21°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

21°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

EN VIVO

Este viernes se cumplen dos años de la desaparición de Delia Polijo

Su familia asegura que no descansará hasta saber qué pasó con la adolescente. Pide que el caso tome repercusión nacional.

Por redacción
| 17 de septiembre de 2020
Delia desapareció a los 14 años, cuando volvía de la escuela. Foto: internet.

Este viernes se cumplen dos años de la desaparición de Delia Gerónimo Polijo en La Paz, Traslasierra. Sus padres, Mario y Modesta, no bajan los brazos y la siguen buscando.

 

Su familia y organizaciones sociales y de derechos humanos preparaban una marcha en la plaza principal para seguir insistiendo y visibilizando que “se llevaron a Delia en la cara de la gente”. Sin embargo, debió ser suspendida debido a la situación sanitaria que atraviesa la localidad, donde recientemente se detectaron casos positivos de coronavirus.

 

Su papá Mario aclaró que una vez que pase esta situación volverán las manifestaciones en reclamo de verdad y justicia, tal como lo venían haciendo todas las semanas.

 

“Queremos que nos escuchen en todos lados. Necesitamos que el caso de mi hija tenga repercusión nacional”.

 

 

 

Delia tenía 14 años cuando el 18 de septiembre salió de la escuela más temprano de lo habitual -por las celebraciones del Día de la Primavera- y, a pie, por la ruta 205, se dirigió hacia su casa, en el paraje La Guarida, adonde nunca llegó.

 

La cámara de seguridad de la estación de servicio de La Paz registró su paso poco después de las 16. Vecinos la vieron salir del pueblo, pero, en la curva 1 del hipódromo, se perdió su rastro. La Policía encontró luego en los pastizales la pulsera y una colita de cabello que llevaba ese día. También había un par de aritos sin usar que había comprado en un comercio del pueblo.

 

Muchas fueron las versiones que corrieron en torno a una posible desaparición voluntaria por parte de la adolescente, pero lo cierto es que la chica “estudiosa, alegre, solidaria y apegada a su familia”, tal como la describen los diferentes testimonios, desapareció muy cerca de casa y no se la tragó la tierra.

 

El 23 de diciembre de 2018 hubo un vuelco en el caso. Una mujer, vecina de La Guarida, denunció a su pareja, Mauro Martínez (27), por amenazas de muerte y declaró que él estaba vinculado con la desaparición de la joven.

 

Ese día entregó en la comisaría una cadenita con un corazón partido y otros elementos. Esa cadenita era de Delia.

 

En una entrevista que concedió, la mujer dijo que en una pelea el hombre amenazó con que “la iba a matar como a la boliviana” y que iba a arrojar su cuerpo en el “pozo balde” -perforaciones de agua- de “Pinocho”, como lo hizo con Delia y que los radares no la iban a encontrar.

 

Tras la denuncia de la mujer, ordenaron su detención. Aquel 24 de diciembre la Policía encontró a Martínez ahorcado en un árbol en el monte.

 

Los rastrillajes en “pozos balde”, de 50 metros de profundidad, para hallar el cuerpo sin vida de Delia no arrojaron resultados en todo este tiempo y tampoco hay precisión de cuántos hay en la zona donde desapareció la estudiante.

 

El Corredor Noticias

 

 

 

Comentá vos tambien...