16.9°SAN LUIS - Miércoles 02 de Diciembre de 2020

16.9°SAN LUIS - Miércoles 02 de Diciembre de 2020

EN VIVO

Mujeres y disidencias, en lugares de decisión

La iniciativa persigue la equidad en la Legislatura y una agenda parlamentaria diversa e inclusiva.

Por redacción
| 14 de noviembre de 2020
Respaldo al proyecto. Personalidades de todos los ámbitos se sumaron a la campaña #Mujerescabezadelista. Foto: Instagram.

Impulsar que las mujeres y disidencias ocupen bancas en las cámaras de Diputados y Senadores no solo tiene como horizonte una equidad real y no meramente enunciativa, sino que garantiza que la agenda parlamentaria sea también diversa e inclusiva, que proponga leyes que apunten a reparar las desigualdades estructurales y en materia de derechos políticos propiciadas, profundizadas y reproducidas por el patriarcado. Con ese espíritu es que el Poder Ejecutivo provincial presentó en la Cámara alta el proyecto de ley para la Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política, que tomó estado legislativo. Y a la otra Cámara ingresó otro similar, que promueve el Bloque San Luis Unido y tiene una singularidad. Propone que las mujeres sean cabeza de lista durante las elecciones 2021 y 2023, como una reparación histórica en San Luis, una de las siete provincias que aún no tiene una ley de este tipo.

 

Justamente mediante el hashtag #Mujerescabezadelista, la campaña a favor del proyecto ha cosechado muchas adhesiones: mujeres, hombres, jóvenes, disidencias y representantes de colectivas y organizaciones de la provincia, además de personalidades de la política, la gestión estatal, la cultura, el deporte y las artes ya han dado su apoyo. E inclusive Dora Barrancos, la prestigiosa socióloga feminista, tuvo palabras elogiosas en la cuenta de Instagram @paridad.en.sl: "Un abrazo enorme, lleno de felicitaciones calurosas por este proyecto notable, paritario en materia de representación. Que sea ley", cierra la intelectual, con el brazo en alto.

 

Según contó en una entrevista radial el jefe del Programa de Coordinación Administrativa, Legal e Institucional de la Secretaría de la Mujer, Igualdad y Diversidad, Alejandro Cordido, desde comienzos de año trabajaban en la confección de este proyecto. "Se creó de forma constructiva, por eso hay que mirarlo con ojos de avance, con ojos superadores", refirió la secretaria de la Mujer, Igualdad y Diversidad, Ayelén Mazzina. "Es una deuda que tenemos con la sociedad y es un proyecto que es fruto de un debate con todas las mujeres del Ejecutivo provincial, con docentes, merenderos, consejeras, comunicadoras, entre otros sectores", agregó Mazzina en declaraciones a la ANSL. En relación al proyecto de la oposición, otra de las diferencias, además de la cláusula que apunta a la reparación histórica, es la capacitación en perspectiva de género para partidos políticos.

 

La semana pasada y esta que termina hubo reuniones virtuales, en la búsqueda del consenso con distintos sectores.

 

 

 

Uno de los puntos destacados de la propuesta es la paridad horizontal, a materializarse en la alternancia de género en todas las listas —es decir, mujer/varón, y, en la elección siguiente, a la inversa— entendiendo la categoría mujer como género, no como sexo biológico. Se plantea a través del artículo 11 del proyecto que está en Diputados una disposición transitoria en pos de la paridad vertical, esto es, que en los comicios de 2021 y 2023 las listas para cargos en esa cámara sean encabezadas por mujeres. Se habla de reparación histórica ya que se entiende que el ejercicio de la representatividad de las mujeres en esos dos períodos equilibra el proceso de paridad.

 

Cordido explicó que la cláusula se ha incluido solo en relación a las elecciones en Diputados, dado el sistema electoral. "El cargo de senador o senadora es uno por departamento, y es a simple mayoría de sufragios, no rige el sistema D' Hont (como en Diputados) donde uno vota una lista que va a ingresar o a asumir cargos de acuerdo al resultado; la elección es diferente proporcionalmente", indicó.

 

 

Entre 1997 y 2017, si bien fue menor, la disparidad continuó: hubo 173 diputados y 65 diputadas.

 

La secretaría difundió algunos hitos y números que permiten hacer un análisis comparativo general y dan la pauta de la falta de equidad en la ocupación de los escaños. La Ley Nacional de Cupo Femenino fue sancionada en 1991, y la Provincia adhirió en 1997. En la Cámara de Diputados provincial, entre 1983 (con el regreso a la democracia) y 1997, 114 varones ejercieron cargo. En tanto que, en el mismo lapso, en el mismo cuerpo, hubo tan solo 8 diputadas. Entre 1997 y 2017 la disparidad, si bien fue menor, persistió: hubo 173 diputados y 65 diputadas.

 

"La ley de cupo fue una herramienta muy útil pero resultó insuficiente, ya que nunca logramos que las mujeres tuviéramos una representación realmente igualitaria. Ya hace un tiempo largo los partidos políticos venimos hablando y en 2016, mi partido, la Unión Cívica Radical, tuvo la paridad en los cargos partidarios. En conjunto, nuestros diputados comenzaron a presentar los proyectos de paridad. Dos de ellos fueron aprobados por la Cámara de Diputados pero no lograron tener sanción definitiva como ley en Senadores. Este año volvimos a pedir fuertemente la sanción de la ley que está presentada, y ahora también tenemos el proyecto del Poder Ejecutivo por la Cámara de Senadores. Creemos que habría un gesto del gobierno provincial en cuanto a tener esta ley sancionada prontamente una vez que sea discutida por senadores y diputados", opinó Claudia Rocha, la primera y única presidenta que tuvo la UCR provincial en su historia.

 

 

 

"Somos defensoras a ultranza de la paridad, queremos integrar las listas en condiciones de igualdad. Es importante que se puedan ver los proyectos ya presentados y estamos a tiempo de que haya una gran convocatoria a las mujeres de los partidos políticos, de las multisectoriales, de los sindicatos, a las colectivas feministas, para que en una gran mesa podamos discutir, aunar criterios y mostrar que es una lucha transversal que nos interesa a todas, sean de los partidos políticos que sean, vengan de los orígenes ideológicos que vengan. Es una reparación histórica, un derecho que las mujeres tenemos de que nuestras voces sean escuchadas en la política de manera igualitaria", reflexionó.

 

Antonia "Tona" Salino recordó que Argentina fue pionera en el mundo en la sanción de una ley de cupo femenino. "Desde la tradición y la inclusión de la mujer en la vida política que inició Eva Perón con el voto femenino, las mujeres, sobre todo las peronistas, hemos ido buscando lugares desde donde se tomaran decisiones que iban a modificar las políticas públicas, en este caso, las que se refieren a la mujer", dijo la histórica referente del Partido Justicialista con amplia trayectoria en los ámbitos parlamentarios y en la defensa de los derechos de mujeres, niñas y niños.

 

Para que una política se vuelva pública, explica "Tona", es necesaria una ley. "En este caso, la ley ha sido enviada por el Ejecutivo, pero luego la tiene que reglamentar e implementar. Aquí hay una voluntad política muy fuerte del Gobierno de San Luis para impulsar este tipo de medidas en favor de las mujeres. Por otro lado, está la Justicia, en este caso la electoral, que debe exigir a los partidos políticos presentar listas que cumplan con los requisitos de paridad que fija la ley", refirió, y destacó la particularidad de la disposición transitoria. "Todas las leyes que han salido a favor de la situación de la mujer, que tienen en cuenta el sistema de género y la diversidad, han sido promovidas e impulsadas por mujeres que forman parte del Poder Legislativo o por el Congreso de la Nación. Es muy bueno que en este momento tan difícil de la humanidad en su conjunto las mujeres se empoderen. Mujeres empoderadas son mujeres con poder de decisión para poder modificar e intervenir en esta realidad que es bastante dura para todos", consideró.

 

 

 

Redacción- NTV

 

Comentá vos tambien...