Escuchá acá la 90.9
X

Ivo Diciano, un rugbier puntano con el mundo en sus manos

De la cantera de Chancay a las canchas australianas, el joven repasa su trayectoria y analiza a Los Pumas.

El rugbier Ivo Diciano Oliva tiene 18 años y entrena desde los 12 en Chancay Rugby Club. No integró otro equipo del país y hace dos años jugó en Francia. En esta temporada, su juego lo mostró en dos elencos de Australia.

En 2013 quería jugar fútbol, pero cambió el esférico por la guinda a pedido de su padre Mariano, quien continúa en Veteranos de Chancay. Ambos están en el pack de forwards: el padre en tercera línea, Ivo en  la primera como pilar. En inglés se denomina "prop" y en francés "pilier". Y pudo decirlo en ambos idiomas.

Mide 1,77 metro y considera que es "un poco bajo", comparado a los que pasan el metro ochenta. "Destaco de mi juego la conducta y sobre todo la posición y el contacto", definió Diciano, que fue capitán del equipo Menores 15 en Chancay, siempre de 3 (número que indica su posición).

"Lo compenso siendo un arma de choque, de agarrar la pelota y de ir hacia adelante más fuerte", dijo sonriente durante la producción de fotos, sesiones que le son conocidas: es hijo de la fotógrafa Sandra Oliva.

En el Viejo Continente jugó una temporada en Provence Rugby, en un viaje de intercambio a Francia, y en 2019 en Australia integró el plantel de Burdekin Rugby Union Club y de la selección local, Brolga Rugby. También hizo una clínica con exWallabies, la selección australiana. "La idea es jugar en el exterior para experimentar, viajar y conocer", ansía Ivo, cuyo sueño máximo es integrar Los Pumas y entrenar en Nueva Zelanda, la meca del Rugby y hogar de los All Blacks. "Me gustaría estar en uno de los países más fuertes en este deporte".

Triunfos en el palmarés no le faltan: obtuvo tres campeonatos consecutivos con las divisiones M17 en 2016, y M18 en 2017 y 2018.

Hay que mentalizarse; si lo hacés bien podés llegar a un nivel superior", aconsejó Ivo. "Pero no le pasa a mucha gente, esta oportunidad no la voy a desperdiciar", dijo el rugbier.

Diciano  entrena todos los días, a veces doble turno. "Eso hace que me destaque del resto", comentó el joven que se perdió de fiestas familiares y de amigos. "Dejé muchas cosas de lado que ningún adolescente hubiera hecho", aseguró.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Ivo Diciano, un rugbier puntano con el mundo en sus manos

De la cantera de Chancay a las canchas australianas, el joven repasa su trayectoria y analiza a Los Pumas.

La ilusión versus la realidad. Ivo tiene esperanzas de ver buenos resultados de Los Pumas... pero los All Blacks no aflojan nunca. Foto: Leandro Cruciani.

El rugbier Ivo Diciano Oliva tiene 18 años y entrena desde los 12 en Chancay Rugby Club. No integró otro equipo del país y hace dos años jugó en Francia. En esta temporada, su juego lo mostró en dos elencos de Australia.

En 2013 quería jugar fútbol, pero cambió el esférico por la guinda a pedido de su padre Mariano, quien continúa en Veteranos de Chancay. Ambos están en el pack de forwards: el padre en tercera línea, Ivo en  la primera como pilar. En inglés se denomina "prop" y en francés "pilier". Y pudo decirlo en ambos idiomas.

Mide 1,77 metro y considera que es "un poco bajo", comparado a los que pasan el metro ochenta. "Destaco de mi juego la conducta y sobre todo la posición y el contacto", definió Diciano, que fue capitán del equipo Menores 15 en Chancay, siempre de 3 (número que indica su posición).

"Lo compenso siendo un arma de choque, de agarrar la pelota y de ir hacia adelante más fuerte", dijo sonriente durante la producción de fotos, sesiones que le son conocidas: es hijo de la fotógrafa Sandra Oliva.

En el Viejo Continente jugó una temporada en Provence Rugby, en un viaje de intercambio a Francia, y en 2019 en Australia integró el plantel de Burdekin Rugby Union Club y de la selección local, Brolga Rugby. También hizo una clínica con exWallabies, la selección australiana. "La idea es jugar en el exterior para experimentar, viajar y conocer", ansía Ivo, cuyo sueño máximo es integrar Los Pumas y entrenar en Nueva Zelanda, la meca del Rugby y hogar de los All Blacks. "Me gustaría estar en uno de los países más fuertes en este deporte".

Triunfos en el palmarés no le faltan: obtuvo tres campeonatos consecutivos con las divisiones M17 en 2016, y M18 en 2017 y 2018.

Hay que mentalizarse; si lo hacés bien podés llegar a un nivel superior", aconsejó Ivo. "Pero no le pasa a mucha gente, esta oportunidad no la voy a desperdiciar", dijo el rugbier.

Diciano  entrena todos los días, a veces doble turno. "Eso hace que me destaque del resto", comentó el joven que se perdió de fiestas familiares y de amigos. "Dejé muchas cosas de lado que ningún adolescente hubiera hecho", aseguró.

Logín