29°SAN LUIS - Viernes 09 de Diciembre de 2022

29°SAN LUIS - Viernes 09 de Diciembre de 2022

EN VIVO

Llegar a la verdad, la esperanza de los hermanos de Abel Ortiz

Tienen fe de que la ex del hombre y los policías implicados en el caso caigan ante la ley.

Por redacción
| 16 de septiembre de 2021
Una lucha de siete años. Patricia, Marcela y Ariel, hermanos de Abel. Foto: Luciana Iglesias.

Hace siete años, Abel "Pochi" Ortiz salía de la casa de Marcela, una de sus hermanas, en el barrio La Ribera de Villa Mercedes, donde vivía hacía unos meses. Le dijo que iría al gimnasio, luego se vería con su ex, la peluquera Alejandra Espinosa, y más tarde regresaría. Esa fue la última vez que los Ortiz supieron de su hermano. En los días siguientes, la familia empezó una lucha que perdura hasta hoy: la incansable búsqueda de Abel, de la verdad sobre lo que sucedió con él y de los responsables de su desaparición, que deben pagar con la cárcel todo el mal que han hecho, consideran. Pese al paso de los años, la fe de que eso suceda está intacta para ellos, más aún con el reciente encarcelamiento de Espinosa y los llamados a indagatoria de ella, del excomisario Marcelo Acevedo, su amiga María Vásquez y la policía Marcela Rodríguez, sindicados como miembros de la asociación ilícita que, entre otros delitos, se ocupó de hacer desaparecer a Abel. "Vamos a llegar a la verdad porque el juez (Leandro Estrada) tiene coraje y también lo tiene nuestra abogada, que vive recibiendo amenazas, y porque cuando se acciona a favor de la Justicia la gente empieza a creer y se animan a declarar... Hay muchos testigos, pero no han querido hablar por miedo", manifestó Ariel, uno de los hermanos de Ortiz.

 

El reciente procesamiento con prisión preventiva de la peluquera y de su hija Daiana Villegas por intentar matar a tiros a un adolescente en su barrio, va en la misma línea de lo que los Ortiz denuncian desde el 2014: que Espinosa y las personas con las que ella se manejaba, muchos policías, son delincuentes que se movían con total impunidad avalados por el comisario Acevedo, expresó Patricia, otra de las hermanas de Abel.

 

Durante estos siete años la familia ha tenido que "remar con estos delincuentes, también con los policías que taparon la causa para que no sea investigada, con los abogados de esos personajes que no hacen más que mentir", remarcó Marcela, otra de las hermanas del joven desaparecido.

 

Pero, pese a todos esos obstáculos, y que los primeros encargados de investigar la desaparición de Abel han sido los mismos "policías corruptos” a los que no les convenía que saliera a luz que "Pochi" fue víctima de un crimen, los hermanos sienten que será difícil, mas no imposible, para el juez y el fiscal llegar a la verdad.

 

El hecho de que el defensor de Espinosa haya solicitado que Abel sea llamado a declarar en la causa por tentativa de homicidio por la que está procesada la peluquera no solo es una burla para la familia, sino también para la Justicia y la sociedad, opinó Patricia.

 

Hoy, a partir de las 17, los Ortiz, sus amigos y la gente que se solidarizó con ellos estos siete años se reunirán en la plazoleta ubicada en Almafuerte y Mulleady, donde el rostro de "Pochi" está inmortalizado en un mural. Será para recordar al joven de una manera pacífica, compartiendo mates, la lectura de poemas y entonando las canciones que escribieron para recordar que él no se fue, sino que lo hicieron desaparecer.

 

Comentá vos tambien...