11.3°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

11.3°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

EN VIVO

Juzgaron y condenaron por teleconferencia a un violador

La Cámara Penal 2 le dio ocho años y medio de prisión por abusar entre 2016 y 2017 de una niña de 12 años. Por primera vez un Tribunal de la capital realizó un juicio oral bajo esta modalidad virtual.

Por redacción
| 28 de mayo de 2020
El acusado (segundo desde la izquierda, abajo) participó en la audiencia virtual a través de Cisco Webex.

Puede, a veces, hacerse esperar. Pero la justicia llega, siempre llega. Alcanza a ladrones, estafadores y asesinos. También a violadores como R.A.V., un hombre de 45 años que atacó a una nena de 12. En un juicio inédito, por ser el primero que se desarrolla a través de teleconferencia en la ciudad capital, la Cámara Penal 2 lo condenó a 8 años y 6 meses de prisión por “Abuso sexual agravado”.

 

Esta modalidad se implementó con el afán de darle continuidad a la labor judicial a pesar del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en todo el país para evitar la propagación de la COVID-19.

 

Tanto los jueces como las partes participaron del debate desde sus domicilios. En rigor, el imputado lo hizo desde la Penitenciaría provincial, donde está alojado.

 

El tribunal que condenó a R.A.V. estuvo integrado por Fernando De Viana (presidente), Hugo Saá Petrino y Silvia Aizpeolea, esta última de la Cámara del Crimen 1.

 

Conectados a la plataforma de teleconferencia también estuvieron Griselda Murcia, secretaria de Cámara; Carolina Monte Riso, fiscal de Cámara Subrogante; y Marcela Torres Cappiello, defensora de Menores. Como defensor de Cámara actuó Esteban Sala, mientras que la familia de la víctima fue representada por Ramiro Rubio.   

 

Cisco Webex es el nombre la plataforma digital que utilizaron y que es exclusiva del Poder Judicial puntano. Esa herramienta, sumada a la buena conexión a internet que tenían los participantes en sus casas, permitió que hasta 14 personas estuvieran comunicadas al mismo tiempo. La buena calidad de imagen y sonido generó un desarrollo de las audiencias sin sobresaltos, y eso abre la puerta para continuar con otros juicios.

 

El debate comenzó el martes a la mañana y tuvo continuidad ayer,  con las últimas declaraciones de testigos y los alegatos. También se exhibió el video de la Cámara Gesell, desde la sala de juicios orales. Esa tarea estuvo a cargo de la licenciada en psicología Marisa Samper, quien declaró ayer. 

 

Los abusos investigados ocurrieron entre enero de 2016 y enero de 2017, cuando la pequeña tenía 12 años. R.A.V. era cuñado de la madre de la chica. Llegó a la casa de la víctima luego de separarse de su pareja. Tras eso, su familia política lo cobijó en su hogar. Lo que los papás de la criatura nunca imaginaron es que rompería la confianza que le habían dado violando a la niña.

 

Apenas lo descubrió, la madre denunció los vejámenes y la Policía detuvo al acusado que, cuando comenzó el debate oral virtual, adelantó que antes de los alegatos declararía ante el tribunal. Así lo hizo. En esa instancia, además de declararse culpable, pidió perdón. Del otro lado del monitor solo hubo silencio.

 

 

Un camino a seguir

 

Al final de esta nueva experiencia, hubo conformidad entre jueces, funcionarios judiciales, las partes y el resto del personal de tribunales porque el proceso se dio sin inconvenientes y dejó en claro que no hay excusas para continuar por esta vía en tiempos de coronavirus. Y si algún día la pandemia ya está superada y surgen otras contingencias, podrán echar mano al sistema, cuyas ventajas ya han sido probadas.

 

“Estamos muy contentos desde la Cámara 2 por el desarrollo del debate por videoconferencia. Tanto yo como mis colegas Hugo Saá Petrino y Silvia Aizpeolea estamos muy conformes. Todos han puesto mucho empeño y responsabilidad para que esto funcionara. El sistema es algo novedoso para nosotros, no teníamos experiencia. Pero poder trabajar en estas circunstancias es muy alentador. Es un camino que puede continuar y hay que valorarlo. Es un pequeño aporte de cada uno para que el servicio de Justicia no se detenga”, consideró De Viana. 

 

“Fue el primer juicio por teleconferencia en la capital. Fue algo inédito, una experiencia muy gratificante. Todo estaba muy bien preparado, fue muy concreto, con un desarrollo satisfactorio. Sirve como punto de partida y es valioso para el acceso y celeridad de la Justicia. Y también para quienes ejercemos esta metodología”, aseguró el abogado de la familia de la víctima, Ramiro Rubio.

 

 

Los tribunales mercedinos, a la cabeza

 

En rigor, fueron las cámaras Penales de Villa Mercedes las que comenzaron la semana pasada con los juicios orales bajo la modalidad virtual. Y en ambas, el martes 26, el primer día hábil tras el feriado, ya hubo veredictos. La Cámara del Crimen 1, conformada por Virna Eguinoa, Sebastián Cadelago Filippi y Hernán Herrera, escuchó los alegatos de las partes y más tarde absolvió por el beneficio de la duda al imputado, quien era juzgado por un hurto calificado en grado de tentativa y resistencia a la autoridad.

 

El acusado, de 27 años, quiso robar una moto y se resistió cuando los policías le dieron la voz de alto.

 

En tanto que el otro tribunal condenó el mismo día a Orlando Gera Griffiths a tres años de prisión efectiva por hurto calificado y atentado a la autoridad agravado, un hecho ocurrido en 2018 en el barrio Eva Perón de esa ciudad.

 

La Cámara, conformada por Aníbal Astudillo, Silvia del Castillo Insúa y Hernán Herrera (en reemplazo de Daniela Estrada), además, lo absolvió de otros delitos —abuso de armas y portación de arma de uso civil condicional— por el principio in dubio pro reo, es decir, por el beneficio de la duda. 

 

En ambos tribunales, las audiencias y las lecturas de los veredictos se hicieron mediante el sistema Cisco Webex, según lo informado por la Dirección de Prensa y Comunicación Institucional del Poder Judicial a través de los comunicados que compartió.

 

Comentá vos tambien...