13°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

13°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Lo enviaron a la Penitenciaría por darle una golpiza a su expareja

Hay indicios de que Javier Díaz cometió siete delitos, la mayoría tiene como agravante la violencia de género.

Por redacción
| 08 de agosto de 2020
Díaz. Hace 13 días, la llevó a la fuerza a su casa, donde la mantuvo privada de su libertad y la golpeó, dijo la denunciante. Foto: Martín Gómez.

La violencia que sufría se había vuelto tan normal, tan cotidiana, que M.L.G., la víctima, le dijo a los investigadores que su ex, Javier Díaz, le había pegado tanto que ya no recordaba cuándo había empezado todo. El duro relato que dio al momento de hacer la denuncia —en la que habló de los golpes, las amenazas, los insultos, las agresiones de índole sexual y el acoso que soportaba— tuvo correlato en las marcas y moretones que tenía en el cuerpo, y que fueron constatados por un médico forense del Poder Judicial. Ayer, la jueza Penal 3, Virginia Palacios, procesó a Díaz y ordenó que fuera trasladado al Servicio Penitenciario Provincial, con prisión preventiva.

 

Según lo detallado por una fuente de la Unidad Regional I, Díaz, de 41 años, fue enviado a la cárcel por siete delitos distintos: “Amenazas reiteradas, amenazas agravadas por el uso de arma de fuego, coacciones reiteradas, daños reiterados, lesiones agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género, privación ilegítima de la libertad agravada, todo en contexto de violencia de género”, además de “Tenencia de arma de fuego de uso civil, en concurso real”.

 

La investigación del caso de violencia de género comenzó tras la denuncia que hizo M.L.G. el lunes 27 de julio por el ataque que había sufrido el día anterior. Años atrás, ella fue investigada, juzgada y condenada por matar a su entonces pareja. Pero la defensora oficial que la asistió, Claudia Ibáñez —quien actualmente se desempeña en la Justicia Federal— presentó un recurso de casación, y el Superior Tribunal de Justicia la absolvió, ya que entendió que M.L.G. era víctima de violencia de género y que se defendió legítimamente de un ataque del hombre.

 

Lamentablemente, su última relación también estaba marcada por los maltratos e intimidaciones. Ella contó que la relación con Díaz comenzó en febrero de 2019 y que finalizó hace unos dos meses. Aseguró que buena parte del tiempo que duró el noviazgo fue agredida de diversos modos, insultada y controlada por el hombre. Tras la separación, ella hizo los trámites para que le impusieran una restricción de acercamiento, que él nunca cumplió, dijo.

 

El domingo 26 de julio él la interceptó cuando volvía de pasar el día en el campo con amigos. La hizo subir a su vehículo y la llevó a su casa, en la zona oeste de ciudad. Allí, él la mantuvo privada de la libertad por horas y le pegó, sin importarle que su propio hijo estuviera allí. "Me agarró del cuello y no paraba de pegarme puñetazos. Juro que pensé que me mataba. 'De acá te vas muerta, te vas en un cajón' me gritaba", le contó la mujer en la denuncia. Fue el propio hijo del agresor, quien, ante el pedido de ayuda de la víctima, llamó por teléfono al hermano de M.L.G., y él fue a socorrerla. Al día siguiente, lo denunció. Horas después, fue detenido.

 

Comentá vos tambien...