17.1°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

17.1°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Una junta forense examinó los restos de Magalí Morales

La nueva autopsia comenzó a las 13, una hora más tarde de lo previsto. A las 19 el procedimiento aún no concluía. El cuerpo sería sepultado nuevamente este miércoles.

Por redacción
| 11 de agosto de 2020
Fotos: Juan Andrés Galli / Prensa Poder Judicial.

Uno de los abogados de la familia de Florencia Magalí Morales estimó que su cuerpo va a ser sepultado nuevamente este miércoles, pero la pregunta es: ¿podrá descansar en paz? La mujer fue hallada muerta en una celda de la comisaría de Santa Rosa del Conlara a inicios de abril y la Policía catalogó el hecho como un suicidio. Convencidos de que ella no pudo cometer tal acto, su familia lucha para que la Justicia indague más en el caso y busque indicios, quizá, de un crimen. Por ello, los restos fueron sometidos este martes a una reautopsia, que llevó a cabo una junta de forenses del Poder Judicial junto a una perito de parte que se sumó a pedido de la familia de la víctima. El procedimiento se extendió más de seis horas, y los profesionales tienen un plazo de cinco días para elevarle el informe al juez que investiga el hecho.

 

El 6 de abril de este año, un día después de que policías de Santa Rosa detuvieran a Morales presuntamente por violar el aislamiento social preventivo por la pandemia de coronavirus, el médico forense Gustavo Lafourcade Durán practicó la primera autopsia.

 

 

 

En su informe el médico estableció la causa de muerte como asfixia mecánica, sin embargo, el profesional no especificó el elemento empleado para el ahorcamiento, que supuestamente fue un cordón que Morales obtuvo de un buzo que llevaba puesto. Tampoco describió si el cuerpo tenía evidencia de otras lesiones.

 

Santiago Calderón Salomón, uno de los abogados que representa a la familia de la víctima, comentó que el nuevo examen forense quiere ahondar en puntos específicos que evidencien, o no, indicios de que fue violentada. Entre ellos, los abogados pidieron una revisación exhaustiva del cráneo (para saber si sufrió algún golpe o contusión), de la zona del cuello (para determinar fehacientemente el medio empleado para el ahorcamiento) y de la zona genital (para saber si sufrió algún tipo de abuso).

 

El problema es que el tiempo transcurrido desde la muerte, y el estado actual del cuerpo, podría haber borrado ciertos indicios importantes, sobre todo de la zona genital.

 

La mañana de este martes, la oficina de prensa del Poder Judicial de San Luis publicó una nota con declaraciones del juez Penal de Santa Rosa, Jorge Pinto, que acusó a Calderón Salomón y a su par, Federico Martín Putelli, de haber interpuesto recursos que dilataron la práctica de la nueva autopsia.

 

 

 

La reautopsia "ya había sido ordenada por este Juzgado. Estaba prevista para el 5 de mayo. Noventa días después podemos recién concretarla, como así también retomar las audiencias que en su momento se fijaron", versan las declaraciones.

 

"Este retraso en el expediente es directa consecuencia de los representantes del particular damnificado (abogados de la familia de Florencia Morales), que han realizado en el expediente distintos planteos, como por ejemplo, apelar diversas medidas que había adoptado el Juzgado, recursos a los que no hizo lugar la Cámara de Apelaciones". "Es decir, hace 90 días atrás podríamos haber conocido el resultado de la autopsia", se quejó el magistrado, "motivo por el cual se ha instado a los abogados del particular damnificado a que depongan la actitud de entorpecer y retrasar la investigación", sentenció Pinto.

 

 

 

Un día largo

 

La exhumación del cuerpo comenzó pasadas las ocho de la mañana y estuvo a cargo de personal del Municipio de Santa Rosa del Conlara, con presencia de Calderón Salomón, policías de la División Criminalística de la Unidad Regional III, funcionarios del Juzgado y testigos.

 

El traslado del cuerpo hacia la Morgue Judicial de Villa Mercedes estuvo a cargo de Criminalística, donde lo esperaban la junta de médicos forenses judiciales conformada por Patricia Gallardo (San Luis), Sandra Miatello (Villa Mercedes) y Walter Juárez (Concarán), conjuntamente con la perito de parte propuesta por la familia de Morales, la médica legista Vanina Elizondo.

 

Para las 19, la revisación aún no había terminado, pero una vez concluida, los restos iban a ser trasladados nuevamente a Santa Rosa por la empresa fúnebre Amemoriales San Luis S.R.L.

 

 

 

Si bien Pinto estableció un plazo de cinco días para que le eleven el informe, el propio Calderón Salomón estimó que los profesionales podrían pedir una prórroga.

 

Además del operativo para el procedimiento médico, el martes fue un día muy movido para Pinto y los secretarios de su Juzgado, ya que también se practicó una audiencia en la que se reprodujeron contenidos digitales de siete celulares pertenecientes a policías de la Comisaría 25ª de Santa Rosa: seis de ellos estaban de guardia al momento del hecho y un séptimo, de un efectivo de apellido Sosa y que era allegado a la víctima, fue incautado por la sospecha de que pudiera tener material referido al caso.

 

Los aparatos ya fueron peritados por profesionales del Departamento de Delitos Complejos del Poder Judicial, pero el informe que elevaron es tan extenso que las partes pretenden hacer una depuración de la información para focalizarse en hechos puntuales del caso, detalló una fuente.

 

 

 

Ánimos caldeados; comunicados constantes

 

En horas de la tarde, la oficina de prensa del Poder Judicial de San Luis volvió a publicar una nota sobre el caso, esta vez, detallando las medidas que se llevaron a cabo y las pericias que restan, entre ellas una autopsia psicológica de la víctima, "un procedimiento que consiste en una recopilación de datos que permitan reconstruir el perfil psicológico de la persona fallecida, se realiza a través de un equipo multidisciplinario, integrado por trabajadores sociales, psiquiatras, psicólogos, médicos forenses, criminalistas" y que podría demorar hasta cinco meses, explicó, en el nuevo texto, la jefa del Departamento de Psicología de la Primera Circunscripción, Graciela Rickard.

 

 

 

La exposición de los detalles, que comenzaron incluso la noche del lunes, cuando se publicó un informe de lo que iba a realizarse hoy, se deba quizá a la presión social sobre Pinto, puntualmente desde varias organizaciones feministas, y al planteo de recusación que fue interpuesto por Putelli y Calderón Salomón, una medida que la Cámara de Apelaciones rechazó.

 

Desde el Juzgado de Santa Rosa adelantaron, además, que habrá audiencias testimoniales lo que resta de esta semana y hasta el 20 de agosto.

 

 

Comentá vos tambien...