13.1°SAN LUIS - Sabado 08 de Agosto de 2020

13.1°SAN LUIS - Sabado 08 de Agosto de 2020

EN VIVO

Vecinos denuncian la usurpación de una casa

La vivienda del barrio Pringles fue habitada el 24 de abril. Aseguran que los ocupantes generan malestar en el vecindario y los acusan de hechos delictivos.

Por redacción
| 04 de julio de 2020
El inmueble. Hicieron la mudanza cuando regía la cuarentena obligatoria. Foto: Juan Andrés Gali.

Los vecinos de barrio Pringles denunciaron en la Justicia y en los medios de comunicación que la casa ubicada en 9 de julio 284 está ocupada ilegalmente por dos mujeres y un bebé, pero que frecuentemente ven también a hombres y más niños. La vivienda fue habitada el 24 de abril y sostienen que desde ese día “se terminó la tranquilidad en la zona”.

 

La dueña de la propiedad, Karina Barzola, reside en la provincia de Buenos Aires, por lo que habitualmente la alquilaba para inquilinos. Pero como está desocupada desde antes de la cuarentena, la habitaron ilegalmente. “En ese momento llamamos a la Policía, porque rompieron un candado muy grande que había en la entrada y se metieron a vivir. La fuerza de seguridad fue al lugar e incluso una de las personas reconoció su delito, pero se justificó diciendo que no tenía dónde vivir”, explicó Susana Bravo, una de las vecinas que vive bien en frente de la casa en cuestión.

 

 

 “Estamos esperando que resuelva la jueza y que ordene el levantamiento, es decir el desalojo de la propiedad”. César Landaburu.

 

 

Barzola, a la distancia, contrató un abogado para que inicie acciones legales. César Landaburu, el letrado del foro local, comentó que la denuncia fue presentada en el Juzgado Correccional y Contravencional Nº 2 de Villa Mercedes, que está cargo de la jueza Antonela Panero Magnano. “Estamos esperando que ella resuelva y ordene el levantamiento, es decir el desalojo, pero nos respondió que todavía no se ha resuelto la situación procesal de las mujeres. Lo que le quiero recordar es que, por las modificaciones en el Código Penal, no es necesario, ya con el reconocimiento del delito es más que suficiente para que decida”, sostuvo el representante legal.

 

Los residentes de la manzana expusieron acusaciones contundentes: “Yo vivo al lado de la casa y un día escuché los gritos de una mujer pidiendo auxilio, un hombre que le gritaba. Se oían golpes y el bebé lloraba desesperadamente”, relató Florencia Morel.

 

Entre todos los vecinos juntaron firmas que añadieron en los papeles que están en el Poder Judicial. “A veces hay adolescentes que se suben a los techos. Cuando pasamos caminando por ahí, chicos y grandes, nos gritan cosas provocándonos. Empezaron siendo dos, pero hoy ya no sabemos cuántos hay”, agregó Alejandra Kenny, otra de las habitantes de la zona.

 

Los denunciantes coincidieron en que permanentemente ven movimiento de gente que sale y entra, escuchan gritos y ruidos. “Además, tienen luz clandestinamente, conectaron un cable a la línea de alta tensión de la calle. También hicieron un pozo en la vereda y ahí conectaron una manguera negra para tener agua, porque estaba cortada”, dijo Bravo.

 

Comentá vos tambien...