Escuchá acá la 90.9
X

Vecinos se quejan por nuevos cortes y roturas en avenida Lafinur

Ahora dicen que se rompió un caño maestro de agua. El nuevo asfalto duró poco.

Continúa la novela que tiene como protagonista a la obra de desagües pluviales que tenía plazo de finalización en marzo de este año. No solo que la Municipalidad de San Luis no cumplió con esa fecha, sino que además desde hace dos meses continúan los cortes de calles y las roturas sobre la avenida Lafinur. A eso se le suma el caos de tránsito y la queja de los comerciantes, que en algunos casos aseguran que venden menos. La última novedad fue que hace dos días en el tramo que va desde 9 de Julio hasta Belgrano está cortado nuevamente. Cuentan los vecinos que quienes trabajan en la zona refirieron la rotura de un caño maestro de agua que obligó a comenzar un nuevo trabajo.

Sobre la avenida casi en la esquina de Belgrano, Gabriel Ojeda, tiene su casa paterna y su taller mecánico. Aseguró que estaba sin agua y que desde hace dos días tenían el recurso de manera intermitente. "Me acerqué a preguntarles a los trabajadores que están enfrente qué pasó que por segunda vez volvieron a romper. Me explicaron que la rotura de un caño maestro de agua los obligó a cavar una zanja que tiene el ancho de una calzada y por lo menos 30 metros de profundidad", explicó y agregó que antes de ese trabajo tenían problemas con la presión en los domicilios. "En mi opinión es una lástima. Estaba el asfalto recién puesto y ayer me encuentro con que empezaron a romper con una máquina, que por el impacto sobre el suelo hacía vibrar todas las casas de la cuadra. La vez anterior por esa causa en la casa de mis padres se partió la mochila del inodoro".

La otra preocupación de la gente es cuánto tiempo más llevará la nueva maniobra que realiza la empresa Premoldeados San Luis que es la encargada de la colocación de los desagües. El dueño de la panadería "Don Chingo", Juan Gelvez, contó que la primera vez que pasaron por la zona demoraron varios meses. "Ahora otra vez no sabemos cuánto llevará". Coincidió con la versión de que se trataba de un caño roto. "Sean por los motivos que sean, para nosotros es un trastorno. No solo es complicado estacionar por el tráfico, sino que ya no cruzan la calle los chicos de la Escuela 'Misiones', lo que indefectiblemente baja las ventas. Anoche estuvieron trabajando hasta tarde y no saben cuándo terminarán", contó y confirmó que antes de que trabajaran en la cuadra, de la canilla les salía un hilo de agua. Sobre el entorpecimiento en las labores cotidianas, Ojeda también refirió que saca y entra autos todo el tiempo y que con la cantidad de vehículos que pasan a diario "es muy incomodo".

Bety Giménez tiene su propiedad casi llegando a 9 de Julio y contó que toda su vida vivió ahí y que conoce cómo se inunda esa esquina cuando llueve por lo que está contenta con la obra de los desagües. Aunque espera que la terminen y puedan ver si da resultado. "Es la segunda vez que rompen y nadie me informó los motivos. Sé que trabajan en beneficio para nosotros, pero acá es la segunda vez que pasan las máquinas y por la tierra que levantan es muy difícil mantener la limpieza de mi casa", se quejó la mujer.

En la obra, El Diario no pudo encontrar a ningún responsable. Uno de los empleados, que dijo llamarse Norberto Pérez, explicó que explotó un caño. "Rompimos toda una calzada, la que va desde Belgrano hasta Ayacucho, porque no se sabía dónde estaba la pérdida. En la cuadra siguiente, solo se trabaja en los desagües, allí es la primera vez que se rompe. El sábado estará terminado con la puesta de la nueva capa asfáltica", dijo el trabajador de Premoldeados.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Vecinos se quejan por nuevos cortes y roturas en avenida Lafinur

Ahora dicen que se rompió un caño maestro de agua. El nuevo asfalto duró poco.

Dulce espera. Un empleado de Premoldeados dijo que el sábado cerrarán la zanja de la esquina de Belgrano. Fotos: Marianela Sánchez.

Continúa la novela que tiene como protagonista a la obra de desagües pluviales que tenía plazo de finalización en marzo de este año. No solo que la Municipalidad de San Luis no cumplió con esa fecha, sino que además desde hace dos meses continúan los cortes de calles y las roturas sobre la avenida Lafinur. A eso se le suma el caos de tránsito y la queja de los comerciantes, que en algunos casos aseguran que venden menos. La última novedad fue que hace dos días en el tramo que va desde 9 de Julio hasta Belgrano está cortado nuevamente. Cuentan los vecinos que quienes trabajan en la zona refirieron la rotura de un caño maestro de agua que obligó a comenzar un nuevo trabajo.

Sobre la avenida casi en la esquina de Belgrano, Gabriel Ojeda, tiene su casa paterna y su taller mecánico. Aseguró que estaba sin agua y que desde hace dos días tenían el recurso de manera intermitente. "Me acerqué a preguntarles a los trabajadores que están enfrente qué pasó que por segunda vez volvieron a romper. Me explicaron que la rotura de un caño maestro de agua los obligó a cavar una zanja que tiene el ancho de una calzada y por lo menos 30 metros de profundidad", explicó y agregó que antes de ese trabajo tenían problemas con la presión en los domicilios. "En mi opinión es una lástima. Estaba el asfalto recién puesto y ayer me encuentro con que empezaron a romper con una máquina, que por el impacto sobre el suelo hacía vibrar todas las casas de la cuadra. La vez anterior por esa causa en la casa de mis padres se partió la mochila del inodoro".

La otra preocupación de la gente es cuánto tiempo más llevará la nueva maniobra que realiza la empresa Premoldeados San Luis que es la encargada de la colocación de los desagües. El dueño de la panadería "Don Chingo", Juan Gelvez, contó que la primera vez que pasaron por la zona demoraron varios meses. "Ahora otra vez no sabemos cuánto llevará". Coincidió con la versión de que se trataba de un caño roto. "Sean por los motivos que sean, para nosotros es un trastorno. No solo es complicado estacionar por el tráfico, sino que ya no cruzan la calle los chicos de la Escuela 'Misiones', lo que indefectiblemente baja las ventas. Anoche estuvieron trabajando hasta tarde y no saben cuándo terminarán", contó y confirmó que antes de que trabajaran en la cuadra, de la canilla les salía un hilo de agua. Sobre el entorpecimiento en las labores cotidianas, Ojeda también refirió que saca y entra autos todo el tiempo y que con la cantidad de vehículos que pasan a diario "es muy incomodo".

Bety Giménez tiene su propiedad casi llegando a 9 de Julio y contó que toda su vida vivió ahí y que conoce cómo se inunda esa esquina cuando llueve por lo que está contenta con la obra de los desagües. Aunque espera que la terminen y puedan ver si da resultado. "Es la segunda vez que rompen y nadie me informó los motivos. Sé que trabajan en beneficio para nosotros, pero acá es la segunda vez que pasan las máquinas y por la tierra que levantan es muy difícil mantener la limpieza de mi casa", se quejó la mujer.

En la obra, El Diario no pudo encontrar a ningún responsable. Uno de los empleados, que dijo llamarse Norberto Pérez, explicó que explotó un caño. "Rompimos toda una calzada, la que va desde Belgrano hasta Ayacucho, porque no se sabía dónde estaba la pérdida. En la cuadra siguiente, solo se trabaja en los desagües, allí es la primera vez que se rompe. El sábado estará terminado con la puesta de la nueva capa asfáltica", dijo el trabajador de Premoldeados.

Logín