Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

Más alfalfa y servicios: la ZAL arranca un año intenso

Juan Luna

La plataforma provincial pretende realizar más cargas de trenes, crecer en materia ferroviaria y concretar el plan de exportar pasturas, mientras espera por la cosecha.

El motor de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) no se detiene, sino más bien todo lo contrario. En una época que invita a bajar la marcha, el equipo de la plataforma que pertenece al gobierno provincial pisa el acelerador y se encamina hacia un año repleto de proyectos y actividades. Los despachos de alfalfa en tren y la llegada de la compactadora de fardos son los hitos más inmediatos, pero también aspiran a sumar nuevos servicios, a reactivar líneas ferroviarias y ponen la mirada en la próxima cosecha gruesa.

Porque si en el 2019 la Secretaría San Luis Logística avanzó en muchos de sus objetivos y concretó nuevas unidades de negocios, estiman que el 2020 será mucho más "entretenido" aún.

Así lo definió Alejandro Marín, quien hasta el año pasado estaba al frente de Agrozal y que ahora pasó a hacerse cargo del Programa de Zona Actividad Logísticas y Agropecuarias, en una unificación de ambas dependencias. El funcionario le anticipó a la revista El Campo las novedades que se vienen para un organismo que cada vez tiene más impacto en la economía regional.

Una de las tareas que tendrán que enfrentar ahora mismo, en el corto plazo, es la continuación de los operativos de carga de alfalfa, un servicio para la exportación en el que ganaron mucha experiencia a lo largo del año pasado.

“Ya tenemos comprometidas, de enero hasta abril, tres formaciones por mes y la idea es mantener ese ritmo a lo largo de todo el 2020”, reveló. Si en cada operativo movilizan unas 1.500 toneladas, eso quiere decir que en los primeros cuatro meses del año la ZAL se ocupará de alistar el tren para enviar unas 18.000 toneladas de fardos hasta el puerto de Buenos Aires.

Es un caudal grande, sobre todo si se tiene en cuenta que solo en ese primer cuatrimestre prácticamente igualarían el movimiento que realizaron durante todo el 2019, cuando concretaron el despacho de 13 formaciones, más una extra de 4.000 toneladas provenientes de la firma "Glucovil".

Con más perspectiva, el crecimiento es aún mayor. Porque en el 2018, cuando empezaron a prestar el servicio de cargas ferroviarias, lograron realizan apenas cuatro envíos, con volúmenes más pequeños y con menores cantidades de vagones.

Desde entonces, la ZAL no solo venció la desconfianza inicial que rondaba en el ambiente sobre una propuesta nueva para la provincia, sino que pudo aceitar cada vez más los procesos y disminuir la cantidad de días de trabajo para poner el tren sobre las vías.

La mayoría de las operaciones se harán junto a "Fondomonte", una empresa que tiene explotaciones de alfalfa para llevar hacia Emiratos Árabes, uno de los países del Medio Oriente que demanda pasturas para alimentar su hacienda y abastecer sus tambos.

Pero para concretar todos esos compromisos, el equipo de la secretaría primero tuvo que poner en condiciones la infraestructura ferroviaria que existe en la plataforma de Villa Mercedes, ubicada en el kilómetro 700 de la Autopista de las Serranías Puntanas y a solo 10 kilómetros de la confluencia con la ruta 8.

“Había un poco de desgaste lógico por la antigüedad y por el mucho uso que se ha hecho del tren. Estas tareas son importantes para evitar accidentes y demoras en las cargas”, explicó Marín.

Así, entre fin de año y los primeros días de enero, se ocuparon de corregir la trocha, o ancho de vía, que tenía unos seis centímetros de desplazamiento, además de sustituir algunos cambios de los rieles que estaban rotos.

“Hay muchas expectativas, porque la idea es darle más impulso a las líneas ferroviarias”, dijo el funcionario.

 

La apuesta al tren

Es que más allá de los límites de la ZAL, la secretaría acaba de emprender el primer paso para la reactivación de tres líneas férreas que impactarán de lleno en la región.

Para eso, le encargaron un estudio de factibilidad a la sucursal argentina de la Corporación de Ingeniería Ferroviaria de China (CREC, por sus siglas en inglés), una empresa estatal que se dedica a la construcción. Ya empezaron a realizar proyectos y presupuestos para refaccionar un ramal que va desde el Valle del Conlara hasta Justo Daract; uno que va desde Villa Mercedes hasta la conexión con el ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento en el sur puntano; y un tercero que arranca desde la ciudad de la Calle Angosta, pasa por el parques industrial de San Luis, y continúa hasta Mendoza.

 

Sueño puntano. Uno de los desafíos de la Secretaría es poner a transitar la locomotora provincial por los caminos nacionales.

 

Pero, además, ya han planificado algunas cargas experimentales en el tren hacia Bariloche, gracias al Consejo Federal de Logística que la provincia formó recientemente con La Pampa y Río Negro, y que tendrá como fin último la formulación de un plan maestro para extender hacia todo el país.

El otro gran desafío que tiene San Luis en el aspecto ferroviario es poder sacar a la locomotora "La Puntana" a transitar por los caminos de gestión nacional. Hasta el momento, solo se utiliza para hacer los movimientos internos en las cargas de alfalfa. "Las vías tienen concesiones a empresas y, en este caso, a un ente nacional que es 'Belgrano Cargas'. Hace dos meses solicitamos el 'Open Access', que es una ley para circular libremente y que vamos a exigir que se cumpla porque tenemos todos los requisitos necesarios para ser operados de carga", comentó hace poco, en una conferencia de prensa, el secretario Sebastián Lavandeira.

 

A la espera de la cosecha

Y aunque el de carga ferroviaria es uno de los servicios más atractivos de la plataforma logística, no es el único. Marín contó que cada vez hay más empresas que están interesadas en radicarse en el predio y sumarse a las que ya tienen sus depósitos y plantas allí. Sin ir más lejos, esta semana tuvieron una reunión con nuevos inversores internacionales del sector agropecuario.

Pero, además, podría adelantarse la inauguración de la nueva estación de servicios para el sector rural. El año pasado firmaron un contrato con el grupo cordobés "La Barranca", que invierte 800.000 dólares para instalar una planta de combustible “Axion Energy Agro”.

Antes de marzo, estaría lista la remodelación de una vieja estación que estaba en desuso, además de la construcción de tres tanques aéreos de 100.000 litros de capacidad cada uno. Como aprovecharán los cuatro que ya están de pie (cada uno puede contener 50.000), podrán almacenar 500.000 litros de combustible que serán proveídos por la petrolera multinacional. Además, dispondrán de camiones de reparto que llevarán gasoil o Euro a los campos, a otras empresas, industrias e incluso a municipios, en un radio de acción de 100 kilómetros a la redonda.

Será un servicio más que se sumará a la lista de propuestas para el agro y la industria. Porque mientras trabajan sin descanso, el equipo también pone la mirada en la próxima cosecha gruesa, que llegará en el segundo semestre y que pondrá a funcionar la "maquinaria" de Agrozal.

Cuenta con silos para almacenar hasta 15.500 toneladas de maíz que llegan desde diferentes establecimientos de la provincia, a un precio más competitivo que el del mercado. Por eso, también tendrán que definir las tarifas que le ofrecerán a los productores cuando llegue el momento de levantar el cereal.

"Por ahora la campaña se vislumbra un poco complicada porque hay mucha sequía. Estamos esperando que llueva más para que mejoren las condiciones de los cultivos", admitió Marín.

Mientras tanto, el área está entretenida con trabajos de acondicionamiento de granos (secado, limpieza y aireación) para ponerlos en las condiciones que exigen las industrias locales para procesarlos. Además, hay un inmenso proyecto con la alfalfa que tiene mucho camino por recorrer.

El equipo que asumió la conducción de la ZAL es prácticamente el mismo que ya venía trabajando, porque aparentemente importan más los procesos a largo plazo que los vaivenes de las gestiones. Marín insiste en que este año será muy movido, pero sabe que están preparados para salir airosos y no frenar nunca la marcha.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Más alfalfa y servicios: la ZAL arranca un año intenso

La plataforma provincial pretende realizar más cargas de trenes, crecer en materia ferroviaria y concretar el plan de exportar pasturas, mientras espera por la cosecha.

Silos listos. Tienen capacidad para almacenar 15.500 toneladas de granos de maíz. Fotos: Archivo.

El motor de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) no se detiene, sino más bien todo lo contrario. En una época que invita a bajar la marcha, el equipo de la plataforma que pertenece al gobierno provincial pisa el acelerador y se encamina hacia un año repleto de proyectos y actividades. Los despachos de alfalfa en tren y la llegada de la compactadora de fardos son los hitos más inmediatos, pero también aspiran a sumar nuevos servicios, a reactivar líneas ferroviarias y ponen la mirada en la próxima cosecha gruesa.

Porque si en el 2019 la Secretaría San Luis Logística avanzó en muchos de sus objetivos y concretó nuevas unidades de negocios, estiman que el 2020 será mucho más "entretenido" aún.

Así lo definió Alejandro Marín, quien hasta el año pasado estaba al frente de Agrozal y que ahora pasó a hacerse cargo del Programa de Zona Actividad Logísticas y Agropecuarias, en una unificación de ambas dependencias. El funcionario le anticipó a la revista El Campo las novedades que se vienen para un organismo que cada vez tiene más impacto en la economía regional.

Una de las tareas que tendrán que enfrentar ahora mismo, en el corto plazo, es la continuación de los operativos de carga de alfalfa, un servicio para la exportación en el que ganaron mucha experiencia a lo largo del año pasado.

“Ya tenemos comprometidas, de enero hasta abril, tres formaciones por mes y la idea es mantener ese ritmo a lo largo de todo el 2020”, reveló. Si en cada operativo movilizan unas 1.500 toneladas, eso quiere decir que en los primeros cuatro meses del año la ZAL se ocupará de alistar el tren para enviar unas 18.000 toneladas de fardos hasta el puerto de Buenos Aires.

Es un caudal grande, sobre todo si se tiene en cuenta que solo en ese primer cuatrimestre prácticamente igualarían el movimiento que realizaron durante todo el 2019, cuando concretaron el despacho de 13 formaciones, más una extra de 4.000 toneladas provenientes de la firma "Glucovil".

Con más perspectiva, el crecimiento es aún mayor. Porque en el 2018, cuando empezaron a prestar el servicio de cargas ferroviarias, lograron realizan apenas cuatro envíos, con volúmenes más pequeños y con menores cantidades de vagones.

Desde entonces, la ZAL no solo venció la desconfianza inicial que rondaba en el ambiente sobre una propuesta nueva para la provincia, sino que pudo aceitar cada vez más los procesos y disminuir la cantidad de días de trabajo para poner el tren sobre las vías.

La mayoría de las operaciones se harán junto a "Fondomonte", una empresa que tiene explotaciones de alfalfa para llevar hacia Emiratos Árabes, uno de los países del Medio Oriente que demanda pasturas para alimentar su hacienda y abastecer sus tambos.

Pero para concretar todos esos compromisos, el equipo de la secretaría primero tuvo que poner en condiciones la infraestructura ferroviaria que existe en la plataforma de Villa Mercedes, ubicada en el kilómetro 700 de la Autopista de las Serranías Puntanas y a solo 10 kilómetros de la confluencia con la ruta 8.

“Había un poco de desgaste lógico por la antigüedad y por el mucho uso que se ha hecho del tren. Estas tareas son importantes para evitar accidentes y demoras en las cargas”, explicó Marín.

Así, entre fin de año y los primeros días de enero, se ocuparon de corregir la trocha, o ancho de vía, que tenía unos seis centímetros de desplazamiento, además de sustituir algunos cambios de los rieles que estaban rotos.

“Hay muchas expectativas, porque la idea es darle más impulso a las líneas ferroviarias”, dijo el funcionario.

 

La apuesta al tren

Es que más allá de los límites de la ZAL, la secretaría acaba de emprender el primer paso para la reactivación de tres líneas férreas que impactarán de lleno en la región.

Para eso, le encargaron un estudio de factibilidad a la sucursal argentina de la Corporación de Ingeniería Ferroviaria de China (CREC, por sus siglas en inglés), una empresa estatal que se dedica a la construcción. Ya empezaron a realizar proyectos y presupuestos para refaccionar un ramal que va desde el Valle del Conlara hasta Justo Daract; uno que va desde Villa Mercedes hasta la conexión con el ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento en el sur puntano; y un tercero que arranca desde la ciudad de la Calle Angosta, pasa por el parques industrial de San Luis, y continúa hasta Mendoza.

 

Sueño puntano. Uno de los desafíos de la Secretaría es poner a transitar la locomotora provincial por los caminos nacionales.

 

Pero, además, ya han planificado algunas cargas experimentales en el tren hacia Bariloche, gracias al Consejo Federal de Logística que la provincia formó recientemente con La Pampa y Río Negro, y que tendrá como fin último la formulación de un plan maestro para extender hacia todo el país.

El otro gran desafío que tiene San Luis en el aspecto ferroviario es poder sacar a la locomotora "La Puntana" a transitar por los caminos de gestión nacional. Hasta el momento, solo se utiliza para hacer los movimientos internos en las cargas de alfalfa. "Las vías tienen concesiones a empresas y, en este caso, a un ente nacional que es 'Belgrano Cargas'. Hace dos meses solicitamos el 'Open Access', que es una ley para circular libremente y que vamos a exigir que se cumpla porque tenemos todos los requisitos necesarios para ser operados de carga", comentó hace poco, en una conferencia de prensa, el secretario Sebastián Lavandeira.

 

A la espera de la cosecha

Y aunque el de carga ferroviaria es uno de los servicios más atractivos de la plataforma logística, no es el único. Marín contó que cada vez hay más empresas que están interesadas en radicarse en el predio y sumarse a las que ya tienen sus depósitos y plantas allí. Sin ir más lejos, esta semana tuvieron una reunión con nuevos inversores internacionales del sector agropecuario.

Pero, además, podría adelantarse la inauguración de la nueva estación de servicios para el sector rural. El año pasado firmaron un contrato con el grupo cordobés "La Barranca", que invierte 800.000 dólares para instalar una planta de combustible “Axion Energy Agro”.

Antes de marzo, estaría lista la remodelación de una vieja estación que estaba en desuso, además de la construcción de tres tanques aéreos de 100.000 litros de capacidad cada uno. Como aprovecharán los cuatro que ya están de pie (cada uno puede contener 50.000), podrán almacenar 500.000 litros de combustible que serán proveídos por la petrolera multinacional. Además, dispondrán de camiones de reparto que llevarán gasoil o Euro a los campos, a otras empresas, industrias e incluso a municipios, en un radio de acción de 100 kilómetros a la redonda.

Será un servicio más que se sumará a la lista de propuestas para el agro y la industria. Porque mientras trabajan sin descanso, el equipo también pone la mirada en la próxima cosecha gruesa, que llegará en el segundo semestre y que pondrá a funcionar la "maquinaria" de Agrozal.

Cuenta con silos para almacenar hasta 15.500 toneladas de maíz que llegan desde diferentes establecimientos de la provincia, a un precio más competitivo que el del mercado. Por eso, también tendrán que definir las tarifas que le ofrecerán a los productores cuando llegue el momento de levantar el cereal.

"Por ahora la campaña se vislumbra un poco complicada porque hay mucha sequía. Estamos esperando que llueva más para que mejoren las condiciones de los cultivos", admitió Marín.

Mientras tanto, el área está entretenida con trabajos de acondicionamiento de granos (secado, limpieza y aireación) para ponerlos en las condiciones que exigen las industrias locales para procesarlos. Además, hay un inmenso proyecto con la alfalfa que tiene mucho camino por recorrer.

El equipo que asumió la conducción de la ZAL es prácticamente el mismo que ya venía trabajando, porque aparentemente importan más los procesos a largo plazo que los vaivenes de las gestiones. Marín insiste en que este año será muy movido, pero sabe que están preparados para salir airosos y no frenar nunca la marcha.

Logín