Escuchá acá la 90.9
X

Culminó el Festival de la Palabra en Escena

El único encuentro internacional de teatro independiente de Cuyo demostró la avidez del público.

Los organizadores del quinto Festival de la Palabra en Escena, "Haceres que convoca El Chorrillero", no entran en ellos mismos de la emoción y la alegría. El exitoso paso de la muestra teatral independiente por la provincia y la perspectiva de una larga vida para el encuentro hacen que, pese al cansancio que significó llevar adelante la puesta, la satisfacción esté por delante.

Eso se evidencia en la cara de Daiana Calabrese, una de las caras visibles del grupo "Revenir" que trabaja, junto a diez personas, durante todo el año para que la semana teatral resulte sin fisuras. "Es mucho trabajo el que hacemos, pero lo hacemos por amor y con la conciencia de que necesitamos ver teatro en la provincia", dijo la actriz.

Según los organizadores, unas diez mil personas pasaron por las funciones de un programa completo que tuvo obras para niños, adolescentes y adultos, todas con una buena convocatoria.

Acaso el único factor contrario al engranaje haya sido el frío, un motivo contra el que la organización no puede competir. No obstante, al parecer las bajas temperaturas no fueron impedimento para que el público decidiera salir de su casa a disfrutar de una obra y su historia.

El ejemplo más claro fue -a decir de Calabrese- la presentación de "Marathon", la obra puntana que cerró el festival. Pese al frío, a la veda electoral y a las varias funciones que ya hizo la pieza en la ciudad, el público respondió en buena cantidad. "Además fue parte de un cierre muy movilizador", sostuvo la organizadora.

Otra obra que se destacó en la grilla fue la que trajo el notable grupo cordobés "Cirulaxia", llamada "Modestamente con bombos y platillos". Las tres funciones que dio la compañía de su pieza que mezcló a Juan Moreyra con el circo criollo y la idea del teatro dentro del teatro estuvieron completas, en su mayoría por estudiantes de la escuela secundaria.

Un tercer punto alto en la programación fue la potente presentación de la chilena Jésica Torrillos y su unipersonal humorístico, que ingresó a la cartelera a último momento por la baja forzada del cubano Joel Sánchez, varado en algún aeropuerto internacional.

"Haceres que convoca El Chorrillero" se convirtió, no sin esfuerzo y trabajo, en el único festival internacional de teatro independiente que hay en toda la región Cuyo. "No es fácil hacer un encuentro de este tipo, la coordinación con los viajes y el trato con los artistas tiene que ser muy aceitado", explicó Daiana, quien resaltó que hubo, durante el festival, días con dos funciones simultáneas.

En medio de toda la vorágine organizativa, Calabrese también se las arregló para dar rienda a su costado actoral. Enmarcada en el festival se estrenó "Siniestra cocina", una pieza de teatro en miniatura que también tuvo buena respuesta del público infantil, del adulto y que se mostró en la inauguración y el jueves de la semana pasada. Ahora el objetivo de los actores es llevarla por el interior de la provincia.

No solo de las obras se valió el festival internacional que terminó el sábado en la provincia. En paralelo hubo talleres, charlas y conversatorios con especialistas puntanos, de Chubut, de España y de Buenos Aires, que le dieron una fuerza teórica a la semana. Calabrese afirmó que entre las enseñanzas hubo algunas específicas del teatro, dirigidas al público especializado, y otras de convocatorias más abiertas para que cualquiera pudiera ser parte de ellas.

El punto en común entre ambos extremos fue el pedido de la gente para que el año que viene la experiencia se repita.

Los miembros de "Revenir" tomaron nota del reclamo y decidieron que en poco tiempo tendrán que ponerse manos a la obra para la sexta edición. De hecho, Calabrese dijo ayer que el mes que viene piensan lanzar la convocatoria para las obras que se mostrarán en 2019.

"Este año recibimos 200 carpetas e hicimos una selección muy minuciosa. Esperamos recibir la misma cantidad para la edición del año que viene, porque así garantizamos la calidad de las obras", reseñó la organizadora.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Culminó el Festival de la Palabra en Escena

El único encuentro internacional de teatro independiente de Cuyo demostró la avidez del público.

Un éxito no comercial. Una de tantas funciones a sala llena en el festival.

Los organizadores del quinto Festival de la Palabra en Escena, "Haceres que convoca El Chorrillero", no entran en ellos mismos de la emoción y la alegría. El exitoso paso de la muestra teatral independiente por la provincia y la perspectiva de una larga vida para el encuentro hacen que, pese al cansancio que significó llevar adelante la puesta, la satisfacción esté por delante.

Eso se evidencia en la cara de Daiana Calabrese, una de las caras visibles del grupo "Revenir" que trabaja, junto a diez personas, durante todo el año para que la semana teatral resulte sin fisuras. "Es mucho trabajo el que hacemos, pero lo hacemos por amor y con la conciencia de que necesitamos ver teatro en la provincia", dijo la actriz.

Según los organizadores, unas diez mil personas pasaron por las funciones de un programa completo que tuvo obras para niños, adolescentes y adultos, todas con una buena convocatoria.

Acaso el único factor contrario al engranaje haya sido el frío, un motivo contra el que la organización no puede competir. No obstante, al parecer las bajas temperaturas no fueron impedimento para que el público decidiera salir de su casa a disfrutar de una obra y su historia.

El ejemplo más claro fue -a decir de Calabrese- la presentación de "Marathon", la obra puntana que cerró el festival. Pese al frío, a la veda electoral y a las varias funciones que ya hizo la pieza en la ciudad, el público respondió en buena cantidad. "Además fue parte de un cierre muy movilizador", sostuvo la organizadora.

Otra obra que se destacó en la grilla fue la que trajo el notable grupo cordobés "Cirulaxia", llamada "Modestamente con bombos y platillos". Las tres funciones que dio la compañía de su pieza que mezcló a Juan Moreyra con el circo criollo y la idea del teatro dentro del teatro estuvieron completas, en su mayoría por estudiantes de la escuela secundaria.

Un tercer punto alto en la programación fue la potente presentación de la chilena Jésica Torrillos y su unipersonal humorístico, que ingresó a la cartelera a último momento por la baja forzada del cubano Joel Sánchez, varado en algún aeropuerto internacional.

"Haceres que convoca El Chorrillero" se convirtió, no sin esfuerzo y trabajo, en el único festival internacional de teatro independiente que hay en toda la región Cuyo. "No es fácil hacer un encuentro de este tipo, la coordinación con los viajes y el trato con los artistas tiene que ser muy aceitado", explicó Daiana, quien resaltó que hubo, durante el festival, días con dos funciones simultáneas.

En medio de toda la vorágine organizativa, Calabrese también se las arregló para dar rienda a su costado actoral. Enmarcada en el festival se estrenó "Siniestra cocina", una pieza de teatro en miniatura que también tuvo buena respuesta del público infantil, del adulto y que se mostró en la inauguración y el jueves de la semana pasada. Ahora el objetivo de los actores es llevarla por el interior de la provincia.

No solo de las obras se valió el festival internacional que terminó el sábado en la provincia. En paralelo hubo talleres, charlas y conversatorios con especialistas puntanos, de Chubut, de España y de Buenos Aires, que le dieron una fuerza teórica a la semana. Calabrese afirmó que entre las enseñanzas hubo algunas específicas del teatro, dirigidas al público especializado, y otras de convocatorias más abiertas para que cualquiera pudiera ser parte de ellas.

El punto en común entre ambos extremos fue el pedido de la gente para que el año que viene la experiencia se repita.

Los miembros de "Revenir" tomaron nota del reclamo y decidieron que en poco tiempo tendrán que ponerse manos a la obra para la sexta edición. De hecho, Calabrese dijo ayer que el mes que viene piensan lanzar la convocatoria para las obras que se mostrarán en 2019.

"Este año recibimos 200 carpetas e hicimos una selección muy minuciosa. Esperamos recibir la misma cantidad para la edición del año que viene, porque así garantizamos la calidad de las obras", reseñó la organizadora.

Logín