29.7°SAN LUIS - Miércoles 27 de Enero de 2021

29.7°SAN LUIS - Miércoles 27 de Enero de 2021

EN VIVO

Denunció que un policía le pegó un tiro sin razón

El hombre de 42 años estuvo internado un mes y medio y en más de una oportunidad en terapia intensiva.

Por redacción
| 11 de enero de 2021
Marcado. Lescano dijo que por el balazo tuvo que ser operado seis veces. Foto: Luciana Iglesias.

Este fin de semana, después de un mes y medio de estar postrado en una cama del área de internación de diferentes centros de salud, Pablo Lescano volvió a su casa del barrio 365 Viviendas de Villa Mercedes. Recién en estos días que empieza a recuperarse del balazo, por el cual casi le amputan una pierna y estuvo al borde de la muerte en terapia intensiva, halló el tiempo y la fuerza para denunciar el hecho por el que terminó herido de esa forma. Denunció que el 29 de noviembre pasado, cuando estaba en la vereda de la casa de su madre, con su familia, una patrulla se estacionó frente al domicilio y, sin darle explicaciones, un policía efectuó un primer tiro intimidatorio contra su hermano y después le dio un balazo a él en la pierna.

 

Si bien el sábado y ayer pudo estar en su domicilio, es muy probable que hoy el hombre de 42 años sea nuevamente internado. "Tengo neumonía. Me cuesta respirar y hablar porque me agito", contó. Esa secuela fue, según dijo, una de las tantas del disparo. "Estuve tanto tiempo internado que me pesqué una neumonía y casi me muero", aseguró.

 

Contó que estuvo más de un mes en el Policlínico Regional y, a principios de este mes, fue derivado al Sanatorio de la Merced, donde permaneció internado otros siete días. "En el hospital me tuvieron que operar seis veces para reconstruirme la pierna, para no tener que amputármela", remarcó.

 

En una de esas cirugías le extrajeron el proyectil que le había perforado la parte superior de la pierna izquierda. "Estuve por pasar al otro lado varias veces, porque además de la neumonía, me dio una trombosis que casi me mata", relató. La trombosis sucede cuando se forma un coágulo de sangre en la vena de una pierna y eso interrumpe el normal flujo sanguíneo hacia el corazón.

 

Si una nueva internación no se lo impide, Lescano espera, en la semana, ratificar la denuncia que su abogado, Emmanuel Correa Otazú, asentó el jueves y por el que deberá intervenir el Juzgado de instrucción Penal 3.

 

El ataque al que aún el hombre, que se ganaba la vida como albañil, no le encuentra explicación sucedió alrededor de la 1:40 de la mañana, en el pasaje 1 del barrio Eva Perón I. "Yo estaba en la casa de mi mamá. Estábamos todos en la vereda, mi vieja, mi hermano, mis sobrinos. Había un montón de gente", dijo.

 

En un momento, vieron llegar una camioneta de la Policía. Del móvil se bajaron tres efectivos, entre ellos dos hombres y una mujer. "Nos dijeron 'contra la pared, contra la pared' y yo les dije 'pero estoy en mi casa'", narró. En eso escuchó un disparo.

 

"Me acerco para ver y el policía, que era el que manejaba la patrulla, había disparado cerca de donde estaba mi hermano", aseveró. "¿Cómo le va a tirar un tiro a mi hermano?", le reclamó Lescano. "Cuando le dije así, sentí el impacto en la pierna", afirmó.

 

Relató que, después de herirlo, los tres efectivos se fueron y, más tarde, llegaron otros, en otra patrulla, y reconocieron que sus camaradas se habían excedido.

 

"No sé qué fue lo que pasó. Nunca tuve problemas ni yo ni mi familia. No tengo antecedentes. Trabajo y tengo tres hijos", subrayó.

 

"Desde que lo hirieron nadie se acercó a pedirle disculpas. Lo dejaron tirado", señaló Correa Otazú, quien espera que su cliente ratifique la denuncia, para comenzar a presentar pruebas en el Juzgado.

 

Comentá vos tambien...