13°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

13°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Para los Ortiz, Abel no aparecerá, pero la verdad saldrá a la luz

La familia está convencida de que uno de los sospechosos "se quebrará" y dirá qué hicieron con el hombre. El miércoles se cumplen seis años de la desaparición del joven de Villa Mercedes.

Por redacción
| 15 de septiembre de 2020
El 16 de marzo la familia, los amigos y conocidos de Abel marcharon por última vez para pedir justicia. Fotos: Juan Andrés Galli/Facebook.

El miércoles  los Ortiz cumplirán otro año más sin Abel. Desde hace seis años que el 16 de septiembre es una fecha triste que altera el ánimo de todos en la familia, de los nueve hermanos del joven desaparecido y, sobre todo, de Fermina, su madre, que en tanto se aproxima esta época del año se recluye en el silencio. A seis años de que "Pochi", como lo llamaban, fuera visto por última vez, su familia ya no tiene la ilusión de volver a verlo, pero sí mantiene viva la esperanza de que algún día el cargo de conciencia le pesará tanto a uno de los responsables por su desaparición que inevitablemente hablará y dirá qué fue lo que él y sus cómplices hicieron con el joven.

 

 

Este año, a diferencia de los anteriores, los Ortiz no caminarán el centro de Villa Mercedes, con carteles y remeras con el rostro estampado de Abel, para recordarle a la Justicia que los culpables de secuestrar y hacer desaparecer a su hermano aún están libres. Las medidas de aislamiento social para evitar la propagación del coronavirus se los impide.

 

 

La última vez que marcharon para pedir justicia por "Pochi" fue el 16 de marzo. En aquel entonces tenían pensado salir a las calles cada 15 días, porque no querían que "la causa que investiga lo que pasó con Abel desaparezca como desapareció él", expresó en su momento Valeria, una de las hermanas del hombre.

 

 

Lo último que supieron los hermanos sobre las averiguaciones fue que hace un año el juez instructor Leandro Estrada había dispuesto que los teléfonos de los tres principales sospechosos, de la ex de Abel, la peluquera Alejandra Espinosa, su amiga María Vázquez y su amante, el comisario Marcelo Acevedo, fueran peritados por segunda vez.

 

 

Aunque los celulares ya habían sido examinados por los peritos informáticos de la Policía pampeana hace cinco años, cuando fueron secuestrados, los datos que lograron extraer de los aparatos no fueron suficientes para sostener el procesamiento de los tres imputados, que luego fueron liberados. Los informes sobre esos análisis debían ser remitidos al juez al mes siguiente, pero hasta el momento eso no sucedió.

 

 

A seis años de la desaparición, a los Ortiz los invade una "sensación rara", expresó Ariel, otro de los hermanos. "A esta altura no te termina de convencer nada. No deja de ser trágico una persona que pierde a un ser querido en un accidente, por ejemplo, pero al menos sabe que está en un cementerio, nosotros no. No sabemos dónde está nuestro hermano", expresó.

 

 

Lo único que lo consuela, además de la esperanza de que algún día uno de los responsables se "quebrará" y hablará, es la solidaridad de la gente que los ha acompañado en este recorrido, en las innumerables marchas y manifestaciones. "Tenemos que llegar a la verdad, por mi familia, por mi padre, quien murió esperando saber lo que pasó con su hijo", dijo.

 

 

"Pochi" fue visto por última vez el 16 de septiembre de 2014, cuando salió de la casa de su ex, Alejandra Espinosa, en el barrio La Ribera. La mujer fue procesada y estuvo detenida por la desaparición. 

 

Comentá vos tambien...