29°SAN LUIS - Domingo 16 de Enero de 2022

29°SAN LUIS - Domingo 16 de Enero de 2022

EN VIVO

Una mujer cumplió cien años en Anchorena y venció las distancias de la pandemia

La fiesta soñada se redujo a una celebración íntima, con saludos por videollamada, pero no faltó el cariño y una serenata sorpresa.

Por redacción
| 03 de agosto de 2020
Foto: Gentileza.

Cumplir años en medio de una pandemia no es el escenario soñado, especialmente cuando se llega a los cien. Pero para Ángela Salinas, una vecina muy querida de la localidad de Anchorena, y sus hijos, el festejo no podía pasar por alto. Tal vez no fue lo que planificaron entre risas durante años, pero hubo videollamadas, torta, regalos y hasta una serenata sorpresa.

 

"Noble y luchadora. El tiempo no parece pesar en ella, apenas puede creer que llegó al centenar de cumpleaños", expresó Ramona, su hija, quien quiso darle otra sorpresa y contar un pequeño capítulo de su gran historia.

 

La vida la golpeó duro dos veces, primero con la muerte de un hijo y luego con la de su compañero de vida, pero nunca se rindió. Se dedicó a la familia, trabajó y logró lo que se propuso. Sostuvo, crió y educó a sus siete hijos, y ahora disfruta de 16 nietos y 14 biznietos, que este domingo la cuidaron a la distancia.

 

Para algunos tendrá más o menos relevancia, para ella son su tesoro y disfruta de esa felicidad conquistada.

 

Dos de sus hijos no pudieron estar presentes en el festejo, porque uno vive en La Pampa y otro en provincia de Buenos Aires, las dos provincias tienen una alta circulación de COVID-19. Pero a Ángela eso no importó porque "al cariño no lo detienen los virus. Además ahora hay celulares".

 

El festejo fue intimo, con su más cercanos, hubo una torta con un gran número cien que inspiró risas y recuerdos.

 

Como frutilla en el postre, hacia el final de la tarde una melodía sorprendió a Ángela, Ramona y sus hermanos: era el intendente de la localidad junto a un grupo de funcionarios municipales, que acompañados de una guitarra, le regalaron una serenata a la dama y pintaron de alegría el atardecer sureño.

 

Tal vez el domingo faltó la gran foto familiar y ese abrazo indeleble, nunca más valorado, pero hay una cosa que la familia de Ángela aprendió: no existe pandemia que pueda separarlos, ni aún a la distancia.  

 

 

 

Comentá vos tambien...