12.8°SAN LUIS - Sabado 08 de Agosto de 2020

12.8°SAN LUIS - Sabado 08 de Agosto de 2020

EN VIVO

José Sand: de arquero a ser el máximo goleador de Lanús

Un "9" de raza: se inició en el arco como su papá. Fue a River como delantero y mostró su mejor versión en el "Granate".

Por Daniel Valdés
| 14 de junio de 2020
El correntino festeja uno de los goles que logró con la camiseta del "Granate".

En Bella Vista, Corrientes, había un arquero que se enojaba cuando le hacían goles. No podía dormir de noche y se ponía muy nervioso, entonces su mamá le pidió al padre que lo pusiera al centro. Ese jugador, al que le decían el "Mono" porque siempre le gustó andar trepado a los árboles, es José Sand, el máximo goleador de la historia de Lanús con 127 goles.

 

"Era arquero de Barrio Norte, pero cuando me hacían goles me enojaba mucho, entonces mi vieja le pidió a mi papá que me ponga al centro, y así empecé a jugar de 9. Mi viejo me veía en los torneos relámpagos jugar en esa posición y me veía pasta para hacerlo, así fueron mis inicios", contó "Pepe" a El Diario de la República.

 

Aparte de fútbol, su otra pasión son los caballos, que nació gracias a su abuelo, quien era cuidador. "De chico vivía con mi 'Nono' y estaba todo el día con los caballos, siempre me gustaron, me crié en ese ambiente; y ahora de grande sigo con ese amor por los pingos, tengo un haras y disfruto mucho también", expresó.

 

Los goles que hacía en su ciudad cotizaron en bolsa. Todos empezaron a mirar de reojo a ese delantero que no paraba de festejar. Un día, su papá —quien había sido arquero de San Lorenzo de Almagro y compartió plantel con Pedro Alexis González— se contactó con el exdelantero y este le consiguió una prueba en River Plate. A los 14 años, "Pepe" armó el bolsito y fue en busca de su oportunidad. Pasó la prueba y con el tiempo se convirtió en el máximo goleador de las Inferiores de River (138 goles). Sin embargo, a todo lo bueno que hacía en las Inferiores no lo pudo confirmar cuando lo pasaban de categoría, y tuvo que ir a probar suerte a otros equipos. Cuando le preguntan si le gustaría una revancha en River, es tajante y responde: "Cuando me fui nunca pensé en regresar. Siempre pensé en hacer mi carrera y por suerte lo pude lograr", afirmó.

 

Si bien dijo que Jorge Almirón fue el mejor DT que tuvo, siempre menciona que Ramón Cabrero fue el entrenador que más lo marcó, el que le dio continuidad y confianza para que se consolide en Lanús. "Ramón me dio la posibilidad de progresar en mi carrera", aseguró.

 

 

 

“Cuando me fui de River nunca pensé en regresar. Siempre pensé en hacer mi carrera y por suerte lo pude hacer”.

 

 

 

Jugó en muchos clubes, pero su mejor versión se vio en Lanús. En el "Granate" encontró su lugar en el mundo. Se asentó como jugador. Fue clave en títulos del equipo del sur de Buenos Aires. "En Lanús se vio al mejor Sand. Tuve buenos momentos en otros clubes, pero los goles que hice en Lanús y los campeonatos que conseguí con el club hacen que sea ahí donde se vio mi mejor versión", sostuvo.

 

En su larga trayectoria (el 17 de julio cumplirá 40 años) jugó muy buenos partidos, pero a la hora de elegir se queda con un duelo ante River en la Supercopa. "Ese día me salieron todas. Jugué muy bien y le fui muy útil al equipo", afirmó. Mientras habla de ese partido contra el "Millonario", se acuerda de un gol que le hizo a Boca y que quedará grabado por siempre en sus retinas. "Fue de cabeza en 'La Bombonera' el día que salimos campeones en 2007. Fue una jornada redonda. Gol y campeonato", comentó.

 

 

 

“Ramón Cabrero fue el entrenador que más me marcó. Me dio la posibilidad de progresar”.

 

 

 

Siempre redobló el esfuerzo. No se conforma y quiere más. Le quedó pendiente no poder jugar en Italia y tener más continuidad en la Selección Argentina, donde participó en muy pocos partidos. Relató que, si volviera a nacer, elegiría nuevamente el fútbol porque es su pasión. A los 40 años palpita que el retiro está muy cerca. No sabe si seguirá ligado al fútbol, lo está analizando. Por el momento, quiere que pase esta pandemia. Volver a entrenar. Saltar de nuevo a una cancha. Ponerse los botines, la camiseta número 9 y seguir dándole alegría a la gente de Lanús.

 

 

 

Su profesionalismo le permitió perdurar por tanto tiempo en la elite del fútbol. Con casi 40 años, sigue vigente.

 

 

 

"Pepe" Sand, ese pibe que de niño andaba trepando por los árboles y atajaba en su Bella Vista natal, con el tiempo se transformó en un goleador de raza, que rompió redes en las Inferiores de River, pero que logró su punto más alto en Lanús.

 

 

Comentá vos tambien...