Escuchá acá la 90.9
X

Naftas: los precios "atrasan" un 38% y hay desabastecimiento

Los expendedores advierten que el desequilibrio entre precios y costos ya provoca "escasez". Tras la fuerte suba mundial del petróleo, la ecuación del congelamiento tambalea.

El presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro (Fecac), Gabriel Bornoroni, aseguró ayer que "hay un 38%" de atraso en los precios de los combustibles y advirtió que desde hace cuatro días hay desabastecimiento.

En declaraciones a Radio La Red, el empresario cordobés consideró que hay un desequilibrio entre precios y costos de producción, y advirtió que "las petroleras no están abasteciendo al mercado".

La Fecac realizó una denuncia ante la Secretaría de Energía de la Nación, que conduce Gustavo Lopetegui, y ahora reclama que "se empiece con las multas por el desabastecimiento, para que de una vez por toda aparezca el combustible que tienen y no lo están entregando. Pedimos que salga fuerte a poner en práctica la Ley de Abastecimiento".

Bornoroni explicó que las petroleras impusieron a las estaciones un cupo para entrega del producto que fue calculado sobre las ventas promedio de los tres meses anteriores. Si los estacioneros demandan por arriba de ese nivel les cobran 4 pesos más por litro.

 

116 pesos es el subsidio que paga el Gobierno por barril producido en el país para mantener congelados los precios al público. El 88% de ese subsidio es para las productoras y el 12% para las provincias petroleras.



"Te venden el cupo que establecieron y ni un litro más. Si te pasás hay un sobreprecio. Entonces nadie sale a buscar ni un cliente. Las estaciones de bandera blanca están sin combustibles hace cuatro días", enfatizó.

Congelamiento en peligro

"Hoy tenemos una desactualización del 38%, según el cálculo que hacemos teniendo en cuenta el precio del dólar, de los biocombustibles (con los que se 'cortan' las naftas y el gasoil) y el valor del crudo. Hoy debería aumentar el precio de cartel en un 38%", dijo.

Al anunciar el congelamiento de precios hasta el 12 de noviembre, el Gobierno estimaba que para esa fecha habría un atraso en el precio de entre el 20% y el 25%, pero la inesperada suba valor internacional del petróleo alteró todo.

El Gobierno sostiene por ahora el congelamiento de los precios internos. Pero está a la expectativa: según dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, recién el fin de semana habrá un panorama más claro para decidir algún cambio en ese plan.

La gestión de Mauricio Macri mantiene la decisión de compensar con 116,10 pesos por barril producido a las empresas productoras (se quedan con el 88% de ese dinero) y a las provincias dueñas de los yacimientos (reciben un 12% del subsidio).

Teniendo en cuenta esas compensaciones, el mercado local opera con un barril de crudo a 59 dólares como máximo y un tipo de cambio de 45,19 pesos por dólar, cuando el precio de la divisa en el mercado cambiario se ubicó encima de los 59 pesos ayer.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Naftas: los precios "atrasan" un 38% y hay desabastecimiento

Los expendedores advierten que el desequilibrio entre precios y costos ya provoca "escasez". Tras la fuerte suba mundial del petróleo, la ecuación del congelamiento tambalea.

Precio tenso. El congelamiento genera desabastecimiento, según Fecac.

El presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro (Fecac), Gabriel Bornoroni, aseguró ayer que "hay un 38%" de atraso en los precios de los combustibles y advirtió que desde hace cuatro días hay desabastecimiento.

En declaraciones a Radio La Red, el empresario cordobés consideró que hay un desequilibrio entre precios y costos de producción, y advirtió que "las petroleras no están abasteciendo al mercado".

La Fecac realizó una denuncia ante la Secretaría de Energía de la Nación, que conduce Gustavo Lopetegui, y ahora reclama que "se empiece con las multas por el desabastecimiento, para que de una vez por toda aparezca el combustible que tienen y no lo están entregando. Pedimos que salga fuerte a poner en práctica la Ley de Abastecimiento".

Bornoroni explicó que las petroleras impusieron a las estaciones un cupo para entrega del producto que fue calculado sobre las ventas promedio de los tres meses anteriores. Si los estacioneros demandan por arriba de ese nivel les cobran 4 pesos más por litro.

 

116 pesos es el subsidio que paga el Gobierno por barril producido en el país para mantener congelados los precios al público. El 88% de ese subsidio es para las productoras y el 12% para las provincias petroleras.



"Te venden el cupo que establecieron y ni un litro más. Si te pasás hay un sobreprecio. Entonces nadie sale a buscar ni un cliente. Las estaciones de bandera blanca están sin combustibles hace cuatro días", enfatizó.

Congelamiento en peligro

"Hoy tenemos una desactualización del 38%, según el cálculo que hacemos teniendo en cuenta el precio del dólar, de los biocombustibles (con los que se 'cortan' las naftas y el gasoil) y el valor del crudo. Hoy debería aumentar el precio de cartel en un 38%", dijo.

Al anunciar el congelamiento de precios hasta el 12 de noviembre, el Gobierno estimaba que para esa fecha habría un atraso en el precio de entre el 20% y el 25%, pero la inesperada suba valor internacional del petróleo alteró todo.

El Gobierno sostiene por ahora el congelamiento de los precios internos. Pero está a la expectativa: según dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, recién el fin de semana habrá un panorama más claro para decidir algún cambio en ese plan.

La gestión de Mauricio Macri mantiene la decisión de compensar con 116,10 pesos por barril producido a las empresas productoras (se quedan con el 88% de ese dinero) y a las provincias dueñas de los yacimientos (reciben un 12% del subsidio).

Teniendo en cuenta esas compensaciones, el mercado local opera con un barril de crudo a 59 dólares como máximo y un tipo de cambio de 45,19 pesos por dólar, cuando el precio de la divisa en el mercado cambiario se ubicó encima de los 59 pesos ayer.

Logín