11.6°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

11.6°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

EN VIVO

Una fábrica local trabaja con todas las medidas que indica el protocolo

Los empleados tienen contratado un transporte, les toman la temperatura y se cumple la distancia. 

Por redacción
| 17 de mayo de 2020
Cuidados. Todos los operarios tienen su kit sanitario y deben entrar y salir de la planta por el arco sanitizante.

Una de las primeras fábricas de San Luis que comenzaron a operar los cambios en su proceso de producción fue una de capital mexicano que produce heladeras. Marcelo López es su coordinador de Higiene y Seguridad y contó que comenzaron a trabajar las nuevas disposiciones una semana antes que se decidiera el cese de actividades, porque la casa central les proporcionó todos los protocolos y elementos necesarios para producir durante la pandemia.

 

El día que volvieron al trabajo le entregaron a cada empleado un kit sanitizante con dos barbijos, una máscara facial, alcohol en gel y un tríptico con información de prevención. Ahora de lunes a viernes a las 5:45 de la mañana los empleados llegan al predio en un colectivo contratado especialmente. Cada operario debe venir con el barbijo y la máscara puesta antes de subir al micro y lo mismo deben hacer cuando realizan el viaje de regreso a sus hogares. Al ingresar se les toma la temperatura con un termómetro láser y les aplican una solución desinfectante en las manos. 

 

“Después pasan por el arco sanitizante, que es un pasillo hermético con paredes de acrílico por donde la persona pasa y recibe una solución de cloruro del benzalconio que mata la capa superficial del virus y, de esa manera, se muere. La ventaja que tiene es que actúa sobre la superficie, en este caso la ropa de los empleados, por doce horas aunque se seque. Y, además, no es dañina para la piel”, contó el licenciado en Higiene y Seguridad laboral. También dijo que cuentan con una cámara termográfica tipo pantalla para controlar a distancia la temperatura.

 

“En el comedor también tomamos la medida de servir solamente el desayuno en tres turnos diferentes para mantener el distanciamiento social. Ahora se sientan dos por cada mesa, que a su vez están separadas por dos metros. La capacidad máxima autorizada ahora es de 50 personas y el almuerzo no lo servimos, sino que les entregamos una vianda a cada trabajador”, detalló. También tuvieron que capacitar al personal de limpieza y de cocina que es contratado a otras empresas y, por eso, el higienista explicó que “llevan un traje especial para evitar cualquier tipo de contagio y a la vez para que puedan desinfectar cualquier lugar que deban ocupar”.

 

A la planta concurren unas 150 personas que cumplen el turno desde las 6 hasta las 14, y otras 20 trabajan desde su casa: “Son quienes tienen 60 años o están dentro del grupo de riego, incluidas las personas con hipertensión porque la propia empresa lo pidió, a pesar de que no están mencionadas en la legislación”, aclaró.

 

Para los que visitan a diario la planta también hay normas muy estrictas, por ejemplo los camiones. “Para ese sector que nosotros denominamos crítico el protocolo indica que deben presentarse primero por ventanilla de la guardia con máscara y barbijo, se les pide toda la documentación, pasan por el arco sanitizante y luego ingresan a la planta. Solo pueden llegar hasta la zona de descarga y bajarse para abrir las puertas. Enseguida nuestro personal primero hace una limpieza con un rociador de los lugares del vehículo que van a usar para bajar o subir la mercadería. Una vez terminada esa acción, nuestro personal ingresa a la planta y el chofer cierra las puertas y se puede retirar”. López señaló que hay un baño especial para esos camioneros que es desinfectado cada vez que es necesario.

 

Comentá vos tambien...