10.4°SAN LUIS - Miércoles 28 de Octubre de 2020

10.4°SAN LUIS - Miércoles 28 de Octubre de 2020

EN VIVO

Aumentó el precio de la leña y creen que escaseará en el invierno

Leñeros revelaron que cada vez es más complicado conseguir madera y estiman que no tendrán suficiente para cubrir la demanda durante el invierno.

Por redacción
| 10 de mayo de 2020
Aldo vende leña desde hace más de una década y asegura que cada vez hay menos disponibilidad. Foto: Juan Andrés Galli.

El frío empezó a llegar a los días de Villa Mercedes y hay un tema que comienza a preocupar. Los leñeros admiten que cada vez les cuesta más conseguir madera y creen que no tendrán suficiente para cubrir la demanda durante el invierno, la época en que muchos la utilizan para calefaccionar los hogares.

 

Por eso, el precio ya muestra un incremento significativo con respecto a los últimos meses del año pasado. Los valores que manejan los diferentes vendedores son muy variables y dependen en gran medida del volumen de sus negocios. En general, los 100 kilos de chañar y algarrobo pasaron de costar entre $500 y $600 en diciembre a rondar entre los $700 y los $800. En porcentaje, el aumento ronda entre un 35% y un 40%.

 

"No se consigue mucho en los campos de la zona. Hay que buscar lejos, al norte de la provincia", contó Aldo Morán, un hombre de 84 años que trabaja de la leña en su vivienda, entre las calles Zavala Ortiz y Nelson, desde hace más de una década.

 

Pedro Barroso, otro vendedor que tiene su expendio sobre Nelson, coincidió en que cada vez se les torna más complicado hacerse de nuevo stock y que la mayoría solo cuenta con lo que les "sobró" de la temporada pasada. "Tengo para ofrecer durante dos semanas más y después me quedo sin nada, y no sé si voy a conseguir", dijo.

 

Es que al hecho de que haya pocos árboles de donde talar en los alrededores de Villa Mercedes, se suma que la cuarentena obligatoria impidió que los comerciantes viajen a buscar o que transiten los fletes que se las acercan a sus predios.

 

En las últimas semanas, contaron, tuvieron que tramitar un permiso para poder circular y recién ahí algunos pudieron acceder a la leña que hoy tienen a la venta.

 

"Igual, si no salimos a buscar afuera, a otros lugares, nos va a faltar en el invierno, porque es cuando la gente más busca para prender las estufas, mientras que el resto del año llevan bolsas más chicas para los asados", agregó Morán.

 

El Diario consultó a más responsables de negocios y todos sostienen que hay flujo grande de personas que utiliza salamandras para calentar las casas, y que muchos se volcaron por los tarifazos que sufrieron las boletas de gas y electricidad en los últimos años. En sectores más periféricos, hay familias que incluso la utilizan para cocinar.

 

Las maderas más rendidoras son las que dan árboles como el chañar y el algarrobo, y son, por lo tanto, las más demandadas por los clientes. Hay otras especies, como el caldén, que son más económicas pero que se consumen mucho más rápido en el fuego.

 

Por ende, el volumen que cada vivienda necesita para las épocas de frío es muy variable. Pero estiman que en promedio, los 100 kilos no duran mucho más de una semana. El cálculo sugiere que una familia deberá gastar por lo menos unos $2.400 por mes. "Aun así, creo que es mucho más barato y calienta mucho mejor", aseguró.

 

Comentá vos tambien...