20.6°SAN LUIS - Domingo 09 de Agosto de 2020

20.6°SAN LUIS - Domingo 09 de Agosto de 2020

EN VIVO

Los Alcaraz: custodios de la pasión de todo un pueblo

Los primos son la pareja de centrales del club Villa de la Quebrada hace un lustro y se preparan para su segundo Torneo Federal.

Por redacción
| 09 de enero de 2020
Sebastián y Fabricio Alcaraz, pasión deportiva en el mismo árbol genealógico.

A más de un delantero del fútbol puntano les duele el cuerpo anticipadamente la semana anterior a enfrentar a Villa de la Quebrada por el campeonato local. Saben los habilidosos que se enfrentarán a Sebastián y Fabricio Alcaraz, dos ásperos centrales que, lejos de la mala intención, no le esquivan al roce para mantener el arco en cero.

 

Es que los primos no defienden cualquier arco: son custodios de la pasión de un pueblo que sueña con los ojos bien abiertos y se ilusiona frente a la posibilidad de representar nuevamente a la provincia en el Torneo Regional Federal Amateur.

 

“Hace 5 o 6 años que jugamos juntos, nos entendemos muy bien, ya no hace falta ni retarlo”, dice Sebastián, que tiene 33 años y le lleva 8 de diferencia a Fabricio, y agrega: “Es un orgullo para mí poder complementarme con él y ver el crecimiento que ha tenido y cómo se ha afianzado”.

 

Ambos hicieron inferiores en distintos equipos de la ciudad de San Luis. El Dios que atiende en Buenos Aires, en el fútbol puntano tiene su sucursal en los clubes de la capital. Pero cuando ya tenían edad de primera división, en distintas épocas, ambos volvieron a defender los colores “rojiblancos” de la Villa de la Quebrada, donde prácticamente forjaron toda su carrera.

 

 Hoy están a punto de jugar otro Federal con la camiseta que tanto quieren y eso los motiva. “Estamos muy contentos de poder jugar con nuestro equipo este tipo de torneos; ya jugamos uno en 2017 y nos encuentra con otra experiencia. Llegaron muchos jugadores nuevos como refuerzos y ya somos pocos de 'La Villa', pero ellos se van a ir contagiando de nuestro sentimiento por el club”, afirma Fabricio, que prefiere hablar con juego y dentro de la cancha que enfrentar un micrófono.

 

 

“Nos entendemos de memoria, cada uno sabe qué movimiento va a hacer el otro y dónde nos tenemos que cubrir”, confesó Sebastián Alcaraz, primer central y capitán de Villa de la Quebrada. “Hay mucha competencia en el puesto, llegaron varios jugadores, pero vamos a dejar todo para estar entre los once”, completó su primo y compañero, el segundo central Fabricio Alcaraz.

 

 

Mencionan el Federal de 2017 y surge una minifrustración deportiva, porque el equipo hizo todo para lograr el objetivo, pero no superó la primera fase. “Nos quedó una espina clavada de aquel torneo. Nos despedimos invictos y le empatamos los dos partidos al que después fue el campeón de la instancia provincial (Sporting Club Victoria), y quedó ese dolor porque teníamos jugadores para más”, rememora Sebastián, capitán de aquel equipo que fue histórico por jugar a nivel nacional por primera vez.

 

“El pueblo está muy expectante, ansioso por vernos en este torneo, ojalá estemos a la altura de las pretensiones y que nos vaya bien para regalarles una alegría” remata el capitán.

 

Con respecto a los rivales del grupo, Fabricio tiene un análisis simple y la idea de no subestimarlos. “Creo que tenemos posibilidades de pelear por uno de los dos puestos de clasificación. Sabemos que no va a ser fácil, todos serán equipos duros en este grupo, pero confiamos en nosotros”.

 

El objetivo primario es superar la primera ronda, para mejorar la producción anterior. La fórmula es la de siempre para Fabricio: “Vamos a ir partido a partido; si logramos clasificar todo lo demás vendrá de regalo”.

 

De algo están seguros los hinchas “rojiblancos”, y es que el último escuadrón que protege su guarida es la de sus soldados más nobles, porque los Alcaraz son para Villa de la Quebrada lo que el Rey Leónidas era para Esparta.

 

Comentá vos tambien...