Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

Gabriel y Juan Pablo lograron conquistar el Aconcagua

Ayelen Anzulovich

Padre e hijo llegaron a la cima de la montaña más alta de América. Tardaron once días en hacer cumbre.

Después de once días, Gabriel Menocheo (49) junto a su hijo Juan Pablo (18) hicieron cumbre en el Aconcagua. Padre e hijo salieron el 11 de enero con el objetivo de escalar la montaña más alta de América, que tiene 6.962 metros de altura.

El momento de la conquista quedó registrado en una foto que trajo tranquilidad a la familia. En ella se puede ver cómo se funden en un abrazo luego de haber cumplido uno de sus sueños. Los dos llevan campera roja y pantalón negro; de frente la Cruz del Bicentenario, un símbolo que fue creado con restos de aviones que volaron en Malvinas y que además de tener tierra de las islas, también cuenta con monedas actuales, entre otros objetos.

"Estamos por salir a buscarlos", dijo emocionada Daniela Pappa, mamá de Juan Pablo, quien ayer estaba a punto de subirse al auto para salir rumbo al Parque Aconcagua, que queda a 445 kilómetros de la capital puntana. Contó que la última comunicación que tuvieron fue a la mañana y que estaban en Plaza de Mulas a unos 4.200 metros.

Apenas tuvieron señal los aventureros dieron aviso que llegaron a la cima y que se encontraban en buen estado de salud. "Juan Pablo mando un mensajito al grupo familiar de WhatsApp en donde decía '¡Cumbre, cumbre!' Con mis otros dos hijos estallamos de alegría. Nunca pudimos hablar porque la comunicación es rudimentaria y no hay señal de teléfono", explicó Daniela.

Otra forma de mantener informados a los que se quedan abajo es mediante los montañistas que descienden. Ese fue el caso de dos sanjuaninos que no lograron llegar a lo más alto de la montaña y que en el trayecto se cruzaron con los puntanos. "El lunes me dijeron que estaban bien y que empezarían la etapa final, pero nos preocupamos porque había una tormenta fuerte", manifestó la mujer y agregó que estar del otro lado no es fácil. "La fantasía de que les puede pasar algo te juega una mala pasada, pero cuando nos enteramos de algo ya nos tranquiliza", dijo.


 

 

Sueño. Juan Pablo festeja el cumplir una de sus metas junto a su padre.

 

Para hacer esta gran travesía los dos tuvieron que prepararse física y nutricionalmente. "Todo lo que hicieron fue a pulmón. Uno de los propósitos de ellos fue llevar la bandera de la escuela "Camino del Peregrino", donde mi esposo trabaja, y lo lograron. La pusieron en lo más alto. Todo un orgullo para nosotros", detalló Daniela.

Conmovida dijo que para ella no era importante que hicieran cumbre, sino que vivieran la experiencia. "Desde hace rato que venían con esta idea. Todo comenzó como un chiste y al final terminó haciéndose realidad. Mucho no pude opinar, solo apoyarlos en la decisión", contó la mamá y destacó que los dos, al compartir la misma pasión, lo hacen más emocionante.

 

 

6.962 subieron Gabriel y Juan Pablo para hacer cumbre en el Aconcagua. Está ubicado en el departamento La Heras, en la provincia de Mendoza, al oeste de la Argentina. Lo máximo que habían escalado los puntanos fueron 6.200 metros.

 

 

Juan Pablo empezó desde los 12 años a hacer trekking junto a su padre. Con el tiempo se plantearon desafíos más grandes y visitaron los cerros Vallecitos, San Bernardo (Mendoza) y recorrieron San Luis. Lo máximo que habían escalado fueron 6.200 metros.  "Era un sueño que tenían juntos. Si le preguntabas a mi hijo cuál era su anhelo, sin dudar te decía el Aconcagua. Finalmente lo concretaron", destacó la mujer.

Amigos y familia preparaban carteles y banderas para reencontrarse ayer a la tarde con estos aventureros, que sin duda demostraron que en la vida uno llega hasta dónde decide quedarse.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Gabriel y Juan Pablo lograron conquistar el Aconcagua

Padre e hijo llegaron a la cima de la montaña más alta de América. Tardaron once días en hacer cumbre.

Emoción. En lo más alto, los aventureros se funden en un abrazo al finalizar su travesía. Adelante de ellos, la Cruz del Bicentenario a la que todos los escaladores quieren llegar. Foto: Gentileza.

Después de once días, Gabriel Menocheo (49) junto a su hijo Juan Pablo (18) hicieron cumbre en el Aconcagua. Padre e hijo salieron el 11 de enero con el objetivo de escalar la montaña más alta de América, que tiene 6.962 metros de altura.

El momento de la conquista quedó registrado en una foto que trajo tranquilidad a la familia. En ella se puede ver cómo se funden en un abrazo luego de haber cumplido uno de sus sueños. Los dos llevan campera roja y pantalón negro; de frente la Cruz del Bicentenario, un símbolo que fue creado con restos de aviones que volaron en Malvinas y que además de tener tierra de las islas, también cuenta con monedas actuales, entre otros objetos.

"Estamos por salir a buscarlos", dijo emocionada Daniela Pappa, mamá de Juan Pablo, quien ayer estaba a punto de subirse al auto para salir rumbo al Parque Aconcagua, que queda a 445 kilómetros de la capital puntana. Contó que la última comunicación que tuvieron fue a la mañana y que estaban en Plaza de Mulas a unos 4.200 metros.

Apenas tuvieron señal los aventureros dieron aviso que llegaron a la cima y que se encontraban en buen estado de salud. "Juan Pablo mando un mensajito al grupo familiar de WhatsApp en donde decía '¡Cumbre, cumbre!' Con mis otros dos hijos estallamos de alegría. Nunca pudimos hablar porque la comunicación es rudimentaria y no hay señal de teléfono", explicó Daniela.

Otra forma de mantener informados a los que se quedan abajo es mediante los montañistas que descienden. Ese fue el caso de dos sanjuaninos que no lograron llegar a lo más alto de la montaña y que en el trayecto se cruzaron con los puntanos. "El lunes me dijeron que estaban bien y que empezarían la etapa final, pero nos preocupamos porque había una tormenta fuerte", manifestó la mujer y agregó que estar del otro lado no es fácil. "La fantasía de que les puede pasar algo te juega una mala pasada, pero cuando nos enteramos de algo ya nos tranquiliza", dijo.


 

 

Sueño. Juan Pablo festeja el cumplir una de sus metas junto a su padre.

 

Para hacer esta gran travesía los dos tuvieron que prepararse física y nutricionalmente. "Todo lo que hicieron fue a pulmón. Uno de los propósitos de ellos fue llevar la bandera de la escuela "Camino del Peregrino", donde mi esposo trabaja, y lo lograron. La pusieron en lo más alto. Todo un orgullo para nosotros", detalló Daniela.

Conmovida dijo que para ella no era importante que hicieran cumbre, sino que vivieran la experiencia. "Desde hace rato que venían con esta idea. Todo comenzó como un chiste y al final terminó haciéndose realidad. Mucho no pude opinar, solo apoyarlos en la decisión", contó la mamá y destacó que los dos, al compartir la misma pasión, lo hacen más emocionante.

 

 

6.962 subieron Gabriel y Juan Pablo para hacer cumbre en el Aconcagua. Está ubicado en el departamento La Heras, en la provincia de Mendoza, al oeste de la Argentina. Lo máximo que habían escalado los puntanos fueron 6.200 metros.

 

 

Juan Pablo empezó desde los 12 años a hacer trekking junto a su padre. Con el tiempo se plantearon desafíos más grandes y visitaron los cerros Vallecitos, San Bernardo (Mendoza) y recorrieron San Luis. Lo máximo que habían escalado fueron 6.200 metros.  "Era un sueño que tenían juntos. Si le preguntabas a mi hijo cuál era su anhelo, sin dudar te decía el Aconcagua. Finalmente lo concretaron", destacó la mujer.

Amigos y familia preparaban carteles y banderas para reencontrarse ayer a la tarde con estos aventureros, que sin duda demostraron que en la vida uno llega hasta dónde decide quedarse.

Logín