Escuchá acá la 90.9
X

Más de 40 mujeres se sumaron a la noche de los Papanicolau

La jornada incluyó el estudio gratuito, sin orden médica ni turno previo, además de testeos de VIH.

El hospital “Braulio Moyano”, del complejo La Ribera, vivió una noche muy femenina. Desde las 18 y hasta la medianoche, cerca de 40 mujeres desde los 20 años concurrieron para realizarse el Papanicolau (Pap), el estudio ginecológico que busca prevenir el cáncer de cuello uterino. Sin turno previo ni orden médica, accedieron a  la práctica de forma gratuita. La actividad fue impulsada por el equipo del centro de salud para quienes por trabajo u otros impedimentos no habían podido realizárselo.

Además, hubo testeos de VIH y las agentes sanitarias concientizaron sobre las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).
“Vengo del barrio 828 Viviendas porque me enteré por las redes. Me pareció espectacular el horario. Hace más de 10 años que no me lo hacía, sé que está mal, pero por eso vi la oportunidad. Además, por el horario, yo salgo de trabajar a las 18. Está bueno porque no haces cola por un turno o posponer una actividad. Es una oportunidad para controlarse y aprovecharlo”, consideró Nancy Olguín, una de las que se sumó a la propuesta.

 

La primera propuesta de noche fue el viernes 9 en el Centro de Atención Primaria de la Salud Nº 1. Desde las 20 completaron el calendario a los niños mientras que a los grandes les colocaron las dosis que requerían. 

 

La directora del establecimiento sanitario, Mariana Escudero, resaltó que el objetivo de la iniciativa era “vencer las barreras para acceder al sistema de salud”. Y agregó: “Con el nuevo rol de la mujer que trabaja, que está en su casa, que asume varias tareas, se va postergando por eso con estas tareas extras, uno nota la necesidad que hay y apuntamos a que puedan concurrir todos. Una o dos veces al mes hacemos jornadas extensivas los sábados con Paps y controles, pero esta vez decidimos seguir la línea de la 'Noche de las vacunas' (Ver "Cita Nocturna"). Superó nuestras expectativas y nos pone muy bien”.

A medida que llegaban, la secretaria registraba los datos y daba un orden para el estudio. Como la concurrencia fue grande, alrededor de las 20 convocaron a la obstetra del centro de salud del barrio San Antonio para agilizar la atención. En total, trabajaron 8 profesionales.

Las agentes sanitarias del Braulio Moyano brindaron galletitas y gaseosas a las mujeres en la espera e informaron sobre ETS y cuidados femeninos.
"Me pareció muy bueno que lo hagan a esta hora porque por mi horario de trabajo se me complica ir a la mañana. Acá nos dieron una buena atención, nos convidaron masitas y gaseosas. Soy constante con los controles, generalmente dos veces al año, como debe ser", contó Soledad Rosales, una vecina del barrio Estación.

Gloria Barbeito, quien vive en La Ribera, conoce al equipo del hospital y por eso se prendió a la jornada. "Salgo del trabajo a las  16:30 y por eso me gustó el horario. Además, ya he venido a atenderme aquí, conozco a la obstetra. Esto es gratuito y hay que aprender a protegernos, a prevenir las enfermedades como el cáncer de útero. Una vez al año me lo realizo y hoy aproveché a hacerme también el testeo de VIH. Estoy muy conforme con esta institución", remarcó.
En el hospital el consultorio ginecológico funciona de lunes a viernes de 7 a 17. Los jueves son solo para estudios con cita previa.

Escudero indicó que el Pap abarca a la mujer en actividad sexual, principalmente entre los 35 años y los 60 por ser las que presentan cáncer de cuello uterino con mayor frecuencia. 

"Es una prueba de tamizaje para personas visualmente sanas lo que no quiere decir que no tenga una lesión precancerígena. Con este estudio sencillo y rápido podemos dar tratamiento oportuno y no esperar a que surja el cáncer. Tenemos 10 años entre la manifestación de los síntomas clínicos es decir que es una enfermedad de crecimiento lento lo que nos permite actuar y llegar a tiempo, por eso tan importante hacerlo", destacó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Más de 40 mujeres se sumaron a la noche de los Papanicolau

La jornada incluyó el estudio gratuito, sin orden médica ni turno previo, además de testeos de VIH.

Buena convocatoria. Desde las 18 concurrieron vecinas y alrededor de las 20 sumaron otra obstetra para que no esperaran tanto. Foto: Héctor Portella.

El hospital “Braulio Moyano”, del complejo La Ribera, vivió una noche muy femenina. Desde las 18 y hasta la medianoche, cerca de 40 mujeres desde los 20 años concurrieron para realizarse el Papanicolau (Pap), el estudio ginecológico que busca prevenir el cáncer de cuello uterino. Sin turno previo ni orden médica, accedieron a  la práctica de forma gratuita. La actividad fue impulsada por el equipo del centro de salud para quienes por trabajo u otros impedimentos no habían podido realizárselo.

Además, hubo testeos de VIH y las agentes sanitarias concientizaron sobre las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).
“Vengo del barrio 828 Viviendas porque me enteré por las redes. Me pareció espectacular el horario. Hace más de 10 años que no me lo hacía, sé que está mal, pero por eso vi la oportunidad. Además, por el horario, yo salgo de trabajar a las 18. Está bueno porque no haces cola por un turno o posponer una actividad. Es una oportunidad para controlarse y aprovecharlo”, consideró Nancy Olguín, una de las que se sumó a la propuesta.

 

La primera propuesta de noche fue el viernes 9 en el Centro de Atención Primaria de la Salud Nº 1. Desde las 20 completaron el calendario a los niños mientras que a los grandes les colocaron las dosis que requerían. 

 

La directora del establecimiento sanitario, Mariana Escudero, resaltó que el objetivo de la iniciativa era “vencer las barreras para acceder al sistema de salud”. Y agregó: “Con el nuevo rol de la mujer que trabaja, que está en su casa, que asume varias tareas, se va postergando por eso con estas tareas extras, uno nota la necesidad que hay y apuntamos a que puedan concurrir todos. Una o dos veces al mes hacemos jornadas extensivas los sábados con Paps y controles, pero esta vez decidimos seguir la línea de la 'Noche de las vacunas' (Ver "Cita Nocturna"). Superó nuestras expectativas y nos pone muy bien”.

A medida que llegaban, la secretaria registraba los datos y daba un orden para el estudio. Como la concurrencia fue grande, alrededor de las 20 convocaron a la obstetra del centro de salud del barrio San Antonio para agilizar la atención. En total, trabajaron 8 profesionales.

Las agentes sanitarias del Braulio Moyano brindaron galletitas y gaseosas a las mujeres en la espera e informaron sobre ETS y cuidados femeninos.
"Me pareció muy bueno que lo hagan a esta hora porque por mi horario de trabajo se me complica ir a la mañana. Acá nos dieron una buena atención, nos convidaron masitas y gaseosas. Soy constante con los controles, generalmente dos veces al año, como debe ser", contó Soledad Rosales, una vecina del barrio Estación.

Gloria Barbeito, quien vive en La Ribera, conoce al equipo del hospital y por eso se prendió a la jornada. "Salgo del trabajo a las  16:30 y por eso me gustó el horario. Además, ya he venido a atenderme aquí, conozco a la obstetra. Esto es gratuito y hay que aprender a protegernos, a prevenir las enfermedades como el cáncer de útero. Una vez al año me lo realizo y hoy aproveché a hacerme también el testeo de VIH. Estoy muy conforme con esta institución", remarcó.
En el hospital el consultorio ginecológico funciona de lunes a viernes de 7 a 17. Los jueves son solo para estudios con cita previa.

Escudero indicó que el Pap abarca a la mujer en actividad sexual, principalmente entre los 35 años y los 60 por ser las que presentan cáncer de cuello uterino con mayor frecuencia. 

"Es una prueba de tamizaje para personas visualmente sanas lo que no quiere decir que no tenga una lesión precancerígena. Con este estudio sencillo y rápido podemos dar tratamiento oportuno y no esperar a que surja el cáncer. Tenemos 10 años entre la manifestación de los síntomas clínicos es decir que es una enfermedad de crecimiento lento lo que nos permite actuar y llegar a tiempo, por eso tan importante hacerlo", destacó.

Logín