Escuchá acá la 96.3
X

Estudiantes pintaron un mural para recordar a José Luis Cabezas

Está en la plaza del Sesquicentenario. La idea fue del reportero gráfico Juan Andrés Galli, en el 23º aniversario del asesinato del fotógrafo de Noticias.

La Escuela Nº 1 de Bellas Artes “Gaspar Di Gennaro” intervino nuevamente con sus creaciones la plaza del Sesquicentenario. Cinco estudiantes y tres docentes pintaron en el lugar un mural para recordar a José Luis Cabezas, en el 23º aniversario del asesinato del fotógrafo. La imagen quedó inaugurada ayer a la tarde, pero el proceso empezó en la tarde noche del viernes.

“De esta forma tratamos de sacar a la calle lo que pensamos y que la gente con una simple imagen pueda entender e interpretar el mensaje que queremos dar. Siempre buscamos eso, y en esta oportunidad quisimos recordar al periodista resaltando aquellas protestas de repudio y justicia por su cruel asesinato”, expresó Milagros Lacerda, una de las artistas.

El mural se creó sobre uno de los paredones de la parte trasera del histórico edificio de la Casa de la Cultura. La obra de arte, que se hizo con blanco, negro y una escala de grises, representa un lente fotográfico que rodea pancartas con la imagen del reportero y la leyenda “No se olviden de Cabezas”. Se advierten también brazos que emulan a los de los fotógrafos de todo el país que se concentraban a pedir justicia. Las cámaras son un símbolo de defensa y un arma de lucha democrática.

 

“Quisimos recordar al periodista resaltando aquellas protestas de repudio y justicia por su cruel asesinato”, destacó Milagros Lacerda, alumna de 6º año de la Escuela de Bellas Artes "Gaspar Di Gennaro".

 

Nina Braile, profesora de artes digitales, comentó que el dibujo fue creado con base en la información de lo que ocurrió el 25 de enero de 1997 y las consecuencias que generó. “No quisimos centrarnos en una sola imagen ni poner algo muy explícito. La historia de lo que pasó en aquella época, las marchas y los reclamos fueron claves para que los chicos conozcan cada detalle de ese hecho y puedan plasmarlo en esta pared”, explicó.

Abril Allende, una de las encargadas de cortar los moldes y marcarlos en el muro, contó que la tarea comenzó a prepararse hace unas 3 semanas. “Leímos bastante sobre la situación y luego armamos por partes todo esto. Nos entusiasmó mucho la propuesta porque fue un caso muy conmovedor”, remarcó.

A su vez, Lautaro Moreno, otro estudiante de 6º año, destacó la importancia de que el homenaje forme parte del espacio cultural. “Pasaron más de 20 años y la memoria sigue en pie. Ese es el mensaje que queríamos dar a través de esta pintura y, además, generar conciencia de que la censura no debe existir”, manifestó.

El acto de inauguración de la pintura inició ayer pasadas las 18. Juan Andrés Galli, fotógrafo de El Diario de la República, fue impulsor del homenaje. “Lo más importante de recordar el asesinato de nuestro colega es poder transmitir, sobre todo a los más jóvenes, la importancia de defender siempre la libertad de expresión. Hay que recordar que Cabezas perdió su vida por ejercer su trabajo durante la democracia”, recordó.

 

 
El empresario Alfredo Yabrán camina junto a su esposa por la playa, en Pinamar (José Luis Cabezas).

 

La foto que le costó la vida

El 25 de enero de 1997, a los 35 años, José Luis Cabezas fue secuestrado, torturado y asesinado en Pinamar. Una foto que le tomó a Alfredo Yabrán caminando en la playa, un poderoso empresario de aquella época, durante el gobierno de Carlos Menem, le costó su vida a menos de un año después que la imagen saliera publicada en la tapa de la revista Noticias, medio para el que trabajaba. Su homicidio se convirtió en el mayor emblema de la lucha de la prensa argentina en busca de la libertad de expresión.

 

“Su muerte, lejos de amedrentarnos, renueva la llama y el compromiso". Nicolás Varvara, Editor de Fotografía de El Diario de la República.

Todos los años llegada esta fecha, los reporteros gráficos argentinos conmemoramos nuestro día y recordamos a José Luis Cabezas repasando su trayectoria y mejores fotos, e intentamos ponernos en su lugar; tratamos de contagiarnos de semejante entusiasmo, en tiempos difíciles y desconcertantes para nuestro oficio.

“Cuando hay una explosión y todos huyen corriendo, el reportero gráfico corre en la dirección contraria”, dicen. Muchas veces desconocemos los riesgos. Pero el peligro ante cualquier representación de la corrupción, no deberá condicionar nunca el libre desempeño periodístico.

Cabezas fue el primer trabajador de prensa asesinado como consecuencia de su trabajo desde la vuelta de la democracia, víctima de un poder que se sintió impune y quiso callarlo, dejando un claro mensaje al periodismo.

Su muerte, lejos de amedrentarnos, renueva la llama y el compromiso, año tras año. Y nos une en una misma consigna, porque Cabezas es presente, ahora y siempre, y vive en cada uno de los que apuntamos nuestra cámara donde hay algo por develar.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Estudiantes pintaron un mural para recordar a José Luis Cabezas

Está en la plaza del Sesquicentenario. La idea fue del reportero gráfico Juan Andrés Galli, en el 23º aniversario del asesinato del fotógrafo de Noticias.

El recuerdo continúa vivo. Colegas y vecinos descubrieron el mural y rememoraron el asesinato del reportero.

La Escuela Nº 1 de Bellas Artes “Gaspar Di Gennaro” intervino nuevamente con sus creaciones la plaza del Sesquicentenario. Cinco estudiantes y tres docentes pintaron en el lugar un mural para recordar a José Luis Cabezas, en el 23º aniversario del asesinato del fotógrafo. La imagen quedó inaugurada ayer a la tarde, pero el proceso empezó en la tarde noche del viernes.

“De esta forma tratamos de sacar a la calle lo que pensamos y que la gente con una simple imagen pueda entender e interpretar el mensaje que queremos dar. Siempre buscamos eso, y en esta oportunidad quisimos recordar al periodista resaltando aquellas protestas de repudio y justicia por su cruel asesinato”, expresó Milagros Lacerda, una de las artistas.

El mural se creó sobre uno de los paredones de la parte trasera del histórico edificio de la Casa de la Cultura. La obra de arte, que se hizo con blanco, negro y una escala de grises, representa un lente fotográfico que rodea pancartas con la imagen del reportero y la leyenda “No se olviden de Cabezas”. Se advierten también brazos que emulan a los de los fotógrafos de todo el país que se concentraban a pedir justicia. Las cámaras son un símbolo de defensa y un arma de lucha democrática.

 

“Quisimos recordar al periodista resaltando aquellas protestas de repudio y justicia por su cruel asesinato”, destacó Milagros Lacerda, alumna de 6º año de la Escuela de Bellas Artes "Gaspar Di Gennaro".

 

Nina Braile, profesora de artes digitales, comentó que el dibujo fue creado con base en la información de lo que ocurrió el 25 de enero de 1997 y las consecuencias que generó. “No quisimos centrarnos en una sola imagen ni poner algo muy explícito. La historia de lo que pasó en aquella época, las marchas y los reclamos fueron claves para que los chicos conozcan cada detalle de ese hecho y puedan plasmarlo en esta pared”, explicó.

Abril Allende, una de las encargadas de cortar los moldes y marcarlos en el muro, contó que la tarea comenzó a prepararse hace unas 3 semanas. “Leímos bastante sobre la situación y luego armamos por partes todo esto. Nos entusiasmó mucho la propuesta porque fue un caso muy conmovedor”, remarcó.

A su vez, Lautaro Moreno, otro estudiante de 6º año, destacó la importancia de que el homenaje forme parte del espacio cultural. “Pasaron más de 20 años y la memoria sigue en pie. Ese es el mensaje que queríamos dar a través de esta pintura y, además, generar conciencia de que la censura no debe existir”, manifestó.

El acto de inauguración de la pintura inició ayer pasadas las 18. Juan Andrés Galli, fotógrafo de El Diario de la República, fue impulsor del homenaje. “Lo más importante de recordar el asesinato de nuestro colega es poder transmitir, sobre todo a los más jóvenes, la importancia de defender siempre la libertad de expresión. Hay que recordar que Cabezas perdió su vida por ejercer su trabajo durante la democracia”, recordó.

 

 
El empresario Alfredo Yabrán camina junto a su esposa por la playa, en Pinamar (José Luis Cabezas).

 

La foto que le costó la vida

El 25 de enero de 1997, a los 35 años, José Luis Cabezas fue secuestrado, torturado y asesinado en Pinamar. Una foto que le tomó a Alfredo Yabrán caminando en la playa, un poderoso empresario de aquella época, durante el gobierno de Carlos Menem, le costó su vida a menos de un año después que la imagen saliera publicada en la tapa de la revista Noticias, medio para el que trabajaba. Su homicidio se convirtió en el mayor emblema de la lucha de la prensa argentina en busca de la libertad de expresión.

 

“Su muerte, lejos de amedrentarnos, renueva la llama y el compromiso". Nicolás Varvara, Editor de Fotografía de El Diario de la República.

Todos los años llegada esta fecha, los reporteros gráficos argentinos conmemoramos nuestro día y recordamos a José Luis Cabezas repasando su trayectoria y mejores fotos, e intentamos ponernos en su lugar; tratamos de contagiarnos de semejante entusiasmo, en tiempos difíciles y desconcertantes para nuestro oficio.

“Cuando hay una explosión y todos huyen corriendo, el reportero gráfico corre en la dirección contraria”, dicen. Muchas veces desconocemos los riesgos. Pero el peligro ante cualquier representación de la corrupción, no deberá condicionar nunca el libre desempeño periodístico.

Cabezas fue el primer trabajador de prensa asesinado como consecuencia de su trabajo desde la vuelta de la democracia, víctima de un poder que se sintió impune y quiso callarlo, dejando un claro mensaje al periodismo.

Su muerte, lejos de amedrentarnos, renueva la llama y el compromiso, año tras año. Y nos une en una misma consigna, porque Cabezas es presente, ahora y siempre, y vive en cada uno de los que apuntamos nuestra cámara donde hay algo por develar.

 

Logín