18.4°SAN LUIS - Viernes 18 de Septiembre de 2020

18.4°SAN LUIS - Viernes 18 de Septiembre de 2020

EN VIVO

El sector educativo alertó sobre la crisis alimentaria y la deserción

Los docentes describieron la difícil situación que padecen los chicos y jóvenes más humildes.

Por redacción
| 19 de septiembre de 2019
Por los chicos y jóvenes. El Gobierno se reunió con representantes de la educación media y superior para evitar que la crisis golpee a los más vulnerables. Foto: ANSL.

El Consejo Económico y Social suma a diario nuevas voces y aunque ya se reunió con casi un centenar de instituciones en poco menos de dos semanas (un tiempo relativamente corto), nada se compara con la rapidez con que se agudizan las dificultades económicas del país y sus consecuentes efectos sociales. Así lo reflejó este miércoles el sector educativo, tras alertar sobre la crisis alimentaria que sufren los alumnos de todos los niveles y los altos índices de deserción entre los jóvenes.

 

La recepción estuvo a cargo de los ministros de Educación, Paulina Calderón; de Desarrollo Social, Federico Berardo; de Seguridad Ernesto Ali; de Producción, Sergio Freixes; de Gobierno, Eduardo Mones Ruiz; y de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, quien fue también como rectora de la Universidad de La Punta (ULP).

 

Los integrantes del gabinete provincial recibieron en Terrazas a los titulares de escuelas, sindicatos de docentes y universidades provinciales y nacionales, para interiorizarse sobre la situación social que se vive en la enseñanza. En total, la reunión contó con casi treinta instituciones y organizaciones gremiales.

 

"El Consejo Económico y Social fue creado por ley, como una herramienta de consulta y asesoramiento del Ejecutivo provincial. El gobernador Alberto Rodríguez Saá, lo convocó porque está sumamente preocupado por la crisis y porque considera que es necesario hacer un diagnóstico de la situación, con el aporte y la visión de los distintos sectores", dijo Mones Ruiz en el inicio del encuentro.

 

En su introducción, advirtió que "los analistas advierten que los próximos tres meses serán aun peor" y explicó que hace catorce meses que las provincias perciben por coparticipación al menos 25 puntos por debajo del índice de inflación (superior al 50 por ciento).

 

El punto en común que tocaron los responsables de las instituciones educativas, principalmente las escuelas con una población estudiantil de menores recursos, fue que los alumnos pasan hambre debido a la crisis económica, que impacta de lleno en los hogares más carecientes.

 

"Tenemos casos en que la única comida de los chicos es la que se le da en la escuela. Algunos van sin desayunar y se desmayan sobre los bancos. Es necesario un refuerzo de la merienda que se les da en la escuela", sostuvo la directora del Centro Educativo Nº 3 "Eva Perón", Gabriela Francia López.

 

Inclusive, la secretaria general de la Asociación Sanluiseña de Docentes Estatales (ASDE), María Inés Quattropani, pidió a las autoridades unificar los merenderos con los colegios y hacer un esfuerzo para encontrar una solución al problema del hambre.

 

"Hay chicos que solo comen en la escuela y las maestras son las indicadas para conocer de cerca la situación y buscar revertir esa situación", indicó Quattropani, quien solicitó además cuidar a los docentes, ya que "son una red de contención en momentos difíciles".

 

De la reunión, participó también el vicerrector de la UNSL, Héctor Flores, quien puso a disposición el capital técnico y humano de la casa de estudios para encontrar un paliativo para la grave situación que padecen los sectores sociales más desfavorecidos. Dijo que para una mejor intervención, sería adecuado "contar con un mapa de vulnerabilidad".

 

Entre las aportes, el titular de la Escuela Nº 11 "Benito Juárez", Flavio Guzmán, expuso sobre los diferentes proyectos económico-sociales de panadería, de huerta y de una guardería, para evitar la deserción que, según aseguró otro de los directores, el del colegio nocturno "Juan Esteban Pedernera", José Castro, la matrícula de estudiantes de entre 15 a 18 se redujo drásticamente a dos tercios, porque el dinero no alcanza y los alumnos se ven obligados a conseguir trabajo e inclusive, a buscar uno extra para subsistir.

 

 

Comentá vos tambien...