércoles, mismo día de la audiencia.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo