Escuchá acá la 90.9
X

Actrices Argentinas denunció a Diego Pimentel por acoso sexual y maltrato laboral

Este jueves desde las 19, alrededor de sesenta colectivas feministas hicieron pública la denuncia al director. 

El Colectivo de Actrices junto a otras sesenta organizaciones feministas y transfeministas de distintos ámbitos, denunciaron esta tarde, a Diego Pimentel, ex directivo del Centro Cultural San Martín por acoso y maltrato laboral contra Anahí De la Fuente, que lo demandó en la Justicia y llevó a que ella perdiera el trabajo.

Si bien no fue nombrado en la conferencia de prensa, el hombre apuntado tiene una causa en la Justicia "e irá a juicio oral", precisaron las convocantes. 

 

Denunciado. Diego Pimentel, ex director del Centro Cultural San Martín.

 

"Acompañamos en este acto la denuncia penal de Anahí de la Fuente, quien sufrió acoso y maltrato dentro del Centro Cultural San Martín por un directivo que, a su vez, es responsable de una cátedra dentro de la UNA, Universidad Nacional de las Artes", precisó la actriz Jazmín Stuart.

La conferencia de prensa se llevó a cabo en el Hotel Bauen y estuvo encabezado por las actrices Anabel Cherubito, Alejandra Flechner, Cecilia Roth, Malena Sánchez, Laura Azcurra, Julieta Díaz y Thelma Fardín, entre otras.

Asimismo, la denuncia estuvo respaldada por otras organizaciones feministas y transfeministas de la cultura, de la sociedad y de los Derechos Humanos.

Luego de la conferencia de prensa De la Fuente expresó: "me quedé sin trabajo, sigo sin trabajo. Esta persona renunció, pero a mí lo que me interesa es pedir por mi trabajo. No tuve ninguna respuesta. Hay más denunciantes y en este caso hay testigos que sufrieron lo mismo. Y más personas que no se acercaron porque no se animaron a hacer denuncias".

 

En el hotel Bauen de Buenos Aires. Foto: Captura de video.

 

Además explicó que luego de que su caso se difundiera se acercaron a ella diferentes grupos feministas y transfeministas. "No sólo fueron Actrices Argentinas sino todo este grupo de guerreras que me acompañaron hasta hoy y van a seguir acompañándome. Y si bien lograron quitarme mi sustento económico, esto está en manos de la Justicia y esperamos que se haga justicia", expresó.

 

Algunos puntos de la denuncia

 

"Repudiamos por completo el hecho de que un sujeto que ejerce este tipo de violencias, ocupe cargos jerárquicos en espacios que reúnen la cultura, la educación y el Estado. Y estamos aquí para decir basta".

 

"Jefes que creen ser dueños de los cuerpos de sus empleades, manoseándoles, haciendo comentarios sobre su aspecto físico y su vestimenta, insinuándose, persiguiéndoles y castigándoles al menor asomo de rechazo, con gritos y trabajos fuera del horario pautado. Tratándoles de incapaces, rebajándoles, por su género, a realizar tareas no correspondientes  y humillándoles públicamente en caso de no cumplir con sus reglas machistas y autoestablecidas".

 

"Cuando la víctima decide hablar, la amenazan de manera encubierta o directa. Cuando la víctima decide denunciar, la dejan sin trabajo como a nuestra compañera Anahí".

 

"Basta de encubrimiento, basta de naturalizar la violencia, basta de amiguismos que ubican a agresores en espacios de poder, y definitivamente, basta de silenciar a las víctimas a través de actos intimidatorios y de amenazas".

 

"En paralelo, el sistema judicial sigue siendo indiferente frente a los relatos de las personas agredidas, poniéndolas en el banquillo de los acusados, y revictimizándolas, con estándares probatorios que no se adaptan a este tipo de delitos". 

 

"La mayoría de las veces, los casos son archivados y desestimados. O cuando se elevan a juicio, éstos tardan meses -algunos años-, hasta su ejecución, mientras que las víctimas siguen padeciendo las secuelas de los malos tratos y del desempleo".

 

"Debe aplicarse un protocolo de género en cada ámbito privado o público y debe ser respetado por cada persona que integre esos espacios".

 

"Tal como lo estipula la declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de Naciones Unidas, "Los Estados deben aplicar por todos los medios apropiados y sin demora una política encaminada a eliminar la violencia contra la mujer. Se entenderá que la violencia contra la mujer abarca la violencia física, sexual y psicológica perpetrada o tolerada por el Estado, dondequiera que ocurra."

 

"Exigimos eliminar las precarización laboral y las contrataciones basura, que dejan a les empleades en estado de vulnerabilidad frente al maltrato, acoso y abuso. Esto es parte de un sistema que atenta contra la integridad física y emocional de las personas".

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Actrices Argentinas denunció a Diego Pimentel por acoso sexual y maltrato laboral

Este jueves desde las 19, alrededor de sesenta colectivas feministas hicieron pública la denuncia al director. 

Anahí De la Fuente abraza a la actriz y directora, Jazmin Stuart durante el anuncio de la denuncia. Foto: NA.

El Colectivo de Actrices junto a otras sesenta organizaciones feministas y transfeministas de distintos ámbitos, denunciaron esta tarde, a Diego Pimentel, ex directivo del Centro Cultural San Martín por acoso y maltrato laboral contra Anahí De la Fuente, que lo demandó en la Justicia y llevó a que ella perdiera el trabajo.

Si bien no fue nombrado en la conferencia de prensa, el hombre apuntado tiene una causa en la Justicia "e irá a juicio oral", precisaron las convocantes. 

 

Denunciado. Diego Pimentel, ex director del Centro Cultural San Martín.

 

"Acompañamos en este acto la denuncia penal de Anahí de la Fuente, quien sufrió acoso y maltrato dentro del Centro Cultural San Martín por un directivo que, a su vez, es responsable de una cátedra dentro de la UNA, Universidad Nacional de las Artes", precisó la actriz Jazmín Stuart.

La conferencia de prensa se llevó a cabo en el Hotel Bauen y estuvo encabezado por las actrices Anabel Cherubito, Alejandra Flechner, Cecilia Roth, Malena Sánchez, Laura Azcurra, Julieta Díaz y Thelma Fardín, entre otras.

Asimismo, la denuncia estuvo respaldada por otras organizaciones feministas y transfeministas de la cultura, de la sociedad y de los Derechos Humanos.

Luego de la conferencia de prensa De la Fuente expresó: "me quedé sin trabajo, sigo sin trabajo. Esta persona renunció, pero a mí lo que me interesa es pedir por mi trabajo. No tuve ninguna respuesta. Hay más denunciantes y en este caso hay testigos que sufrieron lo mismo. Y más personas que no se acercaron porque no se animaron a hacer denuncias".

 

En el hotel Bauen de Buenos Aires. Foto: Captura de video.

 

Además explicó que luego de que su caso se difundiera se acercaron a ella diferentes grupos feministas y transfeministas. "No sólo fueron Actrices Argentinas sino todo este grupo de guerreras que me acompañaron hasta hoy y van a seguir acompañándome. Y si bien lograron quitarme mi sustento económico, esto está en manos de la Justicia y esperamos que se haga justicia", expresó.

 

Algunos puntos de la denuncia

 

"Repudiamos por completo el hecho de que un sujeto que ejerce este tipo de violencias, ocupe cargos jerárquicos en espacios que reúnen la cultura, la educación y el Estado. Y estamos aquí para decir basta".

 

"Jefes que creen ser dueños de los cuerpos de sus empleades, manoseándoles, haciendo comentarios sobre su aspecto físico y su vestimenta, insinuándose, persiguiéndoles y castigándoles al menor asomo de rechazo, con gritos y trabajos fuera del horario pautado. Tratándoles de incapaces, rebajándoles, por su género, a realizar tareas no correspondientes  y humillándoles públicamente en caso de no cumplir con sus reglas machistas y autoestablecidas".

 

"Cuando la víctima decide hablar, la amenazan de manera encubierta o directa. Cuando la víctima decide denunciar, la dejan sin trabajo como a nuestra compañera Anahí".

 

"Basta de encubrimiento, basta de naturalizar la violencia, basta de amiguismos que ubican a agresores en espacios de poder, y definitivamente, basta de silenciar a las víctimas a través de actos intimidatorios y de amenazas".

 

"En paralelo, el sistema judicial sigue siendo indiferente frente a los relatos de las personas agredidas, poniéndolas en el banquillo de los acusados, y revictimizándolas, con estándares probatorios que no se adaptan a este tipo de delitos". 

 

"La mayoría de las veces, los casos son archivados y desestimados. O cuando se elevan a juicio, éstos tardan meses -algunos años-, hasta su ejecución, mientras que las víctimas siguen padeciendo las secuelas de los malos tratos y del desempleo".

 

"Debe aplicarse un protocolo de género en cada ámbito privado o público y debe ser respetado por cada persona que integre esos espacios".

 

"Tal como lo estipula la declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de Naciones Unidas, "Los Estados deben aplicar por todos los medios apropiados y sin demora una política encaminada a eliminar la violencia contra la mujer. Se entenderá que la violencia contra la mujer abarca la violencia física, sexual y psicológica perpetrada o tolerada por el Estado, dondequiera que ocurra."

 

"Exigimos eliminar las precarización laboral y las contrataciones basura, que dejan a les empleades en estado de vulnerabilidad frente al maltrato, acoso y abuso. Esto es parte de un sistema que atenta contra la integridad física y emocional de las personas".

 

Logín