20.1°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

20.1°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

EN VIVO

Una nueva hipótesis reactivó la angustiante búsqueda de una adolescente

Creen que la chica podría haber estado secuestrada en una casa. Se inspeccionó una vivienda y se analizaron elementos. La nueva fiscal no descartó ni confirmó la teoría.

Por redacción
| 08 de agosto de 2019
La chica desapareció cuando volvía del colegio, alrededor de las 17 del 18 de setiembre de 2018, al sur de Traslasierra. Foto: Medios.

 

Tras once meses de misterio, nuevos hallazgos y procedimientos diversos no confirmaron, esta semana, las presunciones que desde hace tiempo rodean el misterio de Delia Gerónimo Polijo, la adolescente de 14 años que desapareció en setiembre de 2018 en el pueblo de La Paz, al sur de Traslasierra.

 

Distintas versiones recientes indicaban que la adolescente habría estado secuestrada en una vivienda rural cercana al pueblo.

 

Fuentes judiciales afirmaron que un allanamiento realizado este martes en el lugar, y otros procedimientos, no alcanza para confirmar ni para refutar la hipótesis.

 

En la causa asumió una nueva fiscal, Lucrecia Beatriz Zambrana, tras la asunción como juez de Raúl Castro, quien venía investigando el caso. El caso de Delia se destaca por la intensidad del misterio que implica.

 

La chica desapareció cuando volvía del colegio alrededor de las 17 del 18 de septiembre pasado, luego de caminar los casi seis kilómetros que separan el centro de La Paz de su hogar, en el paraje denominado La Guarida.

 

La búsqueda tuvo de entrada una intensidad llamativa, pero no logró resultados. La comunidad boliviana, a la que pertenece la familia Gerónimo Polijo, junto a grupos de derechos humanos, encabezó los reclamos de justicia.

 

“Queremos saber qué pasó con mi hija, ya pasó demasiado tiempo”, dijo ayer Mario Gerónimo, el padre de la adolescente, en los tribunales de Villa Dolores.

 

El 24 de diciembre, la causa tuvo un hito: un vecino de Delia apareció ahorcado. Se trata de Mauro Martínez (27), quien hasta ahora es el principal sospechoso de estar vinculado a su desaparición.

 

La tarde anterior, la esposa del joven había denunciado en la subcomisaría local que Martínez la había amenazado diciéndole que la iba a matar para luego arrojarla a un pozo. “Como hice con la boliviana”, le habría expresado.

 

Sin embargo, la mujer, además, llevó elementos que podrían haber implicado pruebas de la agresión a Delia. La Policía encontró a Mauro colgado.

 

Las inspecciones realizadas este tiempo en los numerosos pozos de la zona no dieron resultados.

 

Otra versión vecinal señala que Delia habría estado secuestrada en la casa de Nieves Domínguez, una anciana sola que falleció hace poco tiempo.

 

Su casa, en el paraje Corralito “abajo”, no lejos de La Guarida, habría quedado al cuidado de unos jóvenes amigos del fallecido Martínez. Los comentarios indicaban que el domicilio era usado para fiestas descontroladas entre los jóvenes; y que en el lugar pudieron tener a Delia en contra de su voluntad.

 

El martes, la Policía encontró en el lugar dos armas de fuego y secuestró diversos elementos, entre ellos ropas a medio quemar.

 

Es costumbre de algunos vecinos incinerar residuos, por lo que el dato no necesariamente se asocia a la intención de eliminar pruebas. La casa tiene un aljibe y una pequeña represa. Los moradores son dos hermanos vinculados familiarmente a Martínez. Fuentes policiales indicaron que contribuyeron al procedimiento.

 

 

Comentá vos tambien...