Italia registró menos de 700 muertos por primera vez desde el 26 de marzo

El país registró 681 fallecidos con coronavirus en las últimas 24 horas, de acuerdo a la última información oficial.

Mientras el gobierno insiste con que habrá que "convivir con el coronavirus hasta que haya una vacuna", Italia registró 681 muertos con COVID-19 en las últimas 24 horas, la primera vez que baja de 700 fallecidos diarios desde el 26 de marzo último.

"Lamentablemente, registramos 681 nuevas víctimas, pero el número está en constante descenso", planteó el titular de la Protección Civil, Angelo Borrelli, en conferencia de prensa.

El dato constituye una baja respecto de los 727 informados el viernes, para llegar a las 15.362 víctimas totales. Borrelli informó además que por primera vez desde que hay registros disminuyeron los pacientes en terapia intensiva, con 74 personas menos que ayer.

La última vez que los fallecidos diarios estuvieron por debajo de las 700 personas fue el 26 de marzo, cuando se informó el deceso de 662 contagiados con COVID-19.

Además, el funcionario destacó el hecho de que "el 63% de los positivos actuales está en aislamiento sin síntomas o con síntomas leves".

La cantidad de enfermos se elevó en 2.886 personas con respecto al dato divulgado el viernes, aunque en línea con los números que muestran que Italia entró en una "meseta" de casos tras la que iniciará un descenso, según la previsión de las autoridades.

Los datos se divulgaron horas después de que el viceministro de Salud Pierpaolo Sileri renovara la línea que expresa esta semana el gobierno italiano: "habrá que convivir con el virus hasta que haya una vacuna", planteó a través de la red Facebook.

"Deberemos invertir en educación, habituarnos al uso de barbijos" para esa etapa de convivencia, agregó Sileri, y planteó que "las medidas de restricción se retirarán luego de Pascua solo si bajan los contagios", en relación a las restricciones puestas por el premier Giuseppe Conte hasta, por el momento, el 13 de abril.

En esa dirección, el comisario especial del gobierno para la emergencia, Domenico Arcuri, pidió a la población que evite "pensar que estamos ganando, ya que los indicadores nos dicen que solo estamos comenzando a contenerlo".

"Hay que abstenerse de pensar que llegó el momento de volver a normalizar los comportamientos", planteó Arcuri.


 

El comisario especial del gobierno para la emergencia, Domenico Arcuri, pidió a la población que evite "pensar que estamos ganando, ya que los indicadores nos dicen que solo estamos comenzando a contenerlo".

 

 

Sin embargo, el sábado medios italianos mostraron imágenes de las principales ciudades en las que se veía a la gente hacer ejercicio e incluso recorrer las principales calles sin respetar la cuarentena, como temían las autoridades para el inicio de una Semana Santa con días soleados y máximas superiores a los 22 grados en buena parte del país.

"Hay demasiada gente en la calle", se quejó a través de las redes sociales el alcalde de Milán, Giuseppe Sala.

Minutos después, el responsable de salud de Lombardía, la región más golpeada por el Covid-19, Giulio Gallera, anunció que desde el domingo sólo se permitirá estar en la calle con protecciones como barbijos, mascarillas o incluso bufandas que tapen nariz y boca.

Es que el ministerio del Interior informó de una nueva suba en la cantidad de personas multadas por incumplir la cuarentena, 8.187 durante el viernes 3 de abril, con un aumento de casi 10% respecto a los dos días previos.

De todos modos, el ministro italiano de Salud, Roberto Speranza, confirmó, en declaraciones radiales, que "el índice de contagios de coronavirus empezó a descender" gracias a las medidas adoptadas. "Lo primero es vencer la batalla sanitaria, recién luego se podrán crear las condiciones para la reconstrucción económica y social", agregó Speranza.

 

Télam

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Italia registró menos de 700 muertos por primera vez desde el 26 de marzo

El país registró 681 fallecidos con coronavirus en las últimas 24 horas, de acuerdo a la última información oficial.

El gobierno pidió a la población que evite "pensar que estamos ganando”, porque apenas están comenzando a contenerlo.

Mientras el gobierno insiste con que habrá que "convivir con el coronavirus hasta que haya una vacuna", Italia registró 681 muertos con COVID-19 en las últimas 24 horas, la primera vez que baja de 700 fallecidos diarios desde el 26 de marzo último.

"Lamentablemente, registramos 681 nuevas víctimas, pero el número está en constante descenso", planteó el titular de la Protección Civil, Angelo Borrelli, en conferencia de prensa.

El dato constituye una baja respecto de los 727 informados el viernes, para llegar a las 15.362 víctimas totales. Borrelli informó además que por primera vez desde que hay registros disminuyeron los pacientes en terapia intensiva, con 74 personas menos que ayer.

La última vez que los fallecidos diarios estuvieron por debajo de las 700 personas fue el 26 de marzo, cuando se informó el deceso de 662 contagiados con COVID-19.

Además, el funcionario destacó el hecho de que "el 63% de los positivos actuales está en aislamiento sin síntomas o con síntomas leves".

La cantidad de enfermos se elevó en 2.886 personas con respecto al dato divulgado el viernes, aunque en línea con los números que muestran que Italia entró en una "meseta" de casos tras la que iniciará un descenso, según la previsión de las autoridades.

Los datos se divulgaron horas después de que el viceministro de Salud Pierpaolo Sileri renovara la línea que expresa esta semana el gobierno italiano: "habrá que convivir con el virus hasta que haya una vacuna", planteó a través de la red Facebook.

"Deberemos invertir en educación, habituarnos al uso de barbijos" para esa etapa de convivencia, agregó Sileri, y planteó que "las medidas de restricción se retirarán luego de Pascua solo si bajan los contagios", en relación a las restricciones puestas por el premier Giuseppe Conte hasta, por el momento, el 13 de abril.

En esa dirección, el comisario especial del gobierno para la emergencia, Domenico Arcuri, pidió a la población que evite "pensar que estamos ganando, ya que los indicadores nos dicen que solo estamos comenzando a contenerlo".

"Hay que abstenerse de pensar que llegó el momento de volver a normalizar los comportamientos", planteó Arcuri.


 

El comisario especial del gobierno para la emergencia, Domenico Arcuri, pidió a la población que evite "pensar que estamos ganando, ya que los indicadores nos dicen que solo estamos comenzando a contenerlo".

 

 

Sin embargo, el sábado medios italianos mostraron imágenes de las principales ciudades en las que se veía a la gente hacer ejercicio e incluso recorrer las principales calles sin respetar la cuarentena, como temían las autoridades para el inicio de una Semana Santa con días soleados y máximas superiores a los 22 grados en buena parte del país.

"Hay demasiada gente en la calle", se quejó a través de las redes sociales el alcalde de Milán, Giuseppe Sala.

Minutos después, el responsable de salud de Lombardía, la región más golpeada por el Covid-19, Giulio Gallera, anunció que desde el domingo sólo se permitirá estar en la calle con protecciones como barbijos, mascarillas o incluso bufandas que tapen nariz y boca.

Es que el ministerio del Interior informó de una nueva suba en la cantidad de personas multadas por incumplir la cuarentena, 8.187 durante el viernes 3 de abril, con un aumento de casi 10% respecto a los dos días previos.

De todos modos, el ministro italiano de Salud, Roberto Speranza, confirmó, en declaraciones radiales, que "el índice de contagios de coronavirus empezó a descender" gracias a las medidas adoptadas. "Lo primero es vencer la batalla sanitaria, recién luego se podrán crear las condiciones para la reconstrucción económica y social", agregó Speranza.

 

Télam

 

Logín