Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

El Golf Club San Luis lanzó una academia para niños

Cristian Piani

Es para chicos de entre 4 y 6 años. La idea es darle los conocimientos necesarios para que practiquen y aprendan entre juegos y actividad física.

Se estima que en Argentina hay aproximadamente 3.000 menores de 18 años que juegan al golf y un 5% son de San Luis. Así es, más de 150 jóvenes concurren habitualmente a jugar en algunos de los pintorescos campos sanluiseños.

“La idea es trabajar con el primer jardín del golf destinado a niños de 4 a 6 años. Vemos que hay muchos pequeños que una vez que conocen este deporte se prenden. Todo comenzó con una idea de Enrique Colavita del Golf Club San Luis. Para esta primera clínica invitamos a Mariana de Maussión,  una profesora de Córdoba que es especialista en jóvenes, con el objetivo que San Luis pueda tener su jardín de golf”, comentó Carlos Alba, profesor de golf, quien estuvo a cargo de la clínica que reunió a más de 30 niños de San Luis.

La práctica de este deporte genera numerosos beneficios, cuenta Alba: “Les brinda disciplina, seguridad, confianza, autoestima y compromiso. Lo más difícil de lograr en un chico es mantener la concentración y para eso les damos las técnicas necesarias”.

Pero no se olvida de lo negativo: “Muchas veces se hace referencia a que es un deporte individual, lo cual es cierto. Por eso creemos fundamental que los chicos comiencen a jugar dentro del marco de una escuela que los contenga y que los forme paulatinamente en el deporte. Ante todo se busca que sean buenos compañeros, buenas personas. Creo imprescindible que los chicos concurran a clases grupales que los ayuden a interactuar, incluso disputar torneos con otras Federaciones, esto hace que viajen juntos”.

Como en la mayoría de los deportes, mientras antes arranquen con la práctica es mejor, aunque Alba aclara que “el chico debe tener un grado de maduración que le permita respetar nociones básicas de seguridad e interrelación con otros chicos. El objetivo del jardín de golf es introducir al niño en el mundo de golf para que desarrollen habilidades motrices y de coordinación, siempre con la premisa que deben divertirse jugando”.

Desde el Golf Club San Luis encararon el proyecto con toda la seriedad que corresponde.

“Además de los profesores que damos las nociones y técnicas del juego, tendremos cubierta la parte física con una profesora y más adelante se va a sumar una nutricionista, que va a estar en permanente contacto con los niños para decirles que deben comer, antes, durante y después de jugar al golf, así como un plan para el resto de sus actividades diarias”, comentó Alba, que quiere llevar el desafío más allá y en el transcurso del mes tiene pendiente una reunión con los dirigentes del Golf Club de los Quebrachos y su profesor   Juan Emilio Echenique (hermano del “Rafita”) para trabajar en conjunto, “siempre proyectando para que crezca el golf provincial. Esto de tener un jardín de golf es totalmente nuevo para San Luis, y es necesario, ya que así formaremos a nuevos jugadores”, cerró.

Alba reconoció que es un trabajo de todos: "Además de la institución, tenemos que agradecer la colaboración de todos los padres que hacen posible este desafío, con su ayuda y compromiso nos permiten acercar este juego maravilloso a los niños".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El Golf Club San Luis lanzó una academia para niños

Es para chicos de entre 4 y 6 años. La idea es darle los conocimientos necesarios para que practiquen y aprendan entre juegos y actividad física.

Primera vez. Las autoridades del golf puntano trajeron a una especialista en golf infantil femenino, Mariana de Maussión. Fotos: El Diario.

Se estima que en Argentina hay aproximadamente 3.000 menores de 18 años que juegan al golf y un 5% son de San Luis. Así es, más de 150 jóvenes concurren habitualmente a jugar en algunos de los pintorescos campos sanluiseños.

“La idea es trabajar con el primer jardín del golf destinado a niños de 4 a 6 años. Vemos que hay muchos pequeños que una vez que conocen este deporte se prenden. Todo comenzó con una idea de Enrique Colavita del Golf Club San Luis. Para esta primera clínica invitamos a Mariana de Maussión,  una profesora de Córdoba que es especialista en jóvenes, con el objetivo que San Luis pueda tener su jardín de golf”, comentó Carlos Alba, profesor de golf, quien estuvo a cargo de la clínica que reunió a más de 30 niños de San Luis.

La práctica de este deporte genera numerosos beneficios, cuenta Alba: “Les brinda disciplina, seguridad, confianza, autoestima y compromiso. Lo más difícil de lograr en un chico es mantener la concentración y para eso les damos las técnicas necesarias”.

Pero no se olvida de lo negativo: “Muchas veces se hace referencia a que es un deporte individual, lo cual es cierto. Por eso creemos fundamental que los chicos comiencen a jugar dentro del marco de una escuela que los contenga y que los forme paulatinamente en el deporte. Ante todo se busca que sean buenos compañeros, buenas personas. Creo imprescindible que los chicos concurran a clases grupales que los ayuden a interactuar, incluso disputar torneos con otras Federaciones, esto hace que viajen juntos”.

Como en la mayoría de los deportes, mientras antes arranquen con la práctica es mejor, aunque Alba aclara que “el chico debe tener un grado de maduración que le permita respetar nociones básicas de seguridad e interrelación con otros chicos. El objetivo del jardín de golf es introducir al niño en el mundo de golf para que desarrollen habilidades motrices y de coordinación, siempre con la premisa que deben divertirse jugando”.

Desde el Golf Club San Luis encararon el proyecto con toda la seriedad que corresponde.

“Además de los profesores que damos las nociones y técnicas del juego, tendremos cubierta la parte física con una profesora y más adelante se va a sumar una nutricionista, que va a estar en permanente contacto con los niños para decirles que deben comer, antes, durante y después de jugar al golf, así como un plan para el resto de sus actividades diarias”, comentó Alba, que quiere llevar el desafío más allá y en el transcurso del mes tiene pendiente una reunión con los dirigentes del Golf Club de los Quebrachos y su profesor   Juan Emilio Echenique (hermano del “Rafita”) para trabajar en conjunto, “siempre proyectando para que crezca el golf provincial. Esto de tener un jardín de golf es totalmente nuevo para San Luis, y es necesario, ya que así formaremos a nuevos jugadores”, cerró.

Alba reconoció que es un trabajo de todos: "Además de la institución, tenemos que agradecer la colaboración de todos los padres que hacen posible este desafío, con su ayuda y compromiso nos permiten acercar este juego maravilloso a los niños".

Logín