Escuchá acá la 90.9
X

Zanjitas: la acusada no se presentó y se suspendió el inicio del segundo juicio

Mabel Tyempertyopolos, dueña de la empresa Polo, está internada en una clínica psiquiátrica de Córdoba y no estaría en condiciones de afrontar el debate al menos por 30 días, explicaron su abogado y un médico. El tribunal optó por cerrar la audiencia y esperar informes clínicos. Las familias de las víctimas, indignadas.

 

“No es justo que hoy se preocupen por la salud mental de esta señora cuando en estos ocho años no se preocuparon nunca por nosotros. Nosotros sufrimos la pérdida de una hija, entonces pedimos que los jueces se pongan en nuestro lugar y que esto deje de ser un circo, porque esto, para mí, es tan circo como el juicio anterior”, se quejó esta mañana Alejandra Manucha, mamá de una de las víctimas de la tragedia de Zanjitas, tras el fallido inicio del segundo juicio por el accidente que se cobró la vida de seis alumnas y dos docentes del colegio Santa María en 2011. ¿Qué sucedió? Como se preveía, Mabel Tyempertyopolos, dueña de la empresa Polo, que debía sentarse en el banquillo de los acusados pero el miércoles pasado tuvo un intento de suicidio y quedó internada en una clínica psiquiátrica de Córdoba, no se presentó a la audiencia apertura y el debate debió ser pospuesto hasta nuevo aviso.

En resumen, lo que ocurrió esta mañana en la sala de debates de la Cámara Penal 2 fue una mera audiencia preliminar, informativa, con la presencia de todas las partes menos de la imputada.

Como ya había publicado El Diario en su edición del sábado, José Samper, defensor de Tyempertyopolos, empezó explicándole al tribunal un resumen de la historia clínica psiquiátrica de su defendida y el episodio que vivió el miércoles pasado, cuando habría intentado quitarse la vida con un arma de fuego.

“A raíz de eso, y por sugerencia del doctor (Fernando) Reyes y de familiares, fue internada en una clínica psiquiátrica especializada, a la que la iban a llevar con anterioridad, que está ubicada en Río Cuarto”, detalló el viernes pasado y repitió esta mañana.

El letrado también comentó que después de la tragedia, Tyempertyopolos “trató de seguir con su vida cotidiana pero ya había cambiado. Este hecho, en definitiva, la llevó a tomar distancia de las cuestiones de la empresa y dejó de concurrir aproximadamente hace dos años, o más, cuando antes lo hacía hasta sábados y domingos. Además, se recluyó, porque tampoco salía a la calle”.

Samper también repitió que el jueves, tras conocer la noticia de los que había ocurrido, presentó ante la Cámara una serie de certificados originales que darían fe del estado actual de la imputada. A pesar de ello, desde el Poder Judicial enviaron el médico psiquiatra de tribunales, el doctor Gonzalo Mayor, a constatar tales hechos.

En efecto, Mayor fue el único que se sentó en el estrado este lunes para comentar que la empresaria en efecto está internada y que, según su evaluación y la historia clínica, Tyempertyopolos padece un “trastorno depresivo severo con tendencia a un plan suicida”.

Un informe la describió “vigil, lúcida, ubicada en tiempo y espacio pero desestabilizada emocionalmente”, refirió el psiquiatra entre otras precisiones.

Luego de que lo interpelaran sobre si es posible que la mujer enfrente o no un debate oral, el médico refirió que el tipo de tratamiento al que deberá someterse insumiría, como mínimo, 30 días de internación, que incluso podrían prolongarse.

Atento a ello, los jueces dispusieron que Samper informe semanalmente el tribunal sobre la salud de Tyempertyopolos y del avance del tratamiento y también oficiarán a la clínica para que les informen sin intermediarios. Además, desde la institución deberán informarle a la justicia puntana la fecha de alta de la paciente con 24 horas de antelación para debatir una nueva posible fecha de juicio.

Sin una imputada a la que leerle la acusación, el inicio del debate quedó trunco y sin nueva fecha confirmada.

Enojo

“Qué casualidad que después del 22 (de junio), que tuvimos la marcha y tuvimos la fecha (de juicio), ella (Tyempertyopolos) se interna. Que imagine ella la depresión de mi hija luego de ver a sus compañeritas mutiladas. Que se imagine ella la depresión que podemos tener y que sin embargo estamos acá, de pie, peleándola para que se haga justicia”, se quejó Verónica  Santarella, mamá de otra víctima, en diálogo con los medios.

“La verdad es que a esto no lo creo. Que se quiere matar justo después de la marcha en la que teníamos la fecha. Me parece una injusticia total. Espero que salga pronto para que dé la cara, porque creo que eso también va a aliviar su corazón y va a poder estar mejor”. “Lo que veo es que esto es una estrategia de sus abogados y la verdad, no entiendo por qué no puede venir, si acá va a ser cuidada”, remarcó.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Zanjitas: la acusada no se presentó y se suspendió el inicio del segundo juicio

Mabel Tyempertyopolos, dueña de la empresa Polo, está internada en una clínica psiquiátrica de Córdoba y no estaría en condiciones de afrontar el debate al menos por 30 días, explicaron su abogado y un médico. El tribunal optó por cerrar la audiencia y esperar informes clínicos. Las familias de las víctimas, indignadas.

Foto: Martín Gómez.

 

“No es justo que hoy se preocupen por la salud mental de esta señora cuando en estos ocho años no se preocuparon nunca por nosotros. Nosotros sufrimos la pérdida de una hija, entonces pedimos que los jueces se pongan en nuestro lugar y que esto deje de ser un circo, porque esto, para mí, es tan circo como el juicio anterior”, se quejó esta mañana Alejandra Manucha, mamá de una de las víctimas de la tragedia de Zanjitas, tras el fallido inicio del segundo juicio por el accidente que se cobró la vida de seis alumnas y dos docentes del colegio Santa María en 2011. ¿Qué sucedió? Como se preveía, Mabel Tyempertyopolos, dueña de la empresa Polo, que debía sentarse en el banquillo de los acusados pero el miércoles pasado tuvo un intento de suicidio y quedó internada en una clínica psiquiátrica de Córdoba, no se presentó a la audiencia apertura y el debate debió ser pospuesto hasta nuevo aviso.

En resumen, lo que ocurrió esta mañana en la sala de debates de la Cámara Penal 2 fue una mera audiencia preliminar, informativa, con la presencia de todas las partes menos de la imputada.

Como ya había publicado El Diario en su edición del sábado, José Samper, defensor de Tyempertyopolos, empezó explicándole al tribunal un resumen de la historia clínica psiquiátrica de su defendida y el episodio que vivió el miércoles pasado, cuando habría intentado quitarse la vida con un arma de fuego.

“A raíz de eso, y por sugerencia del doctor (Fernando) Reyes y de familiares, fue internada en una clínica psiquiátrica especializada, a la que la iban a llevar con anterioridad, que está ubicada en Río Cuarto”, detalló el viernes pasado y repitió esta mañana.

El letrado también comentó que después de la tragedia, Tyempertyopolos “trató de seguir con su vida cotidiana pero ya había cambiado. Este hecho, en definitiva, la llevó a tomar distancia de las cuestiones de la empresa y dejó de concurrir aproximadamente hace dos años, o más, cuando antes lo hacía hasta sábados y domingos. Además, se recluyó, porque tampoco salía a la calle”.

Samper también repitió que el jueves, tras conocer la noticia de los que había ocurrido, presentó ante la Cámara una serie de certificados originales que darían fe del estado actual de la imputada. A pesar de ello, desde el Poder Judicial enviaron el médico psiquiatra de tribunales, el doctor Gonzalo Mayor, a constatar tales hechos.

En efecto, Mayor fue el único que se sentó en el estrado este lunes para comentar que la empresaria en efecto está internada y que, según su evaluación y la historia clínica, Tyempertyopolos padece un “trastorno depresivo severo con tendencia a un plan suicida”.

Un informe la describió “vigil, lúcida, ubicada en tiempo y espacio pero desestabilizada emocionalmente”, refirió el psiquiatra entre otras precisiones.

Luego de que lo interpelaran sobre si es posible que la mujer enfrente o no un debate oral, el médico refirió que el tipo de tratamiento al que deberá someterse insumiría, como mínimo, 30 días de internación, que incluso podrían prolongarse.

Atento a ello, los jueces dispusieron que Samper informe semanalmente el tribunal sobre la salud de Tyempertyopolos y del avance del tratamiento y también oficiarán a la clínica para que les informen sin intermediarios. Además, desde la institución deberán informarle a la justicia puntana la fecha de alta de la paciente con 24 horas de antelación para debatir una nueva posible fecha de juicio.

Sin una imputada a la que leerle la acusación, el inicio del debate quedó trunco y sin nueva fecha confirmada.

Enojo

“Qué casualidad que después del 22 (de junio), que tuvimos la marcha y tuvimos la fecha (de juicio), ella (Tyempertyopolos) se interna. Que imagine ella la depresión de mi hija luego de ver a sus compañeritas mutiladas. Que se imagine ella la depresión que podemos tener y que sin embargo estamos acá, de pie, peleándola para que se haga justicia”, se quejó Verónica  Santarella, mamá de otra víctima, en diálogo con los medios.

“La verdad es que a esto no lo creo. Que se quiere matar justo después de la marcha en la que teníamos la fecha. Me parece una injusticia total. Espero que salga pronto para que dé la cara, porque creo que eso también va a aliviar su corazón y va a poder estar mejor”. “Lo que veo es que esto es una estrategia de sus abogados y la verdad, no entiendo por qué no puede venir, si acá va a ser cuidada”, remarcó.

 

Logín