Escuchá acá la 96.3
X

La doma exhibe sus destrezas en una fiesta muy tradicional

El sábado 8 a las 21, en el Club Colegiales de Villa Mercedes, será la 23ª edición del festival “Homenaje al Jinete Argentino”. Habrá patio de comidas y shows musicales.

Cuando todavía resuenan los ecos de Jesús María, Villa Mercedes se prepara para recibir mañana a una fiesta muy tradicional de la doma, como es el festival "Homenaje al Jinete Argentino", que cumplirá su 23ª edición. Será en el club Colegiales a partir de las 21, con precios populares (140 pesos; los niños gratis). Habrá patio gastronómico con empanadas criollas, carne a la masa y food trucks; más una buena grilla de shows musicales para ponerle un broche adecuado a la jornada del sábado.

El valor de este encuentro radica en que no son muchos los festivales de doma que se dan el lujo de mantenerse en el tiempo. Jesús María es el que marca el camino como una referencia nacional ineludible —que ya lleva más de 50 años— pero en general se trata de convocatorias aisladas, ya que cuesta mucho afirmar un festival en un país donde los vaivenes económicos complican todo y hay cada vez más oferta de este tipo de espectáculos en verano.

"Que vayamos por la edición número 23 es todo un orgullo", asegura Sergio Herrera, el presidente de la Sociedad Rural Río Quinto y uno de los organizadores, quien contó un detalle peculiar: quienes hacen el festival no están agrupados en ninguna comisión, pero igual son los motores de este espectáculo. Ellos se denominan como "un grupo de amigos al que le gustan las actividades de campo, los caballos y las tradiciones gauchescas".

Herrera no mezcla los tantos, por un lado está su cargo en la rural mercedina y por otro su trabajo en el festival, que es a título personal. "En esto no tiene nada que ver la Sociedad Rural, es una sede distinta y un espectáculo aparte que venimos haciendo porque nos gustan las jineteadas", aclara el hombre, hijo de Kelo Herrera, un tropillero muy reconocido en Villa Mercedes.

Las actividades comenzarán a las 21 en el Club Atlético Colegiales, que lleva varios años como epicentro de la fiesta, pero no fue la sede original. "En las primeras ediciones, hace más de dos décadas, se hacía en el club Sportivo Mercedes, en la otra punta de la ciudad. Éramos 7 u 8 amigos que hacíamos todo a pulmón, igual que ahora", añadió con un guiño uno de los organizadores, quien cree que ya es una fiesta "institucionalizada el segundo sábado de febrero de cada año, gracias al esfuerzo que le ponemos".

En los tiempos de bonanza, el grupo de amigos no hacía solo este encuentro de febrero, sino que eran cuatro por año. "En mayo organizábamos uno que se denominaba 'Tradición y Destreza'. Luego, en julio, las Fiestas Patrias y, en noviembre, otra que se llamaba 'Destreza, Color y Coraje'. Ahora con una alcanza y sobra", reconoce Herrera.

 

“Las primeras ediciones, hace más de 20 años, se hacían en el Sportivo Mercedes, en la otra punta de la ciudad”, recordó el organizador Sergio Herrera, Presidente de la Sociedad Rural Río Quinto.

 

Ya está confirmada la presencia de más de 50 jinetes, muchos de ellos estuvieron en Jesús María, inclusive los tres puntanos que participaron del festival cordobés. No cursan invitaciones, la mayoría llega porque los traen los tropilleros. La gran atracción, por supuesto, será Jesús Fontana, quien terminó quinto en la categoría Grupa Surera y tuvo a todo San Luis prendido a la Televisión Pública durante las diez noches de la competencia. Sin embargo, no será el único aspirante a la corona ya que habrá grandes jinetes cordobeses, pampeanos, mendocinos y, por supuesto, de todos los campos de San Luis.

A diferencia de Jesús María, que tiene tres categorías, en Villa Mercedes habrá una categoría única: Basto con encimera, la más popular entre las jineteadas. Y la motivación, más allá del orgullo, pasará por lo económico, porque habrá 90 mil pesos en premios a repartir según la determinación de tres jurados con mucha experiencia. También tendrán recompensa los ganadores de las competencias criollas, como el ordeñe y el juego del rastri. Asimismo, habrá un desafío interprovincial de rienda, que consiste en sortear obstáculos en zigzag con los caballos en el menor tiempo posible. Están anotados jinetes de Villa Dolores, Santa Rosa del Conlara, San Luis capital, Villa Mercedes y Buena Esperanza.

A la hora de la música, habrá ritmos variados para todos los gustos. El folclore y los ritmos tropicales estarán incluidos con los Hermanos Pedernera, el Cunumi y su conjunto y la Gran Bailanta con Los Troperos del Conlara. "Si repetimos lo del año pasado, vendrán unos 8.000 espectadores, una buena cifra", se ilusiona Herrera, quien cree que el precio de la entrada es más que popular. Además de puestos de comida, exhibirán sus creaciones varios artesanos locales; y la animación estará a cargo del sanjuanino Javier Salinas, quien por primera vez se hará cargo del micrófono, y los Hermanos Pedenera, que vienen de Las Perdices.

 

50 jinetes en pista: son los que ya están confirmados, la mayoría invitados por los tropilleros. Entre ellos, mostrarán sus habilidades los puntanos que compitieron en Jesús María. La organización puso 90.000 pesos en premios.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La doma exhibe sus destrezas en una fiesta muy tradicional

El sábado 8 a las 21, en el Club Colegiales de Villa Mercedes, será la 23ª edición del festival “Homenaje al Jinete Argentino”. Habrá patio de comidas y shows musicales.

Los jinetes deberán mantenerse sin caer en busca de ganar la competencia de Basto con encimera.

Cuando todavía resuenan los ecos de Jesús María, Villa Mercedes se prepara para recibir mañana a una fiesta muy tradicional de la doma, como es el festival "Homenaje al Jinete Argentino", que cumplirá su 23ª edición. Será en el club Colegiales a partir de las 21, con precios populares (140 pesos; los niños gratis). Habrá patio gastronómico con empanadas criollas, carne a la masa y food trucks; más una buena grilla de shows musicales para ponerle un broche adecuado a la jornada del sábado.

El valor de este encuentro radica en que no son muchos los festivales de doma que se dan el lujo de mantenerse en el tiempo. Jesús María es el que marca el camino como una referencia nacional ineludible —que ya lleva más de 50 años— pero en general se trata de convocatorias aisladas, ya que cuesta mucho afirmar un festival en un país donde los vaivenes económicos complican todo y hay cada vez más oferta de este tipo de espectáculos en verano.

"Que vayamos por la edición número 23 es todo un orgullo", asegura Sergio Herrera, el presidente de la Sociedad Rural Río Quinto y uno de los organizadores, quien contó un detalle peculiar: quienes hacen el festival no están agrupados en ninguna comisión, pero igual son los motores de este espectáculo. Ellos se denominan como "un grupo de amigos al que le gustan las actividades de campo, los caballos y las tradiciones gauchescas".

Herrera no mezcla los tantos, por un lado está su cargo en la rural mercedina y por otro su trabajo en el festival, que es a título personal. "En esto no tiene nada que ver la Sociedad Rural, es una sede distinta y un espectáculo aparte que venimos haciendo porque nos gustan las jineteadas", aclara el hombre, hijo de Kelo Herrera, un tropillero muy reconocido en Villa Mercedes.

Las actividades comenzarán a las 21 en el Club Atlético Colegiales, que lleva varios años como epicentro de la fiesta, pero no fue la sede original. "En las primeras ediciones, hace más de dos décadas, se hacía en el club Sportivo Mercedes, en la otra punta de la ciudad. Éramos 7 u 8 amigos que hacíamos todo a pulmón, igual que ahora", añadió con un guiño uno de los organizadores, quien cree que ya es una fiesta "institucionalizada el segundo sábado de febrero de cada año, gracias al esfuerzo que le ponemos".

En los tiempos de bonanza, el grupo de amigos no hacía solo este encuentro de febrero, sino que eran cuatro por año. "En mayo organizábamos uno que se denominaba 'Tradición y Destreza'. Luego, en julio, las Fiestas Patrias y, en noviembre, otra que se llamaba 'Destreza, Color y Coraje'. Ahora con una alcanza y sobra", reconoce Herrera.

 

“Las primeras ediciones, hace más de 20 años, se hacían en el Sportivo Mercedes, en la otra punta de la ciudad”, recordó el organizador Sergio Herrera, Presidente de la Sociedad Rural Río Quinto.

 

Ya está confirmada la presencia de más de 50 jinetes, muchos de ellos estuvieron en Jesús María, inclusive los tres puntanos que participaron del festival cordobés. No cursan invitaciones, la mayoría llega porque los traen los tropilleros. La gran atracción, por supuesto, será Jesús Fontana, quien terminó quinto en la categoría Grupa Surera y tuvo a todo San Luis prendido a la Televisión Pública durante las diez noches de la competencia. Sin embargo, no será el único aspirante a la corona ya que habrá grandes jinetes cordobeses, pampeanos, mendocinos y, por supuesto, de todos los campos de San Luis.

A diferencia de Jesús María, que tiene tres categorías, en Villa Mercedes habrá una categoría única: Basto con encimera, la más popular entre las jineteadas. Y la motivación, más allá del orgullo, pasará por lo económico, porque habrá 90 mil pesos en premios a repartir según la determinación de tres jurados con mucha experiencia. También tendrán recompensa los ganadores de las competencias criollas, como el ordeñe y el juego del rastri. Asimismo, habrá un desafío interprovincial de rienda, que consiste en sortear obstáculos en zigzag con los caballos en el menor tiempo posible. Están anotados jinetes de Villa Dolores, Santa Rosa del Conlara, San Luis capital, Villa Mercedes y Buena Esperanza.

A la hora de la música, habrá ritmos variados para todos los gustos. El folclore y los ritmos tropicales estarán incluidos con los Hermanos Pedernera, el Cunumi y su conjunto y la Gran Bailanta con Los Troperos del Conlara. "Si repetimos lo del año pasado, vendrán unos 8.000 espectadores, una buena cifra", se ilusiona Herrera, quien cree que el precio de la entrada es más que popular. Además de puestos de comida, exhibirán sus creaciones varios artesanos locales; y la animación estará a cargo del sanjuanino Javier Salinas, quien por primera vez se hará cargo del micrófono, y los Hermanos Pedenera, que vienen de Las Perdices.

 

50 jinetes en pista: son los que ya están confirmados, la mayoría invitados por los tropilleros. Entre ellos, mostrarán sus habilidades los puntanos que compitieron en Jesús María. La organización puso 90.000 pesos en premios.

Logín