23.2°SAN LUIS - Lunes 03 de Agosto de 2020

23.2°SAN LUIS - Lunes 03 de Agosto de 2020

EN VIVO

Estudiantes entrena sin prisa ni pausa en "El Coliseo"

 Velocistas, fondistas y lanzadores trabajan diariamente bajo las órdenes del entrenador Jorge Niño

Por Maximiliano Molina
| 31 de julio de 2020
Santiago Riveira. Especialista en 110 m con vallas en pleno entrenamiento en la cancha de Fútbol 5 del "Verde". Foto: Nicolas Varvara.

Sin competencias en el corto y mediano plazo, los atletas del Club Sportivo Estudiantes trabajan hasta en doble turno, sin prisa ni pausa para estar al 100% cuando sea la hora de la verdad.

 

El "Verde" tiene treinta y tres a-tletas que entrenan bajo las órdenes de Jorge Niño. "Hay deportistas de categoría U16 hasta Mayores. El único atleta que está lejos, pero que viene periódicamente a San Luis cuando hay que hacer controles es Leandro Paris, que realiza sus entrenamientos en Villa Mercedes", explicó el prestigioso entrenador.

 

En la entidad de Aristóbulo del Valle y Estado de Israel, el equipo atlético desarrolla sus trabajos en el sector sudeste y en la cancha de fútbol 5: "Se hacen por áreas, velocidad, fondo y lanzamiento. Todos volvieron con trabajos integrados", agregó Niño.

 

Jorge Niño controla el entrenamiento de 33 atletas puntanos. Foto: Nicolas Varvara.

 

 

—¿Costó la vuelta tras el parate por el aislamiento?

 

—A los atletas les costó mucho el regreso a la actividad, por ejemplo lograr la mecánica de la carrera. Hablando con otros entrenadores, a todos les ha pasado lo mismo. En nuestro caso, el entusiasmo por entrenar está intacto, el grupo de atletas está contento y contenido porque lo puede hacer en el club al que representan, con seguridad y respetando las condiciones en las que estamos inmersos en este momento. El espíritu con el que se trabaja está lo suficientemente alto como para proyectar las futuras competencias a nivel nacional.

 

 

—¿Cómo nota que tomaron los atletas todo este contexto?

 

—Encararon esta etapa como una manera de hacer lo que por mucho tiempo no se pudo. Es decir trabajos propioceptivos, de corrección de postura, de recuperación de lesiones siempre latentes y con riesgo de volver a producirse, ejercicios sobre aspectos técnicos que por el tiempo y la continuidad del proceso competitivo no podíamos desarrollar. A esto debemos sumarle que al no haber compromisos escolares o universitarios presenciales, y al ser todo a través de dispositivos electrónicos, los tiempos disponibles para el entrenamiento aumentaron.

 

“A los atletas les costó mucho el regreso a la actividad, lograr la mecánica de la carrera. Pero el entusiasmo por entrenar está intacto”. Jorge Niño.

 

—¿Se entrena igual que antes del parate por la pandemia?

 

—Pasó que ahora cambié el método de trabajo. Hacemos sesiones más cortas. Antes duraban dos horas o dos horas y media. Ahora una hora o una hora y media. A veces son dos horas, pero trabajando con múltiples bloques. Es decir, se acumulan pequeños bloques de técnica con otros de trabajo metabólicos y alternativos. El grupo de deportistas notó ese cambio. Yo digo que hay que cambiar el método precisamente porque eso hace más ameno el trabajo del entrenamiento como tal. Y ese cambio se mantendrá en tanto y en cuanto dé resultado; y repetirlo hasta que deje de darlo. Cuando ya no da resultado se abandona, pero eso no significa que sea desechable. 

 

 

Fuerza. Las atletas están en etapa específica, según contó el profesor Niño. Foto: Nicolas Varvara.

 

 

—¿En qué momento del proceso de entrenamiento están ahora?

 

—Nosotros no paramos a fines de 2019 como solemos hacer cada año, sino que seguimos de largo, entrenamos diciembre, enero y febrero con vistas al Vendimia en Mendoza en marzo, que se suspendió. A partir de ese momento, cuando se cancelaron las actividades y las condiciones eran limitadas, decidí que hicieran el descanso que suele darse en las Fiestas. Pararon entre 15 y 20 días y luego retomaron un entrenamiento que fue redireccionado en función de una preparación física general. Eso fue en abril. Cuando se habilitó la práctica de atletismo al aire libre, automáticamente hicimos una readaptación a la carrera y lanzamiento, que duró unas tres semanas más; y luego ya entramos en período especial, es decir hacemos trabajos técnicos puros según las especialidades. Estamos en la etapa específica, que durará hasta la primera competencia que debamos afrontar.

 

 

—¿Hay alguna fecha estimativa de competencia?

 

—En cuanto a las perspectivas para la competencia hay una idea de que el Campeonato Nacional de Mayores junto con el Campeonato Nacional U16 podrían ser en diciembre. Eventualmente la sede sería Córdoba o Rosario, todo depende de la evolución de la pandemia en el país. Consideramos que para esa época ya habrá un desarrollo en los entrenamientos y que los atletas podrán afrontar competencias de ese nivel y jerarquía. Más considerando que las fechas para clasificar a los JJ.OO. Tokio (postergados para 2021) se habilitan a partir de diciembre. A nivel provincial, quizás haya alguna competencia antes en La Toma o Villa Mercedes, siempre y cuando el estatus sanitario lo permita.

 

Comentá vos tambien...