Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Yamila Córdoba arbitrará en Estados Unidos y Perú

Fue convocada para impartir justicia en un Mundial y en los Parapanamericanos. La profe también lidera un equipo en la provincia.

Yamila Córdoba tiene 43 años, nació en Buenos Aires pero hace casi cinco años que vive en San Luis. A los 19, cuando conoció la provincia, “se enamoró” del suelo puntano y decidió que en el futuro este sería su hábitat. Estudió educación física e hizo una licenciatura con especialización en Deportes Adaptados y Salud.

Actualmente da clases en el Instituto Superior de Educación Física (ISEF), tiene la beca nacional Escuela de Iniciación Deportiva Especial (EIDE) que le permite trabajar con alumnos de la Escuela de Educación Especial "Jean Piaget" y entrena, ad honorem, a “Los Fénix”, el equipo de goalball sanluiseño. Desde el 2015 es árbitro internacional, nivel 2, del deporte exclusivo para ciegos y disminuidos visuales. Tiene experiencia con el silbato. Fue jueza en los Juegos Paraolímpicos en Río de Janeiro y está a punto de armar las valijas nuevamente. Desde el sábado y hasta el 11 de julio estará en Fort Wayne (Indiana) Estados Unidos, para dirigir en el Mundial Clasificatorio para Tokio 2020. Y en agosto será parte de los jueces en los Juegos Parapanamericanos de Lima, Perú.

Sus logros son fruto de la vocación y el altruismo. “Cuando era chica iba como voluntaria a colonias con chicos discapacitados. Siempre me gustó”, recordó. Yamila contó que colaboró durante el Mundial de Fútbol para Ciegos realizado en Buenos Aires en el 2006, cuando “Los Murciélagos” ganaron el título como locales. Un año después hizo el curso de arbitraje con validez nacional para dirigir goalball. “En ese momento Argentina hacía dos años que implementaba esta disciplina. Por eso me incliné por este deporte que necesitaba más ayuda. En el 2008 empecé a coordinar a los árbitros y desde ahí no paré”, sintetizó.

“Los Fénix”

“En las personas con algún tipo de discapacidad el deporte los ayuda a independizarse. Esa es la función principal”, aseguró Córdoba. Darío Arce (41), uno de los siete jugadores que integra “Los Fénix” es un claro ejemplo. Hace cinco años tuvo un accidente en moto que lo dejó en coma por bastante tiempo. Aunque llevaba casco, el golpe de la caída le partió el cráneo y quedó completamente ciego. “Perdí mucha masa muscular, tuve que aprender a caminar, a hacer todo de nuevo”, revivió el vecino de La Punta.

Yamila y Darío se conocieron en la escuela "Jean Piaget". “Empecé a jugar hace tres años, este deporte me ayudó a movilizarme mejor y a ser más independiente”, aseguró. Ahora trabajan juntos para difundir el goalball en la provincia. El equipo entrena dos veces por semana en el Complejo Ave Fénix y una vez en la "Jean Piaget". Están buscando personas que quieran sumarse para reforzar el plantel. “También tenemos un grupo de proyección, con chicos de entre 8 y 16 años, que van a competir en el futuro”, detalló la profesora.

Córdoba prepara el pasaporte para viajar a Estados Unidos y luego a Perú. Y “Los Fénix” alzan las alas para volar alto. Su próximo torneo será en setiembre pero ya calientan motores.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Yamila Córdoba arbitrará en Estados Unidos y Perú

Fue convocada para impartir justicia en un Mundial y en los Parapanamericanos. La profe también lidera un equipo en la provincia.

Yamila Córdoba tiene 43 años, nació en Buenos Aires pero hace casi cinco años que vive en San Luis. A los 19, cuando conoció la provincia, “se enamoró” del suelo puntano y decidió que en el futuro este sería su hábitat. Estudió educación física e hizo una licenciatura con especialización en Deportes Adaptados y Salud.

Actualmente da clases en el Instituto Superior de Educación Física (ISEF), tiene la beca nacional Escuela de Iniciación Deportiva Especial (EIDE) que le permite trabajar con alumnos de la Escuela de Educación Especial "Jean Piaget" y entrena, ad honorem, a “Los Fénix”, el equipo de goalball sanluiseño. Desde el 2015 es árbitro internacional, nivel 2, del deporte exclusivo para ciegos y disminuidos visuales. Tiene experiencia con el silbato. Fue jueza en los Juegos Paraolímpicos en Río de Janeiro y está a punto de armar las valijas nuevamente. Desde el sábado y hasta el 11 de julio estará en Fort Wayne (Indiana) Estados Unidos, para dirigir en el Mundial Clasificatorio para Tokio 2020. Y en agosto será parte de los jueces en los Juegos Parapanamericanos de Lima, Perú.

Sus logros son fruto de la vocación y el altruismo. “Cuando era chica iba como voluntaria a colonias con chicos discapacitados. Siempre me gustó”, recordó. Yamila contó que colaboró durante el Mundial de Fútbol para Ciegos realizado en Buenos Aires en el 2006, cuando “Los Murciélagos” ganaron el título como locales. Un año después hizo el curso de arbitraje con validez nacional para dirigir goalball. “En ese momento Argentina hacía dos años que implementaba esta disciplina. Por eso me incliné por este deporte que necesitaba más ayuda. En el 2008 empecé a coordinar a los árbitros y desde ahí no paré”, sintetizó.

“Los Fénix”

“En las personas con algún tipo de discapacidad el deporte los ayuda a independizarse. Esa es la función principal”, aseguró Córdoba. Darío Arce (41), uno de los siete jugadores que integra “Los Fénix” es un claro ejemplo. Hace cinco años tuvo un accidente en moto que lo dejó en coma por bastante tiempo. Aunque llevaba casco, el golpe de la caída le partió el cráneo y quedó completamente ciego. “Perdí mucha masa muscular, tuve que aprender a caminar, a hacer todo de nuevo”, revivió el vecino de La Punta.

Yamila y Darío se conocieron en la escuela "Jean Piaget". “Empecé a jugar hace tres años, este deporte me ayudó a movilizarme mejor y a ser más independiente”, aseguró. Ahora trabajan juntos para difundir el goalball en la provincia. El equipo entrena dos veces por semana en el Complejo Ave Fénix y una vez en la "Jean Piaget". Están buscando personas que quieran sumarse para reforzar el plantel. “También tenemos un grupo de proyección, con chicos de entre 8 y 16 años, que van a competir en el futuro”, detalló la profesora.

Córdoba prepara el pasaporte para viajar a Estados Unidos y luego a Perú. Y “Los Fénix” alzan las alas para volar alto. Su próximo torneo será en setiembre pero ya calientan motores.

 

Logín