19.9°SAN LUIS - Miércoles 30 de Septiembre de 2020

19.9°SAN LUIS - Miércoles 30 de Septiembre de 2020

EN VIVO

El básquet, otro deporte que vuelve a sonreír en San Luis

Referentes de tres clubes —GEPU, Alberdi y Guay Curú— contaron la alegría de los jugadores por este nuevo paso.

Por redacción
| 21 de julio de 2020
Esta semana vuelve la Primera local a los entrenamientos en el "Emilio Perazzo", bajo las órdenes de Franzi. Fotos: El Diario - Gentileza S. Dacuña y F. Guzmán.

Hasta hace unos días, los aros y tableros miraban de reojo cómo la “naranja” era lanzada hacia ellos sin oposición, porque solo podían hacerse entrenamientos individuales en los deportes en conjunto. Pero tras el anuncio del miércoles pasado de un nuevo paso en materia deportiva en San Luis en medio de la pandemia de coronavirus, los clubes de básquet —tras la autorización de un protocolo— pueden comenzar a realizar entrenamientos en donde se pueden compartir elementos y practicar el juego propiamente dicho.

 

La noticia llenó de satisfacción a jugadores y entrenadores de las distintas categorías. Así lo relataron Sergio Dacuña, entrenador de Alberdi de Villa Mercedes; Fernando Guzmán, DT de Guay Curú; y Rafael Costa, presidente de GEPU.

 

 

El “Azzurro” villamercedino

 

Alberdi, uno de los grandes protagonistas que tiene el básquet sanluiseño, ya trabaja desde hace varias semanas con todas sus divisiones. “Nosotros tenemos unos 350 jugadores en todas las categorías competitivas y formativas. Y actualmente están asistiendo unos 150, 180 chicos. En las categorías más chicas quizás hay miedo de los padres, así que se está trabajando con un número menor”, contó Sergio Dacuña.

 

Teniendo en cuenta el protocolo y normativas establecidas, los profesores deben entrenar a grupos reducidos. “Se trabaja con un máximo de 15 jugadores por turno. Y hay categorías en donde tenemos más de 50 chicos. Así que la dividimos en varias horas”, agregó el experimentado entrenador.

 

En cuanto a cómo llevaron adelante el proceso de cuarentena y posterior entrenamiento de manera individual, dijo: “Uno la trató de llevar de la mejor manera, pero costó. Lo positivo es que sirvió porque los profesores de cada categoría tuvieron contacto virtual todo el tiempo con los jugadores. A quienes no tenían pelota, el club les prestó una para que pudieran entrenar en su casa. Ahí se afirmaron conceptos individuales, de técnica. Y cuando pudimos comenzar a entrenar, dimos un paso; pero al no poder jugar ni tener contacto, y hacer solo fundamentos, en un momento también se complicó. Por suerte, el viernes ya hicimos un primer entrenamiento sin contacto, pero compartiendo la pelota, siempre con todos los recaudos establecidos”.

 

A la hora de hablar de competencia, Dacuña fue cauto: “Estamos en continuo contacto con los técnicos. Las ganas de tener competencia están, pero ya sabemos que esto es día a día. Creo que debemos dejar que pase el tiempo, aprovechar para prepararnos y estar listos cuando se pueda jugar”.

 

 

El “Indio”, en marcha

 

Guay Curú también está a pleno. A excepción de los Mosquitos, que arrancan esta semana, el resto de las divisiones hace un mes que ya está entrenando con trabajos individuales. Y desde ayer empezaron a practicar con “normalidad”, es decir, compartiendo la pelota y jugando.

 

“Volver ya fue muy lindo para todos porque la verdad es que cada vez se hacía más difícil el aislamiento. Pero la noticia de poder jugar en los entrenamientos fue fantástica, sobre todo para los chicos de 12 años para arriba”, destacó Fernando Guzmán, entrenador de Primera, Sub 23 y coordinador de la Escuela de Básquet.

 

Y continuó: “Los ejercicios eran individuales, cada uno con su pelota, y para los entrenadores planificar no fue fácil, pero sirvió. Creo que hemos mejorado en algunos aspectos técnicos porque se hicieron trabajos que el tiempo de competencia no te permite hacerlos. Tuvimos muchas sesiones de lanzamiento y se corrigieron cosas. Del lado del entrenador fue fantástico, aunque también es cierto que para los chicos es más aburrido”.

 

Lograr que los jugadores entiendan que hay que entrenar y estar preparados para cuando vuelva la competencia, sin tener certezas de qué tiempo llevará eso, no será fácil. “La pregunta de todos los días por parte de los chicos es: '¿Cuándo volvemos a jugar?'. Esa incertidumbre de no saber cuándo será, ellos la ven. Con los más chiquitos estamos en un 50% de asistencia, pero los más grandes están entrenando todos. Y te da cierta duda y hasta te preguntás: ¿Cuánto aguantarán sin jugar? Pero hay que estar tranquilos e ir paso a paso. Será un desafío para los entrenadores mantenerlos entusiasmados”.

 

 

El “Lobo” está

 

GEPU, a partir de esta semana, también entrenará con la totalidad de sus divisiones en el “Emilio Perazzo”. Rafael Costa, presidente de la institución, dijo: “La Primera comienza ahora. Y las categorías formativas ya vienen trabajando desde hace varias semanas, incluida los Mosquitos, con niños desde los 5 años”.

 

Costa, tras la autorización del juego y el contacto en los entrenamientos, contó: “Hemos hablado con los entrenadores del club y la idea que tenemos es ir paso a paso, tranquilos. Disfrutar de esta posibilidad que se da gracias a la situación actual de San Luis, sin ilusionar a los chicos porque ellos tienen la ansiedad de volver a jugar partidos. Si sigue todo bien, más adelante, cuando las autoridades lo autoricen, quizá se piense en algún amistoso o encuentro”.

 

En cuanto a los técnicos, Pablo Sobejano está al frente de los Mosquitos, Julián Carrizo con Premini, Mini y U13, Claudio Díaz con U15, U17 y U19, y José “Pepe” Franzi con la Primera.

 

Comentá vos tambien...