Escuchá acá la 90.9
X

La hora del clima en Nueva York

En el epicentro del mundo global se discutirá sobre medio ambiente, cambio climático, responsabilidades sociales, liderazgos políticos frente al planeta, y expectativas de cara al futuro. Es probable que allí, las únicas voces transparentes, sean un aporte de la juventud.
Miles de defensores de la ecología se darán cita en Nueva York a partir del viernes para una gran manifestación y una cumbre inédita de jóvenes, con la meta de presionar a los líderes mundiales reunidos en la ONU para que redoblen la lucha contra el calentamiento del planeta.
Además de la célebre adolescente sueca Greta Thunberg, de 16 años, que inventó las huelgas estudiantiles de los viernes, otros 700 jóvenes de Estados Unidos, Europa, Latinoamérica, África o Asia llegarán a Nueva York para la primera cumbre de jóvenes sobre el clima, organizada el sábado por la ONU.
En los últimos meses los jóvenes “han logrado movilizar la opinión pública de una manera impresionante, llamar la atención sobre la emergencia que estamos enfrentando y la urgencia de la acción”, dijo el mexicano Luis Alfonso de Alba, enviado especial de la ONU para la cumbre del clima 2019.
Para la ONU “no se trata solo de escucharlos, sino de incorporarlos y de beneficiarnos de su impulso”, aseguró. Este viernes, antes de su cumbre, los jóvenes participarán en una protesta por el clima que se anuncia histórica.
Las “huelgas de los viernes” que Thunberg comenzó sola el año pasado en Estocolmo, frente al Parlamento sueco, se extendieron a todo el mundo, y este viernes podrían alcanzar su apogeo. La Alcaldía de Nueva York incluso autorizó a los alumnos a faltar a la escuela para asistir a la protesta.
“El mejor liderazgo que he visto hasta ahora es el de los jóvenes”, dijo a periodistas la nigeriana Amina Mohammed, subsecretaria general de la ONU.
Las protestas precederán la cumbre del clima de la ONU que comienza el lunes, a la cual asistirán un centenar de jefes de Estado y de Gobierno, incluidos los líderes de Alemania, Francia, Costa Rica, Chile y Honduras.
Pero en representación de Estados Unidos, que en 2020 concretará su retiro del Acuerdo de París, solo habrá “una delegación de alto nivel”.
Los jóvenes activistas quieren detalles sobre los planes de los líderes, y sobre todo que respondan dos preguntas: ¿Cuándo cerrarán sus últimas centrales de carbón? ¿Y cuándo los países dejarán de usar otras energías fósiles, como el gas y el petróleo?
“Básicamente, necesitamos duplicar y en algunos casos triplicar las promesas del Acuerdo de París de 2015 para alcanzar la meta de reducir el alza de la temperatura a 1,5ºC”, precisó De Alba.
“Veremos el lunes quién está a la altura, cuál es la cara del liderazgo climático”, lanzó Mohammed.
Unos 60 países se aprestan a anunciar planes sobre el clima reforzados, dijo Alden Meyer, experto de la ONG estadounidense Asociación de Científicos Preocupados, pero en principio ninguno de los grandes emisores.
“Es una maratón, no una carrera corta”, afirmó. La verdadera fecha límite es fines de 2020, cuando el Acuerdo de París obligará a los firmantes a revisar su balance. Pero se escudriñarán las señales enviadas, sobre todo por China.
Por ahora, solo Marruecos y Gambia tienen compromisos “compatibles” con el objetivo del Acuerdo de París de 2015, según el Climate Action Tracker.
Para tener una chance de frenar el calentamiento del planeta a +1,5ºC (en relación al Siglo XIX), el mundo debería ser neutro en carbono para 2050, según el último consenso de científicos que estudian el tema a pedido de la ONU.
Pero estamos lejos de esa meta. Nunca los humanos arrojaron al aire tanto dióxido de carbono como en 2018. Las canículas del verano boreal hicieron de julio de 2019 el mes más caluroso jamás registrado en la Tierra desde 1880. Los cuatro últimos años fueron los cuatro más calurosos. La hora del clima llega a Nueva York.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La hora del clima en Nueva York

En el epicentro del mundo global se discutirá sobre medio ambiente, cambio climático, responsabilidades sociales, liderazgos políticos frente al planeta, y expectativas de cara al futuro. Es probable que allí, las únicas voces transparentes, sean un aporte de la juventud.
Miles de defensores de la ecología se darán cita en Nueva York a partir del viernes para una gran manifestación y una cumbre inédita de jóvenes, con la meta de presionar a los líderes mundiales reunidos en la ONU para que redoblen la lucha contra el calentamiento del planeta.
Además de la célebre adolescente sueca Greta Thunberg, de 16 años, que inventó las huelgas estudiantiles de los viernes, otros 700 jóvenes de Estados Unidos, Europa, Latinoamérica, África o Asia llegarán a Nueva York para la primera cumbre de jóvenes sobre el clima, organizada el sábado por la ONU.
En los últimos meses los jóvenes “han logrado movilizar la opinión pública de una manera impresionante, llamar la atención sobre la emergencia que estamos enfrentando y la urgencia de la acción”, dijo el mexicano Luis Alfonso de Alba, enviado especial de la ONU para la cumbre del clima 2019.
Para la ONU “no se trata solo de escucharlos, sino de incorporarlos y de beneficiarnos de su impulso”, aseguró. Este viernes, antes de su cumbre, los jóvenes participarán en una protesta por el clima que se anuncia histórica.
Las “huelgas de los viernes” que Thunberg comenzó sola el año pasado en Estocolmo, frente al Parlamento sueco, se extendieron a todo el mundo, y este viernes podrían alcanzar su apogeo. La Alcaldía de Nueva York incluso autorizó a los alumnos a faltar a la escuela para asistir a la protesta.
“El mejor liderazgo que he visto hasta ahora es el de los jóvenes”, dijo a periodistas la nigeriana Amina Mohammed, subsecretaria general de la ONU.
Las protestas precederán la cumbre del clima de la ONU que comienza el lunes, a la cual asistirán un centenar de jefes de Estado y de Gobierno, incluidos los líderes de Alemania, Francia, Costa Rica, Chile y Honduras.
Pero en representación de Estados Unidos, que en 2020 concretará su retiro del Acuerdo de París, solo habrá “una delegación de alto nivel”.
Los jóvenes activistas quieren detalles sobre los planes de los líderes, y sobre todo que respondan dos preguntas: ¿Cuándo cerrarán sus últimas centrales de carbón? ¿Y cuándo los países dejarán de usar otras energías fósiles, como el gas y el petróleo?
“Básicamente, necesitamos duplicar y en algunos casos triplicar las promesas del Acuerdo de París de 2015 para alcanzar la meta de reducir el alza de la temperatura a 1,5ºC”, precisó De Alba.
“Veremos el lunes quién está a la altura, cuál es la cara del liderazgo climático”, lanzó Mohammed.
Unos 60 países se aprestan a anunciar planes sobre el clima reforzados, dijo Alden Meyer, experto de la ONG estadounidense Asociación de Científicos Preocupados, pero en principio ninguno de los grandes emisores.
“Es una maratón, no una carrera corta”, afirmó. La verdadera fecha límite es fines de 2020, cuando el Acuerdo de París obligará a los firmantes a revisar su balance. Pero se escudriñarán las señales enviadas, sobre todo por China.
Por ahora, solo Marruecos y Gambia tienen compromisos “compatibles” con el objetivo del Acuerdo de París de 2015, según el Climate Action Tracker.
Para tener una chance de frenar el calentamiento del planeta a +1,5ºC (en relación al Siglo XIX), el mundo debería ser neutro en carbono para 2050, según el último consenso de científicos que estudian el tema a pedido de la ONU.
Pero estamos lejos de esa meta. Nunca los humanos arrojaron al aire tanto dióxido de carbono como en 2018. Las canículas del verano boreal hicieron de julio de 2019 el mes más caluroso jamás registrado en la Tierra desde 1880. Los cuatro últimos años fueron los cuatro más calurosos. La hora del clima llega a Nueva York.

Logín